Abrevaderos, una solución fácil pero de cuidado para tiempos secos

Por: 
CONtexto ganadero
12 de Marzo 2020
compartir
Agua, alimentación, animal, abrevadero, jagüey, nutriente, vector, patógenos, hídrico, Recursos Naturales, Precipitaciones, lluvia, rumen, metabolismo, fauna, pilones, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Los abrevaderos son una alternativa fácil y rápida para que los ganaderos tengan agua para sus animales en la temporada seca. Foto: inta.gob.ni

El agua es un nutriente importante en la alimentación animal por la incidencia directa que tiene en los ciclos biológicos y es determinante para mantener constantes fisiológicas adecuadas.

 

Sirve como vehículo de nutrientes a la vez que juega un papel importante en la regulación de la temperatura corporal. Por otro lado, no hay que olvidar que puede ser un importante vector de transmisión de microorganismos patógenos, por lo que su control en la explotación es fundamental, señala el Ing. MSc. José Agustín Torres, en el portal inta.gob.ni (Lea: 10 mandamientos para tener agua en la finca ganadera)

 

Agrega que el uso racional y manejo integral de los recursos hídricos son prioridad mundial para la conservación de los recursos naturales; la precipitación pluvial, el escurrimiento superficial y la infiltración del agua de lluvia; además, condicionan la recarga de acuíferos y el agua disponible en diferentes estructuras de captación naturales o artificiales y la conducción del agua.

 

Por lo tanto se necesita suficiente disponibilidad de agua, ofrecida en estructuras eficientes y de bajos costos, mediante las que se pueda suministrar agua directamente, la que debe ser de excelente calidad que contribuya a la fermentación normal del rumen y el metabolismo, con el fin de lograr una buena digestión, absorción de nutrientes, mantener la elasticidad de los tejidos, la fluidez de la sangre y la producción de secreciones. (Lea: Agua en bebederos permite obtener una ganancia de peso adicional del 16%)

 

Por su parte, la agrupación naturalista Esparvel Cuenca, en su portal, indica que es conveniente en el diseño de estos proyectos adecuarlos al máximo con la topografía del terreno y con la cubierta vegetal existente. De tal forma, que el movimiento de tierras y el desbroce de vegetación sea mínimo.

 

Se priorizarán los materiales tradicionales para la construcción de fuentes y abrevaderos. Madera, piedra o cerámica serán utilizados siempre que sea posible.

 

Cuando la captación de agua se realice de un manantial natural, es aconsejable dejar libre una parte del caudal. De esta forma se mantendrán las condiciones ecológicas ligadas a esta surgencia de agua. En caso de nuevos sondeos, es recomendable que una parte del caudal se deje correr libremente, recreando de esta forma un hábitat natural y enriqueciendo ecológicamente el paraje. (Lea: Guía del manejo del agua en la producción ganadera)

 

Es importante, siempre que sea posible, separar lo suficiente la fuente de los abrevaderos. De tal forma que la primera pueda ser utilizada –en buenas condiciones de salubridad- por las personas, dejando el abrevadero para el uso ganadero exclusivamente. De esta forma se conseguiría que la gente que acude a la fuente para beber no corra los riesgos inherentes de mezclarse con heces ganaderas y otro tipo de parásitos que lleva aparejado el ganado, indica el portal.

 

Añade que deberá procurarse que el diseño de los pilones no sea adecuado para fregar utensilios de cocina, pues pese a la prohibición de hacerlo, todavía existen desaprensivos que friegan sus cacharros en los cursos de agua, con el consiguiente deterioro de la calidad del agua para el ganado y para el medio ambiente en general.

 

Igualmente señala que debe procurarse que el fondo de los abrevaderos no sea liso y mucho más recrear en el seno de los pilares pequeñas oquedades. Ambas medidas ayudarán a la fauna acuática a resguardarse de las agresiones exteriores y contarán con un nicho óptimo para reproducirse y protegerse. (Lea: Coseche agua para enfrentar el Fenómeno de El Niño)

 

Los aliviaderos de fondo de los pilones deberían estar unos centímetros por encima de la rasante del fondo, de tal forma que en las operaciones de vaciado y limpieza de los abrevaderos, no se elimine por completo esa pequeña capa de limo, donde se encuentra buena parte de las puestas y de pequeños invertebrados acuáticos. Esta delgada lámina no merma significativamente la capacidad de embalse del abrevadero y su valor ecológico es importante, advierte.

 

Es fundamental facilitar el acceso y la salida de los animales en los abrevaderos. Para conseguirlo alguna de las medidas que se pueden adoptar son: dejar la cabecera de los pilares a nivel con el suelo, construir pequeñas rampas adosadas por dentro y fuera de los pilones, situar los aliviaderos de los pilares en su cota máxima de tal forma que la lámina de agua llegue hasta el borde superior del pilar, etc… (Lea: Recomiendan el uso de flotadores para ahorrar agua)

 

La repoblación con especies vegetales autóctonas adecuadas en el entorno del abrevadero es otra medida conveniente. Con ello, además de proporcionar sombra al ganado, disminuirían las pérdidas por evaporación en los pilares y protegería a muchas especies de la radiación ultravioleta a la que son muy sensibles las puestas de determinados grupos animales, entre los que cabría destacar a los anfibios. En la ejecución de esta medida habría que priorizar la facilidad de acceso del ganado al agua.

 

En las tareas de mantenimiento y limpieza de los abrevaderos se evitará la limpieza simultánea de todos los pilares, dejando siempre algunos sin limpiar, que servirán de reservorio ecológico para iniciar de nuevo una rápida expansión sobre los pilares acondicionados. Siempre que sea posible y que el lecho de los pilares no afecte a su funcionalidad, se mantendrá sus capas de limos en el fondo. (Lea: Calidad y cantidad de agua que requieren los bovinos)

 

Cuando se tiene una granja o algún tipo de explotación ganadera, se debe prestar atención al abrevadero, sobre todo a su estado y a los materiales con lo que está hecho, siendo preferible abrevaderos de fibra en vez de abrevaderos metálicos, indica el portal zotal.com.

 

Con frecuencia, estos pilones construidos para que el ganado beba, no se les presta la atención adecuada, y los ganaderos descuidan el limpiarlos con regularidad, con lo que está promoviendo que los animales enfermen, y estos a su vez propaguen alguna enfermedad al resto de cabezas de ganado, con el consiguiente perjuicio económico.

 

Un abrevadero debe limpiarse con la suficiente frecuencia que garantice la calidad del agua de bebida, y siempre al menos una vez por semana.

 

Hay que tener en cuenta que en un abrevadero, además de agua, hay saliva, algas, restos de comida y hasta excrementos de otros animales, como aves que se posan en el abrevadero para beber de él, con el peligro de contagio que ello conlleva.

 

Por ello, antes de echar el agua de nuevo, se debe limpiar bien el abrevadero con un cepillo, y si es posible, usando algún producto desinfectante específico. Cualquier producto que se use para desinfectar el abrevadero, debe ser bactericida, virucida y fungicida.