Colombia ya está zonificada, ¿ahora qué sigue?

Por: 
Melanny Orozco Zabala
28 de Junio 2020
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, zonificación, ganaderos, ganaderos colombia, beneficios zonificación, beneficios zonificación sector ganadero, beneficio zonificación exportaciones, zona exportadora, zona comercial, diviisón de zonas del país, OIE, Trazabilidad, mejoramiento genético, protocolos sanitarios, empresarios exportadores, exportaciones, comercio exterior, mercados internacionales carne, mercados nacionales carne, Fiebre aftosa
La zonificación trae para el país nuevas oportunidades en los mercados internacionales, así como responsabilidades en el mercado interno. Foto: Fedegán - freepik.es/fotos/negocios creado por dashu83

En días pasados se aprobó la estrategia de regionalización del país la cual permitirá mantener el estatus sanitario a nivel nacional aún cuando en alguna zona se presente algún brote de enfermedades como la aftosa. Desde CONtexto ganadero se explica qué implica esto para los productores del país.

 

El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) junto con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural pusieron en marcha esta estrategia con el propósito de prevenir y erradicar la fiebre aftosa en el país, lo que dará mayor estabilidad a las inversiones que se han venido llevando a cabo en los sectores cárnicos bovinos, bufalinos y porcinos. (Lea: Así es la zonificación para mantener al país libre de aftosa con vacunación)

 

La zona exportadora

 

De acuerdo con Deyanira Barrero, gerente del ICA, “le hemos cumplido al país ganadero y en la actualidad seguimos revisando y ajustando las medidas sanitarias para dar sostenibilidad a nuestra certificación de país libre de aftosa con vacunación y la regionalización es parte de ello. No podemos repetir la historia del 2017 y 2018 y permitir que el país sufra de nuevo una reinfección”.

 

Dentro de esta zonificación, la tercera zona será la encargada del comercio y a ella hacen parte municipios del Atlántico, Córdoba, Sucre, Magdalena y parte de municipios de Antioquia, Bolívar y dos del Chocó.

 

Exportaciones de ganado

 

Desde que se adquirió nuevamente el estatus de país libre de aftosa con vacunación por parte de la OIE, el incremento de exportaciones de ganado en pie hacia los mercados internacionales ha crecido en un 164 %, según lo expresado por una empresa de exportación en el país. (Lea: Exportaciones de ganado en pie se disparan en 164 %)

 

Miguel Dulcey, gerente de Expoganados Internacional, una de las empresas más influyentes del comercio exterior ganadero, manifiesta que “este año hemos sacado 8 barcos con aproximadamente 92 mil cabezas de ganado hasta la fecha”.

 

Acorde con el dirigente, no han tenido ningún inconvenientes, lo que ha facilitado el envío de reportes al ICA de la llegada de los animales a los países de destino. Todo esto, mediante el trabajo constante que se ha realizado de Bienestar Animal, pues durante este año la empresa ha incrementado los controles.

 

 

El sector ganadero

 

Colombia es un país que día a día ha ido incrementando su hato ganadero que está siendo usado tanto para carne como para leche. En el primero de estos, gran parte de esta proteína sirve para el consumo interno del país, pero hay otro porcentaje que usado para las exportaciones.

 

La aprobación de zonificación por parte de la OIE ha generado reacciones positivas en los diferentes eslabones de la cadena cárnica, quienes consideran que no todo el país debe pagar las consecuencias de los eventos sanitarios que se presenten en nuestra geografía.

 

Por el lado de los empresarios, Dulcey asevera que “con esta zonificación, el sector tendrá un soporte para proyectarse a futuro, pues siempre hemos tenido la amenaza de un brote de aftosa, pero con esto no se van a dañar los esfuerzos que se están haciendo. Esta es una zona del país que se debe ir protegiendo, pues lo ideal es cumplir con toda la reglamentación sanitaria”.

 

De esta misma manera, Augusto Beltrán Segrera, secretario técnico del Fondo de Estabilización de Precios (FEP) y de Fedegán-FNG, afirma que “dividir la zona es importante porque si hay un evento sanitario en una región, eso permite que desde la otra se siga exportando, lo que evitaría un golpe como el que se tuvo hace unos años donde se cerraron las exportaciones, evitando la alteración del comercio exterior”.

