Equipos que usted debería tener en su predio ganadero

Por: 
CONtexto ganadero
10 de Noviembre 2016
compartir
Equipos ganaderos, Uso adecuado de equipos, uso adecuado equipos ganaderos, equipos necesarios en ganadería, implementos necesarios en ganadería, accesorios necesarios en ganadería, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
Herramientas como el elastrador o el contador de células somáticas son muy importantes en un predio ganadero. Foto: Engormix - http://www.tauber.ca - http://loja.tartanhavet.com.br
En el mercado hay herramientas de todo tipo para los productores pecuarios, que muchas veces se limitan a usar los mismos implementos sin probar otros que pueden resultar mucho más útiles y provechosos para desarrollar su actividad.
 
Las tiendas agropecuarias ofrecen instrumentos que sirven para el cuidado, la protección y la crianza de los semovientes, sin contar con el hecho de que también facilitan el ejercicio pecuario.
 
Por un lado, están las prendas de seguridad para los productores, y por el otro, elementos como las jeringas, los biberones, las pipetas, los termómetros, las pinzas, las navajas, entre otros. (Lea: 5 equipos ganaderos afectados por el alza de la energía)
 
Juan David Morales, médico veterinario del Valle del Cauca, señaló que una de las herramientas que más hacen falta en las fincas son las tijeras, tanto las que se emplean normalmente para cortar diversos materiales, o las que se requieren para procedimientos en animales, como la eliminación de pezones supernumerarios.
 
“En el caso de lechería, también son importantes los equipos para flamear las ubres, lo que ayuda mucho en las vacas que tienen las ubres muy peludas. Con fuego, con alcohol o con quemadores industriales, se eliminan los pelos que son fuente de contaminación de mastitis”, sostuvo.
 
Al respecto, Morales sugirió que las lecherías especializadas deberían contar con kits de medición de células somáticas, en lugar del California Mastitis Test, CMT, que suelen estar presentes en las fincas. (Lea: Lo que puede que usted no sepa sobre equipos de ordeño mecánicos)
 
Aun cuando reconoce que el costo de estos equipos puede ser elevado (entre $4 y $6 millones), explicó que en el largo plazo puede resultar una herramienta fundamental para resolver problemas de fondo cuando una muestra de leche registra un conteo de células cercano al millón.
 
La medición de las células somáticas es la que determina el nivel de infección de la ubre y ofrece un panorama mucho más claro de la realidad del hato. Yo sé que son costosos pero un ganadero que tenga más de 100 vacas en ordeño podría justificar la compra de este equipo”, indicó.
 
En el caso de las ganaderías de ceba, son necesarias las pinzas para hacer la elastración de los testículos, un procedimiento que consiste en colocar una banda de caucho en la parte superior de los testículos para hacer una seudocastración. (Lea: ¿Sabe qué tipo de máquina es la adecuada para su suelo?)
 
Con este método no se castra al animal de forma quirúrgica sino que se utilizan las pinzas en animales no mayores a 4 meses y se coloca un caucho sobre la vena, la arteria y el nervio del testículo, lo que interrumpe el flujo de sangre en el testículo para secarlo y dejarlo inservible”, explicó.
 
Otros elementos que podrían usarse con mayor frecuencia en los hatos ganaderos son las cintas para medir pH en orina que indican desórdenes metabólicos, acetonas o balances energéticos negativos.
 
En cuanto a los forrajes, además de la maquinaria habitual que se necesita para mecanizar la tierra, Morales aconsejó usar elementos como la guadaña giratoria para cortar el pasto a ras y remover estolones viejos que impiden el crecimiento de nuevas plantas. (Lea: 5 normas de seguridad a las que los ganaderos no prestan atención)
 
Esto teniendo en cuenta que muchos predios en Colombia están ubicados en zonas de ladera, donde se hace necesario el uso de equipos más especializados que permitan adaptar el terreno y hacer renovación de praderas.
 
Finalmente, el médico veterinario afirmó que existe una amplia gama de accesorios para la actividad pecuaria que los ganaderos deberían intentar probar, pues podrían facilitarles la labor y generarles mayores rendimientos en el largo plazo.