Agrosavia desarrolla software para mejorar el bienestar animal en sistemas de lechería

Por: 
CONtexto ganadero
28 de Julio 2021
compartir
software, Producción, sanidad, calidad, Bienestar Animal, bovinos, especies pecuarias, mejoramiento, Mas Bienestar, investigación, trópico alto, Sabana de Bogotá, condición corporal, diseño de instalaciones, prevención de mastitis, cojeras, control de moscas, enfermedades, Agua, alimento, registros, terneras, vacas, ordeño, estrés, salud podal, pezuñas, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Por medio del software Más Bienestar, Agrosavia busca apoyar a los ganaderos de leche a tener mejores resultados en sus hatos. Foto: Captura de pantalla del video youtube.com/watch?v=TpVH9-sMY_g del canal de youtube TvAgro

Así como es importante la producción, la sanidad y la calidad, también el bienestar animal es clave y se viene avanzando en ese sentido no solo en bovinos sino en otras especies pecuarias, señaló el director del Centro de Investigación Tibaitatá de Agrosavia, Juan Diego Palacio.

 

En tal sentido la entidad desarrolló el software gratuito 'Más Bienestar', cuyo fin es aportar al mejoramiento de la ganadería de leche, donde la responsabilidad y el cuidado animal sea cada vez más evidente en los predios pecuarios en aras de mejorar la producción nacional, según indicó Fredy García, Investigador PhD Asociado de Agrosavia.

 

Se trata de un software que involucra todos los resultados que se han obtenido durante más de una década de investigación en bovinos lecheros sobre todo en la zona del trópico alto de la Sabana de Bogotá. (Lea: Bienestar animal: una cuestión ética pero también económica)

 

Este esfuerzo se centró en la identificación de cuáles eran esos mejores indicadores para evaluar en nuestras condiciones particulares, tropicales, los sistemas de producción lecheros y son los que se reflejan en este software.

 

Una de las fortalezas de este software es que fue pensado y desarrollado in situ, en esos predios donde los productores de leche de la Sabana de Bogotá desarrollan su actividad, indicó García.

 

Dentro de los indicadores que permiten establecer el grado de bienestar animal en finca se destacan: condición corporal, diseño de instalaciones, prevención de mastitis y cojeras, así como el control de moscas del ganado.

 

Este software también es una herramienta de educación para todas las personas que de una u otra manera interactúan con los bovinos lecheros.

 

Por su parte el profesional de apoyo en investigación, Diego Ahumada, señaló que estos indicadores fueron seleccionados a partir de criterios que sean válidos, factibles y fáciles de implementar en las fincas. (Lea: El bienestar animal mejora la cantidad y calidad de la leche)

 

Existen diferentes tipos de indicadores a partir de lo que se ve en el animal, como el caso de presentación de enfermedades; otros a partir de los recursos a los cuales el animal tiene acceso como disponibilidad de agua y alimento; y otros con base en los registros que se llevan en finca como la mortalidad en terneros y vacas.

 

En cuanto al ordeño hay diferentes aspectos a evaluar como el ruido, cómo se hace para que el animal no entre con estrés y la rutina de ordeño.

 

Se debe tener en cuenta que la salud podal en los bovinos dedicados a la producción de leche es muy importante porque a partir del gran dolor que genera una cojera, por ejemplo, se puede afectar la producción, por eso se debe hacer el recorte de las pezuñas de tres a ocho semanas previas al parto o entre 30 y 45 días posparto.

 

Cuando se entren a intervenir las pezuñas es importante que no esté cerca al parto porque se le puede generar una cojera o en el momento en que va a tener su pico de producción porque si se genera dolor se puede comprometer la expresión de esa producción.

 

En sistemas de lechería especializada existen heridas de diferentes tipos que generalmente se relacionan con instalaciones inadecuadas que ocasionan que el animal se lesione. Por eso, la idea es que desde el momento de la construcción o establecimiento de las instalaciones se busque que sean ideales para que el animal no entre en riesgo de lesionarse. (Lea: Primer Manual de Bienestar Animal de Colombia cumple con estándares internacionales)

 

Con el software se hace una clasificación del tipo de heridas del animal si son fáciles y rápidas de sanar o si son más complicadas. Con la información recolectada se puede establecer si la finca tiene o no un problema de heridas y el software genera una serie de recomendaciones.

 

Entre tanto, Aldemar Zúñiga, investigador de Agrosavia, manifestó que otro aspecto que se debe tener en cuenta en el bienestar animal es la suciedad y esto se evalúa en la parte posterior del animal. Se tienen unos valores de cero a 3 donde cero son vacas limpias y 3 totalmente sucias.

 

Con esto se evita una mastitis subclínica que se puede generar por cantidad de barro en la ubre o los pezones porque puede haber proliferación de bacterias.

 

También el impacto de las moscas hematófagas en la ganadería de lechería especializada es muy alto porque afectan todas las libertades que tienen los animales, sostuvo el Profesional de investigación Jaime Cubides.

 

Además las picaduras causan enfermedades y lesiones secundarias que puedan llevar a infecciones. En el software se evalúa por un minuto todos esos comportamientos defensivos de la vaca frente a las moscas y dependiendo el conteo se hacen recomendaciones. Se mira desde la cabeza hasta la cola. (Lea: Bienestar animal, el mejor aliado de la producción ganadera)

 

A su vez, Diana Rojas, Profesional de investigación, señaló que la condición corporal es un indicador del estado nutricional de los animales, y se les clasifican como delgados, en estado adecuado o muy gordos. El uso de este indicador permite establecer las deficiencias nutricionales y los problemas de la salud del ganado.

 

La condición corporal influye directamente en la producción, la reproducción, la salud y el bienestar de todos los animales de la finca. Para establecerla se hace en una escala de uno a cinco donde uno es un animal demasiado flaco y cinco demasiado gordo.

 

En caso de cojeras o algún tipo de enfermedad las vacas tienden a perder peso y eso se refleja en su condición corporal para adoptar los correctivos del caso.