Conozca los beneficios de sembrar kudzú en su predio

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Enero 2021
compartir
Kudzú, tropical, usos del kudzú tropical, bondades del kudzú tropical, alimento para rumiantes en trópico bajo, contenido nutricional kudzú tropical, zonas donde crece el kudzú tropical, nutrición de bovinos, Heno, formas para suministrar kudzú, nombre científico kudzú, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, bovinos, ganado bovino, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
El kudzú es una leguminosa con buen aporte nutricional, que puede asociarse con gramíneas para aumentar la producción del ganado. Foto: weeds.brisbane.qld.gov.au

El kudzú es una leguminosa con crecimiento trepador, que se adapta muy bien a los climas cálidos y se desarrolla en suelos pesados. Por lo general, tiene una alta calidad nutricional y se puede mezclar con gramíneas para brindar mayores nutrientes al ganado.

 

Es una planta enredadera perenne persistente, con tallos rastreros y volubles que alcanzan varios metros de longitud. Crece como una enredadera, por lo cual se recomienda sembrarla en mezcla con una gramínea como Brachiaria y Panicum.

 

Se utiliza principalmente en bancos de proteína y pastoreo rotacional para la alimentación del ganado, o como abono verde cuando comienza a dar frutos. (Lea: Los variados usos del kudzú tropical en predios ganaderos)

 

Además se puede utilizar para fertilizar el terreno gracias a su capacidad de fijar nitrógeno al suelo, lo que disminuye los costos. Si no se consume totalmente la producción de forraje, se puede convertir en heno.

 

Para su establecimiento se usan 4 a 6 kg de semilla/ha para bancos forrajeros, y entre 3 a 4 kg cuando se quiere asociar con gramíneas. Una vez establecido el cultivo, cubre rápidamente el suelo y protege tanto la tierra como las especies forrajeras a su alrededor.

 

Se usa para corte, pastoreo, ensilaje o como abono verde. Es de lento establecimiento, por lo tanto no debe pastorearse ni cortarse antes de 6 a 8 meses. (Lea: Aspectos claves para la selección de los arreglos en los bancos mixtos de forrajes)

 

Cuando se usa en pastoreo debe evitarse que los animales consuman el forraje hasta las coronas y estolones; también debe impedirse el sobrepastoreo y el pastoreo continuo, porque esta leguminosa no es muy resistente al pisoteo.

 

Según la cartilla “Pastos y forrajes de clima médico y cálido” del Sena, el contenido de proteína cruda oscila entre 18 y 22 %, y la digestibilidad entre 55 y 60 %. Por su parte, la comercializadora de semillas Sáenz Fety señala que tiene hasta 20 % de proteína.

 

Un estudio realizado por el médico veterinario Miguel Mariano Gómez reveló que los ganaderos desconocen su potencial de producción, pues muchos lo utilizan como cobertura vegetal en cultivos de palma africana. (Lea: Utilice el maní forrajero para alimentar al ganado en clima cálido

 

Esta especie puede producir entre 5 y 6 toneladas de materia seca por hectárea/año, y en asocio con gramíneas como pasto llanero, se pueden obtener por animal ganancias diarias de peso entre 0,5 y 0,6 kilos con cargas de 2 a 2,5 unidades animales por hectárea. Además se pueden obtener por hectárea producciones de carne al año entre 350 y 400 kg.