Agua: ‘si usted no se atreve a tomarla, no la de a las terneras’

Por: 
CONtexto ganadero
29 de Octubre 2020
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, calidad de agua, agua para terneras, cuidado de las terneras, liquidos para las terneras, cuidado de agua para terneras, suministro de agua para las terneras, diarreas en terneras, Diarrea neonatal bovina
Durante los primeros días de la ternera, es importante el suministro de agua totalmente potable, para evitar la presentación de enfermedades. Foto: Tomada de Charla TvGan Colombia "Importancia del levante de las terneras"

El agua es un elemento vital para el proceder diario de la ganadería y agricultura, pues se requiere para todas actividades que se realizan dentro de los predios, además que es clave para la nutrición e hidratación de los animales.

 

Durante el desarrollo de la vida de los ganados bovinos, los productores deben garantizarles el suministro de agua, de tal forma que esto ayude al crecimiento del animal y a la productividad de la explotación. De su cuidado, depende que se evite la presentación de enfermedades que conllevan consecuencias graves hasta fatales dentro del negocio. (Lea: Calidad y cantidad de agua que requieren los bovinos)

 

Diana Cristina Posada, médica veterinaria de la Universidad de Antioquia, indica que el agua se convierte en uno de los agentes importantes dentro de los primeros días de vida del ternero, razón por la que el productor debe cuidar mucho el suministro y calidad de la misma.

 

“El agua es muy importante en la vida del animal, especialmente para los terneros. Como productor debemos grabarnos una frase ‘si usted no se atreva a tomarla, no la de a las terneras’. He escuchado mucho a los ganaderos decir que no dan agua a las terneras porque produce diarrea, pero es un concepto errado”, describe Posada.

 

La experta explica que lo que causa diarrea al momento de brindar agua a las terneras es que muchas veces ese líquido no es de buena calidad, razón por la que hace énfasis en la frase anteriormente mencionada.

 

“Las terneras al ser pre-rumiantes tienen un estomago que no está tan desarrollado y es como el nuestro. Entonces si nosotros no tomaríamos esa agua, mucho menos nuestras terneras que son muy distintas a una vaca adulta, en la cual el agua que bebe llega a su rumen, teniendo un estomago con muchas bacterias que están procesando todos los alimentos que van llegando”, detalla Posada.

 

La calidad del agua de las terneras debe ser totalmente potable para que estos animales la puedan consumir. Hay que tener presente que estos animales tienen igual requerimiento de agua que los humanos.

 

 

“La leche o el lactoreemplazador no constituyen agua libre y esta es necesaria para el crecimiento de las bacterias ruminales y el desarrollo ruminal, por ello debe administrarse desde la primera semana de vida del ternero”, expresa Posada. (Lea: Guía del manejo del agua en la producción ganadera)

 

Además, Posada menciona que los únicos líquidos que las terneras van a tomar en sus primeros días no puede ser la leche o el lactoreemplazador, por lo tanto deben tener en la finca una oferta de agua de buena calidad.

 

La experta señala que debe controlarse el consumo individual de este líquido, de tal forma que se pueda evitar la presentación de diarreas y de terneras ‘barrigonas’, como se suele llamar en el día a día del campo.

 

En palabras de Posada, “ofrecer el agua necesaria mejora el consumo de concentrado, así como la ganancia de peso. Además reduce los casos de diarrea neonatal que suele ser un problema común en muchas fincas donde hay casos fatales de animales y pérdidas económicas importantes”, concluye Posada. (Lea: Agua en bebederos permite obtener una ganancia de peso adicional del 16 %)