Frutos frescos y secos, gran opción nutricional para el ganado

Por: 
CONtexto Ganadero
23 de Septiembre 2014
compartir
frutos para vacas
Las frutas aportan energía, proteína, minerales y vitaminas al hato bovino. Foto: CONtexto Ganadero.
Las vacas no solo comen pasto. Los frutos hacen parte de su dieta alimenticia y, para beneficio de los ganaderos, en Colombia se encuentran  diversas especies de frutales que son aprovechables en cualquier época del año.
 
La condición tropical nacional permite que en el país crezcan leguminosas y árboles con frutos. El alimento se puede suministrar a las reses fresco durante el pastoreo, o como silo o fruto seco.
 
De esta forma, los frutos se han convertido en una alternativa nutricional en la ganadería de trópico, sobre todo, en épocas de sequía.
 
Juan Carlos Gómez, coordinador técnico de Ganadería Colombiana Sostenible de Fedegán, señaló que los sistemas silvopastoriles incluyen frutos que aportan energía, proteína, minerales o vitaminas, según el tipo de arbusto. (Lea: 5 mejoras que tendrá la ganadería colombiana tras la donación británica)
 
Se encuentran los que aportan carbohidratos y en los que hay fósforo, calcio o potasio; además de vitamina A, C y complejo B. 
 
En Colombia está el vainillo, guacimo, totumo, ciruelo, mango, guayaba, entre otros. Todos son frutos que las reses consumen con gusto y la posibilidad de recibir nutrientes que no siempre están en los forrajes.
 
“Los frutos son muy consumidos y una porción de árboles los da. Es una alternativa que se incluye en épocas de sequía porque tienen muchos nutrientes”, dijo Gómez.
 
Emiro Cerro, ganadero del municipio de Buenavista, en Sucre, hace varios años hace silo con totumo para alimentar sus reses doble propósito en la zona costera donde este fruto abunda.
 
Cerro ha sabido aprovechar el totumo de 2 formas. Lo proporciona fresco a sus animales y también lo deja secar para triturarlo y luego almacenarlo como suplemento bovino que suministra a sus reses en temporadas críticas por escasez de pastos. 
 
“Acá nace mucho totumo, a veces toca mochar el árbol, señaló Cerro, al explicar que tras triturar el fruto, "se le echa aceite y se guarda en tanques herméticos. Después se da al ganado con heno o silo de maíz”. (Lea: Donación de Gobierno Británico a Ganadería Colombiana Sostenible se firma este viernes)
 
El totumo, añadió Gómez, es "una opción interesante en momento seco porque es rico en carbohidratos, minerales y vitaminas. Es ávidamente consumido por el ganado".
 
Con este alimento, el ganadero sucreño ha visto sus animales con la corporalidad adecuada y produciendo suficiente leche.
 
Según indicaron en un proyecto Alberto Navas Camacho, de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, y Claudia Restrepo, de la Universidad de La Salle, “la suplementación con frutos de leguminosas arbóreas mejora la respuesta productiva de los bovinos en las 2 fases de mayor importancia zootécnica: primera fase de lactancia y crecimiento temprano”.
 
Aproveche la diversidad de frutas de las que se dispone en Colombia para alimentar a su ganado, los beneficios los notará en una mejor producción.