Así va a reducir Colombia el 51% de emisiones de gases en 10 años

Por: 
CONtexto ganadero
17 de Febrero 2021
compartir
ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero, deforestación, reforestación, ganadería, conpes, ganadería reforestación ganaderos reforestan, cero deforestación
El foco principal del Conpes son los 11 núcleos de alta deforestación en Colombia. Foto: elpais.com.co - infoamazonia.org - fundacionaquae.org

Colombia ha venido trabajando de forma constante en el control y mitigación de la deforestación en varias zonas del país. Razón por la que el MinAmbiente y el Departamento Nacional de Planeación (DNP) crean estrategias con la cual se pretende gestionar la sostenibilidad en los bosques.

 

El Consejo Nacional de Política Económica y Social (CONPES) aprobó la ‘Política nacional para el control de deforestación y la gestión sostenible de los bosques’ (CONPES 4021) con el fin de implementar estrategias transectoriales que impulsen el uso sostenible del capital natural, economía forestal y desarrollo comunitario. (Lea: Estas son las oportunidades para la ganadería en el Conpes de reactivación económica)

 

El foco principal de esta estrategia son los 11 núcleos de alta deforestación (NAD) ubicados en 150 municipios y considerados como los territorios más afectados por la pérdida de cobertura de bosque natural en Colombia. 

 

De acuerdo a lo anunciado por el Presidente de la República Iván Duque Márquez, “esta es la política pública que formula Colombia de corto, mediano y largo plazo para enfrentar la deforestación y proteger de manera estructural la biodiversidad. Este documento Conpes fija tareas para todas las entidades de Gobierno y se alinea con la meta que tenemos de llegar al año 2030 como un país que reduzca en un 51% las emisiones de gases efecto invernadero, esto implica que tengamos la mayor reducción histórica de la deforestación en este lapso”, aseguró.

 

Contextualización

 

De acuerdo con el documento CONPES 4021, la importancia de los bosques radica en varios aspectos, pues más de 1.600 millones de personas en los países con mayores condiciones de pobreza del mundo sobreviven gracias a los alimentos, materiales, agua o medicinas que se consiguen gracias a estos, siendo los bosques el hogar del 80% de la biodiversidad mundial de plantas y animales, por lo que su destrucción pone en peligro la supervivencia de muchas especies.

 

Estos también son uno de los principales sumideros de carbono al absorber el CO2 y fijarlo en forma de biomasa, pues protegen las cuencas hidrográficas que suministran el agua dulce a los ríos, protegen los suelos, evitan erosión, entre otros (Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, 2020).

 

Se estima que en Colombia cerca de 1.200.000 personas dependen económicamente del uso de productos forestales no maderables, teniendo una población artesanal que podría ascender a 350.000 personas.

 

Entre 200 y 2019 se perdieron cerca de 2.8 millones de hectáreas de bosque, siendo el 2017 el año donde se presentó la cifra más alta de deforestación con cerca de 219.000 h, mientras que en 2019 la cifra se redujo aproximadamente a 159.000 h.

 

El escrito explica que si la deforestación continua aumentando, a 2030 Colombia podrá perder alrededor de 1.5 billones de pesos del PIB y entre 1.034 y 1.670 millones en ahorros genuinos, considerando que según estimaciones del BID en 2014 se contaba con 588 millones de hectáreas de bosque, mientras que en 2030 se puede llegar a tener solo 48.8 millones de hectáreas de bosque.

 

Basado en esto, el Conpes se orienta a desarrollar lineamientos de política pública y estrategias que permitan la institucionalidad publica, implementar acciones enfocadas a la reducción de la deforestación y a la promoción de la gestión integral de los bosques del país uniendo en su desarrollo al sector público y a la sociedad civil.

 

Conpes

 

Los grandes objetivos de este documento se resumen en lograr en un corto plazo la reducción de la deforestación proyectada a 2022, así como reducir a 100.000 hectáreas/año, o menos, la deforestación en el año 2025, y en el 2030 alcanzar la meta de cero deforestación neta a nivel nacional. (Lea: Promueven alianza para la Cero Deforestación de bosques tropicales en Colombia)

 

La mayoría de áreas de bosques de Colombia se encuentra en la Amazonia con 39.623.573 h (66%) y los Andes con 11.338.180 h (19%), seguido por las regiones del Pacífico con 5.510.932 h (9%), Orinoquía con 2.121-189 h (4%) y Caribe con 1.691.838 h (3%).

 

Cinco departamentos presentaron el 63% de la deforestación nacional acumulada para el periodo 2000-2018: Caquetá (22%), Meta (16%), Guaviare (11), Antioquia (8%) y Putumayo (7%). Enfocando esta actividad a nivel municipal son 15 los municipios en los que se concentra el 56% de la deforestación acumulada nacional. (Lea: Caquetá firma acuerdo de cero deforestación para proteger bosques y páramos de Colombia)

 

A través de los análisis de densidad de deforestación para el periodo de 2000-2018 se identificaron 11 NAD que comprenden áreas críticas y persistentes de pérdida de cobertura de bosque natural, los cuales se distribuyen en cuatro de las cinco regiones naturales del país.