 

Carlos Pérez*, productor y proveedor de ganado para exportación, declara que es una noticia muy buena para el gremio y para los compradores de ganado en el exterior, porque van a sentir una garantía del producto que están llevando.

 

Esta división, agrega, “le beneficia al sector porque ya hoy le podemos dar la garantía a nuestros clientes que están recibiendo un producto con esa promesa de inocuidad. Es muy difícil cuando se quiere calificar un país completo por algo que está sucediendo en otra zona totalmente alejada geográficamente. La zona Caribe en su gran mayoría, es la que se encarga de las exportaciones de ganado, por lo que esta zonificación es una forma de especificar muy bien dónde se está concentrando la actividad ganadera con destino a la exportación”.

 

Además esto fortalece al gremio exportador y lo desvincula un poco de otras zonas que cuentan con alguna problemática de frontera, eximiendo algunas áreas del Cesar y La Guajira donde esto ha sido muy controlado, por lo tanto todos tenemos el compromiso de echar para adelante, precisa Perez. (Lea: Descontento en la Frontera Norte por zonificación)

 

 

Aportes al ganadero

 

Desde el lado de los productores, Pérez dice que “nosotros trabajamos mucho con el apoyo de muchas entidades entre ellos el sector financiero, entonces esta zonificación genera una fortaleza en el gremio porque nos desmarca un poco de eso que ha venido sucediendo en otras zonas. Para nosotros es vital importancia, sobretodo por el volumen de negocio que se realiza, poder tener una estabilidad así como otorgarle una responsabilidad propia a las actividades que estamos realizando”.

 

Es decir, que son los mismos ganaderos los que se van juzgar por sus actos, por lo tanto, sí no se hacen las cosas bien teniendo la propia zona libre de aftosa, ahí si se está expuesto a que sean juzgados por lo que se está haciendo, pues antes todos estaban tapados con la misma cobija

 

El ganadero hace énfasis en que ojala algún día se pudiera llegar a ser un país libre de aftosa sin vacunación, que sería algo ejemplar que podría abrir nuevos mercados de mayor valor. Sin embargo esto es un proceso largo, pues la cultura de las personas debe ir cambiando y así concientizar a todos que se deben hacer las cosas bien para sacar adelante el campo colombiano, qué está demostrado actualmente que es un sector supremamente importante.

 

Ernesto Tarud, productor y proveedor de la zona de la Costa Caribe, manifiesta su apoyo a esta zonificación, pues de acuerdo a su percepción, “esto permite la apertura de nuevos mercados y así aumentamos la demanda de nuestros ganados no solo de manera nacional sino también internacionalmente. Yo desde hace muchos años le he estado vendiendo a Expoganados y se ha estado enviando animales a todas las partes del Medio Oriente, entonces cuando salió el brote de aftosa se frenaron las exportaciones y hubo un represamiento de ganado y el precio bajó”.

 

Este mismo ganadero sostiene que uno de los mensajes que deja esta zonificación es la organización, “pues como nosotros acá en el trópico sufrimos muchos problemas con los veranos que son muy agudos y la intensidad de los inviernos, entonces debemos plantearnos la organización con la exportación de ganado para descargar la finca con anímales de diferentes pesos ya que el barco se lleva bovinos desde 200 hasta 600 Kg.”.

 

Esto traduce que con esta zona, a los productores les queda fácil acomodarse a las épocas en las que va a salir el barco y descarga las fincas para no tener problema en el verano e invierno cuando son tierras bajas.

 

En palabras de Taurd, “uno como ganadero casi siempre saca el macho para quedarse con las hembras de reemplazo, entonces la gran ventaja con la exportación de ganado en pie es que se lleva animales de todo peso, mientras cuando se vende en el mercado local, casi siempre toca vender el novillo cebado y hacerlo todo el año es muy difícil en el medio en el que estamos nosotros por el clima”.

 

Esto marca una diferencia en lo que muchas personas del país creen, pues no es que el ganado se esté escaseando para la oferta a nivel nacional, al contrario, ese ganado macho que se va le abre espacio a la hembra que se tiene en el mercado colombiano.

