Algunas claves a la hora de elaborar camas para vacas, cerdos y pollos

Por: 
CONtexto ganadero
26 de Mayo 2022
compartir
cama para bovinos y cerdos
Una cama para cualquier tipo de ganado consiste en recoger la excreta de los animales y hacer un colchón con material vegetal en el piso del corral. Foto: Cortesía

Una cama para cualquier tipo de ganado consiste en recoger la excreta de los animales y hacer un colchón con material vegetal en el piso del corral. En el caso de la caña panelera, se puede usar el bagazo o la hoja en conjunto con otros elementos para construir la cama.

 

La “Guía tecnológica para el manejo integral del sistema productivo de caña panelera” de Agrosavia indicó que en las unidades de finca-trapiche se puede usar el bagazo y la hoja de caña junto con paja, aserrín, viruta, tuzas y ameros de maíz y cascarilla de arroz, entre otros.

 

Estos materiales contribuyen al bienestar de los animales y absorben el exceso de humedad. Deben tener una estructura porosa y una capacidad de retención de agua grande, dado que los purines (mezcla líquida orina y estiércol) tienen una humedad del 85 al 95 %.

 

El contenido de humedad del material determina la cantidad que se requiere. Entre más seco sea, menos se necesitará. Esto debe tenerse en cuenta en el diseño de las instalaciones pecuarias. (Lea: ¿Cómo se elaboran las camas de compost para el ganado?)

 

El objetivo de conformar este tipo de camas es obtener una mezcla con una humedad apta para el compostaje (no un lodo), y conformar una mezcla adecuada de residuos vegetales y residuos animales, que cumpla con una relación apta para empezar el proceso de compostaje.

 

Además, esta técnica facilita la recolección del estiércol, el cual usualmente es lavado con manguera, generando gastos de agua y ocasionando problemas ambientales e higiénicos en la finca y a las fincas vecinas. Según el manejo, existen dos tipos de cama: blanda y profunda.

 

 

Cama blanda

 

La altura de la capa de material vegetal en el corral no supera los 10 cm. El material empleado para la cama permanece por un tiempo muy corto con los animales pues se humedece rápidamente y se hace necesario cambiarlo con frecuencia.

 

Este sistema permite trabajar pequeños lotes (a diferencia de un sistema de cama profunda), facilita la manipulación de las pilas y demanda menor tiempo para operar el sistema (desmontaje de las camas, conformación de pilas, volteos, acopio y empaque de material).

 

Además permite tener una producción continua de abono. Cada lote de material que sale del cambio de la cama debe usarse como compost sin mezclarlo con el que está en proceso de compostaje para no obtener un producto de diferentes calidades.

 

 

Cama profunda

 

En este modelo, el material empleado para la cama acompaña al animal durante todo el periodo de cría, ceba o levante. La cantidad de mezcla a compostar sale en un solo lote, una vez finaliza este periodo. (Lea: Así se usa el cogollo y caña integral para alimentar al ganado)

 

Este sistema tiene como desventaja la compactación del material. Esto significa que para desmontarla la cama se debe hacer con pica y el tiempo que lleva arreglar el corral es mayor porque también hay que sacar los animales.

 

Además, el tiempo para iniciar el compostaje se hace más largo, pues hay que esperar a que culmine la ceba o levante antes de iniciar el proceso. El modelo de camas profunda presenta dos formas de manejo, dependiendo de la forma y el material de cama se adicione a los corrales:

 

El material de cama se adiciona periódicamente

 

El material de cama se añade en la medida que se requiera y se acumula hasta completar el periodo de cría, ceba o levante de la especie. La cama no se cambia durante este tiempo. (Lea: Crean un abono orgánico e inoloro a partir del estiércol de vaca)

 

Todo el material de cama se adiciona al inicio del proceso

 

El material vegetal es agregado antes de que la especie pecuaria entre en el corral, antes de iniciar su periodo de cría, ceba o levante. El material se voltea semanalmente para mantener la cama seca y, de ser necesario, se debe añadir material seco a las partes mojadas y sucias.

 

 

Material requerido para la cama

 

Dependiendo del sistema de explotación pecuaria, la cantidad de material requerido varia así:

 

1. Explotaciones pecuarias de especies menores y/o explotaciones de pequeña escala: La altura de la capa del material vegetal alcanza entre 10 y 20 cm. Este manejo es para aves de corral o animales pequeños como conejos. El piso puede ser en tierra o cemento.

 

2. Explotaciones de especies mayores: La altura de la capa alcanza entre 30 a 40 cm y se debe implementar para cerdos, bovinos o cabras. Se pueden usar infraestructuras grandes como galpones en desuso, bodegas o pabellones nuevos de bajo costo. Se recomienda piso en tierra.

 

 

Material requerido para el manejo de la cama

 

La cantidad de material vegetal requerido para el manejo de la cama está en función de:

  • Especie pecuaria
  • Número de animales
  • Volumen de excretas generadas en función de la edad o peso del animal
  • Sistema de producción (manejo de la cama)
  • Relación carbono-nitrógeno de mezcla que se debe mantener para un buen compostaje

 

 

Beneficios de la cama para ganado

 

Los beneficios de establecer el modelo de camas para el manejo de especies pecuarias son:

 

  1. La cama mantiene a los animales limpios y suministra comodidad al animal. Mejora circunstancialmente la higiene en los corrales, gracias a la reducción de poblaciones de zancudos y moscas y olores ofensivos.

 

  1. Toda la excreta animal es aprovechada, lo que no se logra con otros métodos, donde la orina animal se pierde por lavado, lixiviación o volatilización. Es importante recordar que la orina constituye la mitad de la excreta y aporta nitrógeno amoniacal.

 

  1. El tiempo empleado para la limpieza de corrales, es igual cuando se emplea material de cama, teniendo como beneficio adicional que el material de salida presenta condiciones adecuadas para iniciar el compostaje.

 

  1. Gracias al pisoteo del animal, el material de cama y la excreta se mezclan eficientemente, lo que evita el pago de jornales adicionales. El tiempo de compostaje de los residuos se reduce de forma circunstancial, aproximadamente de 7 a 15 días.

 

 

Problemas en el manejo de la cama para el ganado

 

Los problemas más comunes de manejo de la cama obedecen a:

 

  1. El material empleado para la cama es demasiado húmedo y/o no presenta una estructura absorbente que mantenga la cama seca. (Lea: Algunos materiales con los que puede hacer camas profundas para cerdos)

 

  1. Se adiciona poco material a la cama. La generación de excretas se incrementa en función del peso del animal. Cuando crecen, la producción de excretas llega a ser 5 veces mayor y se requiere más material vegetal para mantener la cama seca.

 

  1. Se adiciona demasiado material a la cama y no se hacen volteos. Al cabo de un tiempo se presentan problemas de higiene, porque el material de la superficie tendrá exceso de humedad por mayor carga de estiércol mientras que el del fondo permanecerá seco.

 

En corto tiempo la generación de excretas y el agua que cae de los bebederos constituirán un lodo imposible de manejar. En estos casos se presentan problemas de olores ofensivos, saturación de la cama y proliferación de moscas.