Se reactivan importaciones de leche en polvo de la Unión Europea

Por: 
CONtexto ganadero
19 de Octubre 2017
compartir
Importaciones leche en polvo julio 2017 Colombia, importaciones leche en polvo 2017 Colombia, importaciones leche en polvo Colombia, importaciones leche colombia noticias, cifras importaciones leche colombia, importaciones leche colombia industria, minagricultura importaciones leche colombia, importaciones leche colombia fedegán, CONtexto ganadero, ganaderos colombia, noticias ganaderas colombia
Con la baja en el precio de la tonelada de leche en polvo, los industriales comprarán el producto desde la UE a cero arancel hasta copar el contingente. Foto: blog.nutrabio.com - paris-europlace.com
La compra de leche en polvo proveniente del Viejo Continente se detuvo desde mayo. Sin embargo, aprovechando la caída del precio internacional, las empresas adquirieron en las últimas semanas más de 300 toneladas del derivado lácteo.
 
De hecho, la industria empezó a agotar nuevamente la reserva de contingentes arancelarios de leche en polvo acordados en el Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea, que estaban detenidos hasta mayo de este año.
 
En los primeros meses de 2017, las empresas nacionales, como pasteurizadoras y confiterías, coparon todo el contingente de los Estados Unidos (8.858 toneladas) y compraron 4.000 toneladas más, así como el 68% del contingente la UE (3.800 toneladas).
 
Sumando las importaciones de Bolivia, México, Argentina y Ecuador, entre otros, en el primer semestre Colombia adquirió 26 mil 484 toneladas de lácteos por un total de USD 68 millones 909 mil. (Lea: Más de 26 mil toneladas de lácteos se importaron en primer semestre de 2017)
 
Esto a pesar de que el dólar ha rondado los $3.000 y que la tonelada de leche en polvo se ubicó en su punto más alto en USD 3.312, en mayo de 2017. Los expertos especulan que el elevado precio fue el motivo por el cual las compras en el exterior se detuvieron.
 
No obstante, en los meses siguientes el valor empezó a disminuir y se mantuvo estable hasta iniciar una nueva caída en septiembre, donde la tonelada registró los USD 3.122, hasta que en octubre se ubicó en los USD 3.014.
 
Al mismo tiempo, las importaciones registraron un aumento en julio, aprovechando la reducción del precio entre mayo y junio de este año, al caer 300 dólares en ese periodo. (Lea: Más de 2.600 toneladas de productos lácteos se importaron en abril)
 
Así pues, a julio de 2017 han ingresado 29 mil 703 toneladas de productos como leche en polvo, quesos y lactosueros que en total suman USD 76 millones 673 mil. El país con la mayor entrada de productos sigue siendo Estados Unidos, seguido por Bolivia y Francia (en número de toneladas) o México (valor de las importaciones)
 
Si analizamos solamente las compras a la Unión Europea, que incluyen Francia, España, Países Bajos, Polonia y otros, hasta junio de 2017 habían entrado 4.070 toneladas de derivados lácteos, incluyendo quesos frescos y fundidos.
 
Para julio de este año, esta cantidad subió a 4.960 toneladas por un valor de USD 11 millones 812 mil (contando todos los derivados de la leche). (Lea: El 100 % del contingente de leche en polvo de EE.UU. ya fue importado)
 
De esas toneladas, 3.800 son leche en polvo, entera o descremada, que corresponden al contingente hasta julio. Pero al mirar las cifras hasta septiembre, se puede observar que la industria compró 345 toneladas más, para un total de 4.145 toneladas de las 5.600 que pueden adquirir sin pagar arancel.
 
Según Óscar Cubillos, coordinador de la oficina de Planeación de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, con la baja en el precio internacional de la leche se observará un incremento en las importaciones, pero cree que no llegará al mismo nivel de 2016.
 
“Hubo una desaceleración en el segundo trimestre de importaciones, por lo que es muy probable que el número de toneladas se reduzca en comparación al 2016”, sostuvo.
 
Sin embargo, espera que las empresas copen todo el contingente de la UE, que en los últimos datos va en el 74% y todavía falta adquirir 1.455 toneladas de leche en polvo, más los otros derivados que ingresan de estos países.