Conozca las causas ambientales de las malformaciones en bovinos

Por: 
CONtexto ganadero
16 de Agosto 2022
compartir
Causas ambientales de las malformaciones en bovinos
Existen causas ambientales de tipo físico, químico y biológico que causan malformaciones en los bovinos. Foto: abc.com.py

Las malformaciones congénitas en los bovinos suelen presentarse de manera frecuente en las fincas, teniendo muchas causas. Conozca a qué se deben las causas ambientales que propician estas anomalías.

 

El portal Vetpraxis explica que las malformaciones congénitas son alteraciones estructurales o funcionales presentes en el momento del nacimiento y originadas en una falla en la formación de uno o más constituyentes del cuerpo durante el desarrollo embrionario. Existen muchos tipos de anomalías congénitas, por lo que a continuación explicaremos las ambientales. (Lea: Conozca algunas de las malformaciones congénitas en bovinos)

 

Las mutaciones pueden presentadas en los bovinos pueden producirse espontáneamente, pero también pueden ser inducidas. En este último caso, los agentes que provocan mutaciones se denominan mutágenos y se clasifican de la siguiente forma:

 

  1. Agentes de tipo físico como las radiaciones alfa, beta, gramma, X, ultravioleta, etc, que producen rupturas o lesiones cromosómicas.

 

  1. Agentes de tipo químico como algunas sustancias del humo del cigarrillo, drogas y componentes vegetales.

 

  1. Agentes de tipo biológico como ciertos virus que afectan al material genético de la célula a la que parasitan.

 

  1. Agentes nutriciones y metabólicos.

 

  1. Reacciones de autoinmunidad.

 

  1. Factores asociados a la edad materna.

 

A los agentes productores de mutaciones y que se ubican u originan en el ambiente externo al embrión se les denomina agentes teratogénicos ambientales que pueden afectar al embrión directamente o hacerlo a través de modificaciones en la madre o en la placenta. (Lea: ¿Cómo diagnosticar y prevenir los defectos congénitos en vacunos?)

 

Existen sustancias tóxicas que atraviesas la barrera placentaria y actúan directamente sobre el embrión. También se han encontrado otras sustancias que alteran la circulación placentaria y provocan alteraciones fetales sin necesidad de ingresar en el cuerpo del organismo en desarrollo.

 

A esto hay que añadirle que como explica el portal mencionado, muchos medicamentos no producen efectos indeseados en los adultos, pero son teratogénicos, por lo tanto, la mayor susceptibilidad de los embriones a la acción tóxica de agentes ambientales se explica sobre la base de dos mecanismos.

 

El primero debido a que los embriones son más inmaduros, desde el punto de vista metabólico. El segundo es por una alteración metabólica mínima que puede interferir en el embrión con un mecanismo de desarrollo, causando un daño irreversible. (Lea: Malformación bovina: un asunto de cruces, infecciones y herencia)

 

Los mecanismos de desarrollo que participan en la formación de un organismo son similares y dependen del metabolismo celular. Si una sustancia que bloquea caminos metabólicos necesarios para la división celular es administrada durante un periodo del desarrollo, se afectarán aquellos órganos para los cuales las mitosis, en ese momento particular, sean imprescindibles.

 

Lo anterior puede deducir que la mayor parte de los agentes teratogénicos producen distintas malformaciones según el momento del desarrollo en que actúan.