Cómo hacer una lechería apoyada en la tecnología

Por: 
CONtexto ganadero
25 de Julio 2017
compartir
Francia, lechería, L’ Epine, Pierre Besancon, propietario de L’ Epine, queso Bon Mayennais, CONtexto ganadero, ganadería colombia
Ilustración Foto: diariocronicas.com.uy
L’ Epine, la empresa francesa que produce 650 mil litros de leche al año, genera y vende energía y centra su producción en la inversión en tecnología, revela para los ganaderos colombianos el sentido práctico de hacer ganadería apoyada en la tecnología.
 
"Hacer de la actividad un negocio autosostenible, mientras se le dedica más tiempo a la familia, es algo primordial", sentenció Pierre Besancon, propietario de L’ Epine.
 
“Es una forma de vida que nos permite desarrollar dos grandes pasiones de la vida, dedicar el tiempo necesario a mis cuatro hijos, y hacer ganadería”
 
L’ Epine es una finca familiar, en la que la señora Besancon se dedica a las labores administrativas y a algunas de la producción particularmente a la inseminación, mientras él esposo -Pierre- está pendiente de la producción y la calidad del alimento para el ganado y además de los aspectos sanitarios, de la información y del monitoreo de la misma. Cuentan con una persona empleada que representa un gran apoyo pues se hace necesaria la dedicación permanente.
 
“Esta actividad hace que cada día se aprenda más de ganadería, además de trabajar para que este negocio crezca. Mis hijos juegan en la hacienda sin ningún temor, pues los animales siempre dan muestras de su mansedumbre.
 
Me gusta lo que hago y a mi esposa y a mis hijos de la misma manera les agrada. Me siento satisfecho de poderles infundir el amor a la familia y a esta actividad”, expresó Besancon.
 
Créditos entre 1,2 % y 2,5 % anual
 
Para él esta lechería es una muestra del respaldo de la política ganadera francesa, que posibilita créditos en condiciones asequibles para la realización de las inversiones que sean necesarias.
 
Asegura que ha adquirido crédito para mejorar infraestructura con plazo de financiación a 15 años a tasa de interés del 2 % efectivo anual.
 
"Obtuve recursos para compra de maquinaria a siete años de financiación y al 1,2 % E.A., y para adquisición de predios con plazo de 20 años y al 2,5 % E.A.”.
 
L’ Epine se ubica en la región de Pays de Loire en el departamento Mayenne al oeste de Francia y el clima permite tener el 64% del área dedicada al cultivo de maíz (45 has) y al de otros cereales (35 has). De hecho, tiene silos para almacenar cereales durante todo el año. En el 26 % restante es tierra sembrada con pastos raigrás mezclado con trébol blanco.
 
Tiene asimismo un área de 125 hectáreas que son de solo llanura. En esta región llueve todo el año aunque existe una temporada en la que generalmente el tiempo es seco, y es entre julio y agosto. La temperatura promedio se encuentra entre cero y 5 grados centígrados a excepción de los meses secos en los que llega a 25 °C.
 
El Robot para el ordeño
 
Mediante un sistema de leasing a 10 años con una tasa de interés del 1,2 % E.A, la lechería compró un robot para ordeño que permitió aumentar la producción en 1 litro por vaca al día.
 
El resultado final es una producción de 650 mil litros anuales, producidos por 70 vacas de raza Prim´Holstein.
 
El ordeño promedio es de 2,1 veces por día, sin embargo las vacas permiten ser ordeñadas hasta 4 veces diarias.
 
L’Epine vende el 15 % de su producción anual de leche cruda a un supermercado de la región, esto es, 100 mil litros, por los cuales logra obtener un precio de 560 euros por cada 1.000 litros. El 75 % restante lo comercializa a cooperativas que producen queso Bon Mayennais, producto muy demandado en Francia por el cual logra un precio de 370 euros por cada 1.000 litros.
 
Otra ventaja ofrecida por este robot es que mide con mayor oportunidad el alimento que necesita cada vaca durante el ordeño, lo cual da la posibilidad de utilizar porciones más pequeñas y menor cantidad tanto de concentrado como de cereales.
 
A este robot de ordeño se suma otro: uno encargado de la limpieza de los establos, particularmente de recoger el estiércol de las vacas.
 
Inseminación artificial
 
Esta ganadería utiliza la inseminación artificial con semen sexado y obtiene buenos resultados. Basta solo con mirar las hembras que componen el hato para darse cuenta. Tienen ubres bien formadas y unos cuartos traseros amplios que les favorece para los partos.
 
De otra parte, en el hato se aplica el plan de profilaxia que es igual para toda Francia, tal como lo afirma el señor Besancon.
 
Produce y vende energía
 
Además de la ganadería bovina esta finca del oeste de Francia tiene otras fuentes de ingresos. Cuenta con una unidad de metano en la que hizo inversiones por un millón de euros, con apoyo del gobierno con una donación del 40 % de ese valor, es decir, con 400 mil euros. Dicha unidad ha permitido producir 800 mil kilovatios al año, cuyo precio por kilovatio es de 0,2 euros por kw.
 
De otro lado L’Epine se dedica también al engorde de pollos. Actualmente produce 66 mil al año en un galpón de 2.200 metros cuadrados tecnificado y acondicionado para esta labor. Es de anotar que en los techos de dicho galpón tiene paneles solares que alquila para la producción de energía. Esto, según los propietarios de la finca, le permite reducir de alguna manera el valor por el pago de los impuestos.