Ganadería colombiana se reducirá a 20 millones de hectáreas

Por: 
CONtexto Ganadero
08 de Septiembre 2014
compartir
Ganadería Colombiana Sostenible
La donación de USD$20.7 millones por parte del Reino Unido beneficiará a 2.700 pequeños y medianos ganaderos en Colombia. Foto: CONtexto Ganadero.
Con la donación de USD$20,7 millones por parte del Reino Unido, Fedegán continuará con su trabajo de transformación del sector para hacerlo más amigable con el medio ambiente. La meta: triplicar el número de animales y reducir las hectáreas dedicadas a la actividad ganadera.
 
La vida de 2.700 pequeños y medianos ganaderos en Colombia cambiará en los próximos 4 años, gracias a los recursos que el Gobierno del Reino Unido proporcionará a proyecto Ganadería Colombiana Sostenible, tras la firma de donación que se llevó a cabo en las instalaciones de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán. 
 
El objetivo del proyecto será establecer 10 mil hectáreas en Sistemas Silvopastoriles Intensivos, SSI; 38 mil hectáreas en Sistemas Silvopastoriles y 15 mil en otros usos de suelo en corredores de conectividad, tanto ribereños como terrestres, que además contarán con figura de Pagos por Servicios Ambientales, PSA. (Lea: 5 mejoras que tendrá la ganadería colombiana tras donación británica)
 
De acuerdo con José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de Fedegán, con esta inversión se atenderán más productores para que conviertan su actividad, que ha venido afectado el medio ambienta, en una ganadería sostenible, cuyo principio objetivo es ser compatible con la conservación de los suelos.
 
Este tipo de ganadería es el futuro del sector en Colombia. La promesa de valor que hacemos con esta inversión está en la reducción de la ganadería a 20 millones de hectáreas, duplicando o triplicando el número de animales. La invitación es a que, conjunto con el Gobierno, se trabaje para que las compensaciones de las empresas extractivas mineras participen activamente en la reconversión productiva de las zonas que quedan en los entornos donde se desarrollan proyectos mineros-energéticos”, explicó Lafaurie Rivera.
 
Durante la firma del acuerdo, también hicieron presencia el embajador británico, Lindsay Croisdale- Appleby; el gerente del Banco Mundial para Colombia, Issam Abousleiman; miembros de los ministerios de Agricultura y Medio Ambiente; y los socios del proyecto Ganadería Colombiana Sostenible. (Lea: Proponen sistemas silvopastoriles para reforestar predios en Brasil)
 
Para Issam Abousleiman, esta donación demuestra el compromiso que se viene adquiriendo con el sector agropecuario en Colombia, pues gracias a esto se  reducirá la pobreza y mitigará el cambio climático.
 
Con estos recursos, que irán destinados a pequeños y medianos ganaderos en varias zonas del territorio colombiano, esperamos ayudar a expandir el trabajo que se viene realizando de ganadería sostenible en el país”, acotó el gerente del Banco Mundial para Colombia.
 
Por su parte, Lindsay Croisdale- Appleby aseveró que para el gobierno británico los recursos naturales son prioridad, lo que fue un eslabón clave para firmar este acuerdo monetario con Colombia.
 
Gracias a agremiaciones como Fedegán se ha logrado mejorar la calidad de vida de muchos campesinos. Estas familias tendrán mayor rentabilidad de su actividad agropecuaria sin necesidad de afectar los recursos ambientales”, agregó el embajador británico. (Lea: Evaluarán avances obtenidos gracias a sistemas silvopastoriles)
 
Un proyecto próspero
 
El proyecto Ganadería Colombiana Sostenible nació en 2010 gracias a una donación inicial de USD$7 millones por parte del Banco Mundial mediante el Fondo para el Medio Ambiente Global, GEF, (por sus siglas en inglés).
 
Gracias a este proyecto, metas asociadas a la estrategia de Promoción de un uso ambientalmente sostenible de los Recursos Naturales, del Plan Estratégico de la Ganadería Colombiana, PEGA 2019, se han logrado ejecutar. (Lea: Promover una ganadería sostenible conlleva a aumentar la calidad de pastos y ensilajes)
 
En conclusión, este proyecto convierte a Colombia en un país pionero en el continente en este tipo de transformaciones estructurales que requiere la producción agropecuaria para proteger su insumo básico, que es la naturaleza.