¿Cómo afecta la tricuriasis a bovinos, cerdos y ovejas?

Por: 
CONtexto ganadero
29 de Septiembre 2022
compartir
tricuriasis en bovinos cerdos cabritos
La tricuriasis o tricurosis es una enfermedad parasitaria causada por el gusano látigo, nematodo del género Trichuris, que afecta a vacas, cerdos y ovejas, entre otras especies. Foto: certifiedhumanelatino.org - facebook.com/centrodeestudiantes.veterinaria - misanimales.com - animapedia.org

La tricuriasis o tricurosis es una enfermedad parasitaria causada por el gusano látigo, nematodo del género Trichuris, que afecta a diversas especies: incluidos bovinos, ovinos, caprinos, porcinos, perros y gatos. Aprenda qué síntomas provocan estos gusanos y cómo combatirlos.

 

El Trichuris es un género de gusanos que infesta la mucosa superficial del intestino grueso, sobre todo del ciego y colon de los rumiantes. Se dan en todo en el mundo, más en regiones cálidas tropicales y subtropicales donde hasta el 50 % de animales domésticos pueden estar infectados.

 

Las especies de mayor importancia veterinaria son:

  • Perros: Trichuris vulpis, Trichuris campanula
  • Gatos: Trichuris serrata, Trichuris campanula
  • Bovinos, ovinos, caprinos y otros rumiantes: Trichuris discolor, Trichuris globulosa, Trichuris ovis, Trichuris bovis
  • Porcinos: Trichuris suis

Estas especies no parasitan a caballos o aves, en tanto que la Trichuris tricuria, una especie de este género, causa la tricuriasis humana, como indicó el portal Parasitipedia. (Lea: El listado de enfermedades parasitarias más comunes en varias especies)

 

El órgano predilecto de los gusanos es el intestino grueso (ciego y colon). Se les conoce como látigo porque la forma de su cuerpo parece a este objeto, pues la parte posterior es mucho más gruesa que la anterior. Los huevos son pardo-amarillentos con una membrana bastante gruesa.

 

 

Ciclo vital de Trichuris

 

Tras salir del hospedador a través de las heces, las larvas infectivas se desarrollan dentro de los huevos tras 3 o más semanas en el exterior. Estos huevos infectivos son muy resistentes al frío, incluso a heladas, y a la sequía y pueden sobrevivir en el entorno durante años.

 

El animal puede infectarse a través de pastos, aguas u otros alimentos contaminados con huevos. Tras alcanzar el final del intestino delgado, las larvas salen del huevo y permanecen durante 2 a 10 días antes de trasladarse al ciego donde completan su desarrollo a adultos y se reproducen.

 

 

Daño, síntomas y diagnóstico de Trichuris

 

Las larvas irritan la mucosa y los adultos penetran en la pared del ciego con sus finos extremos para alimentarse de sangre. El daño es relativamente leve y sin síntomas, salvo en caso de infecciones masivas (más de 500 adultos por animal).

 

En este caso se produce enteritis, ulceración e incluso hemorragia intestinal, con trastorno de la absorción de fluidos. Infecciones masivas pueden causar diarrea acuosa o sangrienta, colitis, pérdida progresiva de peso, anemia y a veces edema.

 

Un trabajo del INTA en Argentina sobre trichuriasis en cabritos reveló que en el 30 % de los animales se observó disminución del consumo, pérdida de peso, deshidratación, delgadez, diarrea catarral, recuperándose Trichuris adultos de las heces.

 

 

Prevención y tratamiento de trichuriasis

 

Como para todos los gusanos gastrointestinales se recomiendan las medidas preventivas para reducir la contaminación de los pastos y la infección del ganado. (Lea: ¿Qué tipo de parásitos gastrointestinales hay en porcinos?)

 

Sin embargo, pueden ser menos eficaces porque los huevos infectivos pueden sobrevivir durante años en los pastos debido a su enorme resistencia a las condiciones adversas. No obstante, las infecciones graves son raras y las leves apenas producen daños.

 

Para prevenir la infección de mascotas es muy recomendable recoger a diario lo antes posible los excrementos y desinfectar las jaulas o boxes en las perreras y criaderos, etc. Esto debido a que T. vulpis puede infectar también a los seres humanos.

 

Por ahora no hay vacunas que protejan a los animales domésticos de Trichuris spp. Por ahora no hay tampoco métodos de control biológico de Trichuris spp mediante sus enemigos naturales. (Lea: Las pérdidas directas que ocasionan los parásitos internos)

 

En el ganado, la mayoría de los benzimidazoles (p.ej. albendazol, fenbendazol, febantel) y la mayoría de los endectocidas –abamectina, doramectina, ivermectina, moxidectina– son eficaces contra estos helmintos. Estos antihelmínticos están disponibles en varios tipos de formulaciones orales, inyectables y como aditivos o premezclas.

 

Consulte a un veterinario o a los servicios zoosanitarios de su región para obtener informaciones y recomendaciones más precisas adaptadas a las condiciones climáticas y ecológicas regionales.