3 factores que provocan hernias umbilicales en bovinos

Por: 
CONtexto Ganadero
06 de Julio 2016
compartir
hernia umbilical en bovinos ganadería
Si no hay un buen manejo al interior de la finca, la solución es quirúrgica. Foto: jairoserrano.com.
Este síntoma se presenta generalmente en terneros recién nacidos y tiene una incidencia que puede llegar a ser de hasta el 8 % en los sistemas productivos. Tenga en cuenta estas recomendaciones para que sus bovinos no las padezcan.
 
Las hernias umbilicales en bovinos son una dificultad que sufren algunas crías debido a un defecto en el cierre de la pared abdominal o un punto débil del anillo umbilical, situaciones que facilitan esta sintomatología. (Lea: Conozca las claves para desinfectar ombligos de terneros)
Sin embargo, hay 3 factores que influyen para que una población de animales recién nacidos sufran con esta situación: herencia, trastornos durante sus primeros días de vida y mal manejo de los ombligos.
 
Joaquín Gómez, médico veterinario, especialista en docencia universitaria y docente de la cátedra de clínica para grandes especies en la Universidad Cooperativa y Universidad de Santander, explicó de forma detallada las 3 razones para que las crías presenten esta dificultad.
 
Herencia
 
Es posible una cría padezca de una hernia como resultado de la herencia que pueden transmitir tanto padre como madre a un becerro. Es decir, ese problema puede provenir de unos genes autosómicos recesivos, los cuales en condición homocigótica ocasionan una predisposición en el animal próximo a nacer. (Lea: Inflamación de ombligos en terneros puede generar 4 enfermedades)
 
En ese caso la única forma de prevenir sería tener muy buenos registros del padre, para poder identificar a los posibles toros que tienen ese problema”, contó Gómez.
 
Traumatismos en los primeros días de edad
 
Durante las primeras horas posparto puede aumentarse la presión intraabdominal y las vísceras puedan protuirse a través del anillo umbilical. Eso puede provenir de maltratos que causen esa compresión.
 
Mal manejo de los ombligos
 
Para el docente, esa situación se presenta en muchas ganaderías del país, por lo que recordó que el ombligo debe cicatrizar de forma correcta una vez el ternero nace.
 
“Si ese ombligo por mal manejo sufre inflamación o infección, es muy posible que sea uno de los factores que llevan a que se presenten hernias umbilicales. Por esta razón, se recomienda un adecuado tratamiento en esa área del cuerpo y para eso es clave un nacimiento en buenas condiciones de higiene, ligar y cortar la zona y sumergirla en solución de yodo”, explicó. 
 
El docente recordó que muchos de estas situaciones a no ser que provengan de forma hereditaria, pueden ser controladas si hay un buen plan de manejo al interior de las fincas. Por lo que invitó a los productores a que cuiden el ombligo de los ejemplares tras el parto, pues es esencial para evitar hernias. (Lea: Las 5 enfermedades bacterianas más comunes en terneros)
 
“De lo contrario la única solución es el tratamiento quirúrgico, aunque en muchas ocasiones no se justifica hacerlo por cuestiones de distancia, tiempo y dinero. Eso sucede principalmente en ganaderías comerciales o de carne, pues el procedimiento es invasivo y no es muy fácil practicarlo en animales de esas características”, remató.
 

El experto también les pidió a los ganaderos llevar registros rigurosos, pues si llevan notas de los animales con hernias al nacer, es fácil detectar el toro que está transmitiendo el problema y descartarlo del hato. (Lea: 5 recomendaciones para tener crías bovinas más productivas)