Así se elabora un suplemento con urea para los rumiantes

Por: 
CONtexto ganadero
11 de Diciembre 2018
compartir
Suplemento de urea en ganado bovino, suplemento urea rumiantes, alimentación urea ganado bovino, intoxicación urea ganado bovino, uso de urea en dietas de bovinos, prevenir intoxicación urea bovinos, dieta balanceada bovinos, dieta bovinos, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
Esta mezcla se realiza en un tanque con un tubo perforado con 10 agujeros, por los cuales fluye el aire comprimido. Foto: Cortesía.
Con el fin de aprovechar las propiedades de este insumo a la hora de suministrarlo a los bovinos, el médico veterinario y zootecnista Raúl Botero Botero diseñó una alternativa que utiliza fuentes líquidas de carbohidratos, obteniendo altos rendimientos.
 
El MVZ originario de Costa Rica ha sido consultor de ganaderías en los Llanos Orientales de Colombia y Venezuela, así como Brasil, ofreciendo suplemento de melaza, urea y azufre al ganado bovino en pastoreo durante el periodo seco anual.
 
En su trabajo con el Dr. Thomas Preston, el experto obtuvo resultados positivos en ganancias de peso aunque también perdió animales por las intoxicaciones atribuidas a la suplementación con urea líquida. (Lea: ¿Cómo evitar la intoxicación por urea en la alimentación del ganado?)
 
Por esta razón, diseñó un suplemento que utilizando urea granulada o molida, flor de azufre en polvo y una fuente de líquida de carbohidratos (azúcares), como la melaza, la miel de trapiche o la vinaza, que son de alta y rápida fermentación en el rumen.
 
La urea y el azufre se disuelven en la fuente líquida de carbohidratos en un recipiente de 55 galones (que puede ser caneca, barril o tanque plástico o metálico). Como mezclador, se utiliza un tubo de 1,2 m de tubería en hierro galvanizado de media pulgada, que se enrosca a ambos extremos y se perforan 5 agujeros de 1/16 de pulgada a cada lado distribuidos de manera uniforme.
 
En el extremo inferior se coloca un tapón galvanizado, y en el superior un codo y 10 cm de niple roscado en hierro galvanizado, que se fija para evitar el escape de aire comprimido. (Lea: Urea, un suplemento nutritivo para el ganado y barato para el productor)
 
Se introduce la urea a razón del 10 al 20% del peso neto de la fuente líquida y se agregan 3 g de flor de azufre en polvo por cada 100 g de urea. Luego, se introduce el tubo por la tapa hasta el fondo de la caneca, se conecta la manguera y se pone a funcionar el compresor, haciendo que el aire salga por los huecos. Como es expulsado con alta presión, revuelve todos los ingredientes hasta disolverlos.
 
Según Botero, un ganadero de Costa Rica puso a rodar el barril colocándolo sobre una llanta vieja y dejó la mezcla en reposo durante 15 días, al cabo de los cuales la urea se disolvió sola en la melaza líquida. Luego introdujo el compresor y mezcló nuevamente.
 
En esta prueba, el productor empleó 250 kg de melaza líquida, 25 kg de urea (o 50 kg) y la flor en azufre en proporción. Una vez se disuelve, no es necesario revolver el contenido del envase. (Lea: 5 formas de evitar intoxicaciones en bovinos por nitratos en pastos)
 
Una vez el ganado se acostumbre a la dieta, se puede ofrecer la mezcla con urea como suplemento voluntario durante el día. Se debe suministrar separado de la comida y la sal mineralizada, en envases plásticos de boca ancha o comederos de cemento de alta capacidad.
 
De acuerdo con Botero, luego de ofrecer este líquido con urea al 10%, se han obtenido consumos voluntarios de ganado estabulado de 350 kg en promedio que van desde 1.000 a 1.300 g/día, lo que equivale 100-130 g de urea/animal/día. Del suplemento entre 15 y 20%, se han obtenido consumos voluntarios de 600 a 800 g diarios.