 

Los 11 NAD son: (i) Sabanas de Yarí en el Bajo Caguán; (ii) Guaviare; (iii) Sur del Meta; (iv) Putumayo; (v) Mapiripán; (vi) Andina Centro Antioquia/ Sur de Bolívar; (vii) Pacífico Norte; (viii) Pacífico Sur; (ix) Andina Norte – Catatumbo; (x) Sarare – Arauca y (xi) Pacífico Centro.

 

Teniendo en cuenta lo anterior, el Conpex identifica y sustenta los principales ejes problemáticos que permitirán atender y gestionar la problemática de la deforestación en el país con un horizonte a 2030.

 

- Limitadas condiciones socioeconómicas basadas en la sostenibilidad ambiental y la vocación del suelo, para las comunidades de las áreas en donde predominan los bosques.
 
- Limitada articulación intersectorial para el control de la deforestación y la gestión sostenible de los bosques.
 
- La ilegalidad y el bajo control territorial.
 
- Debilidades en el monitoreo y gestión de la información sobre la deforestación y gestión de los bosques.

 

Política

 

Para el cumplimiento de los objetivos se establecen cuatro líneas estratégicas que de forma transversal vinculan la temática de educación y gestión del conocimiento, orientados a fortalecer la conciencia y participación ciudadana sobre la importancia de los bosques para el desarrollo regional y nacional, acciones desarrolladas en los 11 NAD.

 

El objetivo general es implementar estrategias transectoriales para el control de la deforestación y la gestión de los bosques para impulsar el uso sostenible del capital natural, la economía forestal y el desarrollo comunitario en los NAD.

 

  1. Consolidar alternativas sostenibles de producción, conservación y recuperación de los bienes y servicios ecosistémicos de los bosques para el desarrollo rural y la estabilización de la frontera agrícola.
  2. Mejorar la articulación transectorial y la armonización de los instrumentos de planificación sectorial, territorial y ambiental para el control de la deforestación y la gestión de los bosques.
  3. Fortalecer las capacidades institucionales en material de prevención, investigación y judicialización para mejorar el control de las economías ilegales que promueven la deforestación.
  4. Mejorar la gestión de la información sobre el estado y presiones del recurso forestal, como soporte para el desarrollo de acciones orientadas a la administración y la gestión sostenible de los bosques del país.

 

Esta política tiene un periodo de implementación de 10 años, iniciando en el 2020 hasta el 2030. Su seguimiento se hará de manera semestral iniciando su reporte en julio de 2021 y el informe de cierre con corte a 31 de diciembre de 2030.

 

Línea de acción

 

  1. Promover apuestas productivas con base en el capital natural que impulsen la economía forestal.
  2. Fomentar la aplicación de procesos de conservación y manejo sostenible de los bosques.
  3. Desarrollar mecanismos de extensión, asistencia técnica e investigación para el uso sostenible de la biodiversidad.
  4. Desarrollar intervenciones integrales para el ordenamiento territorial y la resolución de conflictos de uso, ocupación y tenencia de la propiedad, que permitan la estabilización de los NAD.
  5. Generar capacidades técnicas para desarrollar instrumentos de planificación y ordenación sectorial que eviten deforestación.
  6. Fortalecer la comunicación, el conocimiento y la participación ciudadana para la gobernanza del territorio y la gestión sostenible de los bosques.
  7. Planificar y coordinar la intervención para la gestión de los bosques y evitar la deforestación.
  8. Articular los instrumentos de comando y control en NAD y áreas estratégicas de conservación de bosque natural.
  9. Fortalecer las capacidades administrativas, técnicas y legales de las autoridades que intervienen en la prevención, investigación, judicialización y control de los delitos ambientales.
  10. Implementar acciones de control a economías ilegales impulsoras de deforestación.
  11. Implementar estrategias para el fortalecimiento de capacidades técnicas, operativas y financieras para el control de la deforestación y gestión de los bosques.
  12. Generar esquemas de monitoreo y seguimiento a las intervenciones territoriales asociadas al control de la deforestación.

 

Financiación

 

Para el cumplimiento de los objetivos del Conpes, las entidades involucradas en su implementación gestionarán y optimizarán los recursos para la financiación de las acciones que se proponen.

 

La implementación de esta política tiene un costo indicativo estimado de $714.144 millones de pesos, dividido en $232.959 millones para el primer objetivo, $247.274 millones para el segundo, $100.913 millones para el tercero y $132.998 millones para el cuarto.

 

Ganadería

 

Una de las líneas de acción permite que desde el sector agricultura y ganadero se haga promoción de la actividad sostenible, razón por la que el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural (MADR) implementará los lineamiento estratégicos para la ganadería sostenible con especial atención en las franjas de estabilización de la frontera agrícola, la cual deberá ser expedida este año 2021. Así mismo, se incorporará una estrategia en el año 2022 para la socialización de los lineamientos a nivel sectorial y territorial. (Lea: Ganaderos se comprometen con la meta nacional de cero deforestación de bosques naturales)

 

Asimismo, el MinAmbiente y el MADR durante los 10 años de vigencia del Conpes fortalecerán las capacidades de las comunidades para la prevención y mitigación de incendios forestales y de coberturas forestales vegetales en los NAD.

 

Con el mismo propósito de reducir la ineficiencia de los mecanismos de articulaciones existentes para la planeación, ejecución y toma de decisiones, el MinAmbiente y el MADR, entre 2021 y 2016 fortalecerán técnicamente la estrategia para la implementación y diversificación de acuerdos cero deforestación en cadenas productivas priorizadas.