La importancia de los datos para implementar un programa de mejoramiento genético

Por: 
CONtexto ganadero
26 de Enero 2023
compartir
datos implementar programa mejoramiento genetico bovino
Entre los cambios que ha traído la genómica, destacó que en la evaluación de los sementales en los centros de inseminación. Foto: marketinghoy.co - revistageneticabovina.com

Un programa de mejoramiento en ganadería que involucre biotecnologías como inseminación, transferencia de embriones o genómica, requiere datos de calidad. Así lo señaló un experto de la Confederación de Asociaciones de Frisona Española (Conafe) sobre la relación entre morfología y genómica.

 

José Antonio Jiménez, jefe del Departamento Técnico de la Confederación de Asociaciones de Frisona Española (Conafe), escribió en un artículo replicado en la revista Nuestro Holando de Argentina, que «la recogida de información de calidad es ahora y siempre el motor sobre el que se asienta todo programa de mejora».

 

«El resto de las tecnologías como la inseminación, transferencia de embriones o incluso la genómica, son herramientas para acelerar el progreso, pero este solo se logra en base a la recogida de datos de calidad», agregó. (Lea: Con proyecto de genómica buscan aumentar la eficiencia ganadera en Europa)

 

El artículo titulado «La relación directa entre la morfología y la genómica» es un trabajo presentado en España, en las I Jornadas Técnicas celebradas en Dos Torres (Córdoba) dentro de la programación de la XI Feria de Ganado Frisón Usías Holstein, organizada por la Asociación de Frisona Dos Torres (Afrido).

 

En el texto, comenzó asegurando que los caracteres morfológicos son una parte importante del programa de mejora genética del vacuno lechero en España. Estos caracteres que se observan a simple vista han mejorado gracias al progreso genético, en especial los de la ubre y las patas, contribuyendo al bienestar de la vaca.

 

«Hoy quizá el objetivo sea mantener en el rango óptimo aquellos caracteres de óptimo intermedio como la colocación y longitud de pezones, de especial importancia en las explotaciones con robot de ordeño. Para ello contamos con las valoraciones genómicas y herramientas como el programa de acoplamientos Conafemat», precisó.

 

 

La importancia de la morfología en los programas de mejoramiento genético

 

Al revisar las calificaciones finales de las vacas nacidas en los años 2000 y 2010 respecto a sus partos y su producción vitalicia, se ha concluido que las nacidas en 2010 tienen una diferencia de más de 10 000 kilos de leche al final de su vida. A juicio del autor, esto permite concluir que «la información de la calificación como predictor de la longevidad sigue siendo una herramienta que ayuda al programa de selección».

 

Resaltó que se deben tener en cuenta caracteres como la colocación de pezones, especialmente en granjas con robot de ordeño, si se van a aplicar programas de acoplamiento basados en evaluaciones genéticas de este carácter. (Lea: ¿Por qué deberíamos hacer nuestra propia selección genómica en ganadería?)

 

Así mismo, cabe destacar que los establecimientos que participan en concursos están utilizando más toros genómicos que la media, seguramente debido a la buena fiabilidad de las pruebas genómicas para estos caracteres, a causa de la gran cantidad y calidad de datos históricos de los que parten dichas evaluaciones.

 

Sin embargo, ante los comentarios en contra del genotipado de terneras para buscar la excelencia morfológica, señaló que las valoraciones no distinguen entre sexos y, por tanto, son igual de fiables y de buenas predictoras en ambos. (Lea: Aprenda cómo puede reforzar la inmunidad de sus vacas a través de la genética)

 

Entre los cambios que ha traído la genómica, destacó que en la evaluación de los sementales en los centros de inseminación, la edad de los padres y madres de los toros se ha reducido y en la actualidad es de poco más de 2 años. Además, el uso de toros jóvenes en España está en torno al 62 % de uso de toro genómico.

 

«Tras la llegada de la genómica el progreso se ha acelerado notablemente y son los caracteres de producción y los funcionales de los machos y hembras españolas los que han experimentado cambios más notables. Dentro de los caracteres morfológicos, la mayor diferencia se encuentra en los relacionados con las patas», apuntó.