En qué consisten los proyectos Piloto de Excelencia Sanitaria

Por: 
CONtexto ganadero
05 de Octubre 2022
compartir
Vacas en pastoreo
El proyecto de excelencia sanitaria de Vecol busca crear una cultura de la prevención en el hato. Foto: Captura de pantalla

El ganadero colombiano no tiene empoderada una cultura preventiva y por eso consume $210.000 millones anuales en medicamentos curativos, según cifras de Aprovet, citadas por Vecol,

 

De acuerdo con esta última empresa, el 81 % de los ganaderos del país cuenta con menos de 50 reses, son pequeños productores, que no están suficientemente preparados para cumplir los requisitos sanitarios y productivos ante los retos de competitividad y admisibilidad sanitaria a mercados globalizados.

 

Ante esta situación se crearon los Proyectos Piloto de Excelencia Sanitaria en ganadería bovina tanto de carne como de leche. Estos últimos en los municipios de Guachucal (Nariño), San Pedro de los Milagros (Antioquia), Sotaquirá (Boyacá) y Subachoque y la Cuenca alta y media del rio Subachoque (Cundinamarca), las cuales se encuentran dentro de las zonas de excelencia sanitaria establecidas por el ICA.

 

De acuerdo con Julio Tobón, coordinador de los proyectos de excelencia sanitaria de Vecol, con el proyecto bovino de leche del Valle de Ubaté y Chiquinquirá se complementa la información que la empresa ha venido recopilando desde hace algún tiempo de las diversas cuencas lecheras del país.

 

Con el proyecto se busca incidir a través del control y prevención de las enfermedades en un producto más sano para el consumo humano.

 

Según Alejandra Arias, Profesional de los proyectos de excelencia sanitaria, durante este tiempo se llevan a cabo las fases de gestión de aliados estratégicos; capacitación y planeación; definición del perfil sanitario; y, entrega de resultados. (Lea: ¿Qué debe contener un plan sanitario?)

 

El proyecto se destaca por su impacto en el fortalecimiento de los sistemas productivos de pequeños y medianos productores, en la instauración de las medidas sanitarias, y planes de prevención y control que a mediano plazo permitirán reducir los costos de producción y un mayor acceso a los mercados.

 

 

Con el grupo de investigación se trabaja en el laboratorio de parasitología y de enfermedades infecciosas para poder dar el diagnóstico de estas enfermedades, indicó Martín Orlando Pulido, Docente de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia.

.

Diana María Bulla, otra docente de la entidad educativa manifestó que el estudio consistió inicialmente en el diseño de una encuesta epidemiológica; posteriormente se determinó un tamaño de muestra teniendo en cuenta la población; y luego se hizo un acompañamiento de trabajo de campo donde se evaluaron los diferentes animales por el grupo de investigadores y profesionales de Vecol.

 

El programa ha tenido una buena acogida en zonas como el valle de Ubaté, Chiquinquirá y San Miguel de Sema, debido a muchos problemas reproductivos que afectan la región como es el caso del complejo reproductivo respiratorio y que en algunos casos los ganaderos no la conocían y no sabían que sus animales la tenían.

 

Con el análisis de los factores de riesgo, utilizando las encuestas epidemiológicas y los resultados de laboratorio, se encontró que el corral es el principal factor asociado a la presentación de enfermedades virales debido al mal manejo y a no contar con medidas de desinfección del mismo después de ser utilizados. (Lea: Planes sanitarios deben apuntarle a la prevención de enfermedades)

 

Otros factores de riesgo de gran importancia son la movilización de animales y la ausencia de prácticas de bioseguridad.

 

De igual manera, entre los factores asociados con enfermedades bacterianas y parasitarias está la movilización de animales, alta densidad de animales, presencia de roedores, manejo inadecuado del corral, entrada de animales sin conocimiento del estado sanitario, terrenos inundados o de baja filtración, entre otros.

 

Así mismo, se planteó que en toda empresa se debe realizar la identificación de riesgos que amenacen la productividad de la misma, en ganadería se deben minimizar los riesgos que puedan afectar la producción y rentabilidad de la finca.

 

Todo productor debe identificar los riesgos que puedan estar asociados a la presentación de enfermedades, con el objetivo de tomar medidas para la prevención y control de las mismas

 

La bioseguridad en granjas consiste en disminuir la posibilidad de introducir y diseminar una enfermedad dentro de los animales de la finca. (Lea: Toda finca ganadera requiere de un plan sanitario)

 

Se espera que  los productores acojan todas estas medidas de prevención y que tengan en cuenta los factores de riesgo para controlar la discriminación de enfermedades desde un manejo de medicina preventiva.