 

Además, de acuerdo con Beltrán Segrera, “con la zona exportadora se beneficia enormemente a los productores, pues si retrocedemos unos años atrás cuando tuvimos el brote, el precio del ganado bajó casi $700-800. Con esto lo que quiero decir es que si hoy sucede lo mismo en alguna región del país, el ganadero de otra área no vería afectada su economía porque su ganado seguirá al mismo precio y así mismo se continuará exportando”.

 

 

Trazabilidad y protocolos sanitarios

 

Desde el Gobierno Nacional y las entidades como el ICA y la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) se ha venido trabajando en una serie de medidas que permitan la sostenibilidad de la cadena productiva, como la trazabilidad, teniendo en cuenta que hay que mejorar los temas de guías de movilización.

 

El país debe seguir con la ofensiva de la diplomacia fitosanitaria y comercial para abrir mercados a los productos agropecuarios, por esto con la zonificación se vienen muchos retos en materia de trazabilidad y protocolos sanitarios para los productores. (Lea: Colombia tiene grandes oportunidades para aumentar exportaciones tras la COVID-19)

 

Pérez expresa que “en el caso de la trazabilidad, creo que es un aporte maravilloso, porque es una herramienta muy especial para identificar el producto que se está vendiendo, pero en realidad es supremamente complicado hacerle un trazabilidad desde el momento en que nace el animal, pues no se cuentan con los recursos para llevarlo a cabo”.

 

Por esta razón, el productor considera que el sector debe ser más estricto con esta zona exportadora, teniendo en cuenta que en muchas oportunidades se crean las normas pero no se les hace el acompañamiento.

 

“Por ejemplo, es muy fácil decir lo que se tiene que hacer, el problema está en que no nos dicen cómo hacerlo ni nos prestan la capacitación. En mi caso yo busco cómo aprender con la ayuda de mis clientes, pues a ellos también les interesa mejorar. El problema está en llegarle al pequeño campesino y al ganadero tradicional con todos los protocolos que hay, pues ahí hay una resistencia muy grande” complementa Pérez.

 

En opinión de Tarud, cada día el ICA en su labor de control está siendo más eficiente, entonces los protocolos son muy buenos. En cuanto a la trazabilidad, esta le da un valor agregado al comprador que viene a comprar su producto a Colombia porque sabe de dónde proviene el animal, por lo tanto considero que todo es cuestión de organizarse”.

 

 

El papel de los empresarios en esta zona exportadora

 

“Para nosotros es muy importante porque prácticamente el 80 % de nuestras exportaciones lo aporta la Costa Caribe, entonces zonificarlos es muy beneficioso para blindar esa barrera sanitaria y crear mayor fortaleza en la comercialización de ganado”.

 

De esta forma, la zonificación del país le garantiza a los empresarios de comercio exterior que los proyectos que quieran llevar a cabo se hagan de la mejor forma, para así generar mayor confianza entre los clientes.

 

 

Los retos del país

 

Pérez asegura que “Colombia tiene un reto muy importante, desde mi óptica, y es poder mejorar genéticamente la ganadería, pues está comprobado que tenemos un hato importante, así como tierras, personas y animales para tener un negocio de exportación, entonces si nosotros podemos implementar un mejoramiento a nivel de tener animales más productivos con una genética más orientada a la carne, yo creería que los precios mejorarían mucho”. (Lea: Los desafíos que tiene Colombia para mejorar su estatus sanitario)

 

El ganado en Colombia está siendo exportado porque se tienen precios más competitivos que en otros países, pero una vez esa dinámica cambie, los costos empiezan a disminuir. Por lo que si se tuviera un producto más enfocado a la calidad, el precio sería un adicional y los clientes comprarían por bueno no por barato.

 

Para este mismo empresario ganadero, se tiene que mejorar un poco en el tema de ser sostenibles en el tiempo porque el país vive en un mercado muy especulativo.

 

“Si se mira la cuantía de exportaciones frente al hato de la Costa Caribe, es muy insipiente el nivel de exportaciones porque no llega ni al 1 % en la región. Entonces en ciertos momentos los negocios se ponen muy difíciles para realizarlos con relación a la especulación que existe en torno al negocio, por lo que si todo estuviera ligado a calidad del ganado, buenas practicas ganaderas y trazabilidad, estoy seguro que estuviéramos llegando a mercados de mucho más valor y todos seríamos ganadores en este proceso”, concluye Pérez.

 

*Nombre cambiado a petición de la fuente