Con proyecto de genómica buscan aumentar la eficiencia ganadera en Europa

Por: 
CONtexto ganadero
27 de Diciembre 2021
compartir
Proyecto Gentore, gentore unión europea, gentore, proyecto genómica ganado, genómica ganado fondos europeos, H2020, mejoramiento genético, Genética, evaluaciones genéticas, evaluaciones genéticas tradicionales, evaluaciones genómicas, genómica, ganado bovino, ganadería bovina, carne, leche, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, vacas, vacas Colombia, bovinos, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
El proyecto GenTORE fue financiado con recursos del programa H2020 por un periodo de 5 años, con el que buscan contribuir a la sostenibilidad ganadera. Foto: gentore.eu

Mediante el análisis del genoma y el fenotipo de cada vaca, el proyecto GenTORE financiado con recursos de la Unión Europea promete aumentar la sostenibilidad económica, medioambiental y social de los sistemas europeos de producción ganadera, mejorando la resistencia y eficiencia del ganado.

 

La ganadería —incluida la separación de los animales reproductores de los destinados al matadero— se basa en una buena dosis de intuición y conjeturas. Sin embargo, ¿y si los ganaderos pudieran basar sus decisiones en información genética y no genética precisa?

 

En esta nueva realidad, el valor de cada animal y su idoneidad para la cría se determinarían mediante herramientas de gestión especializadas basadas en las nuevas tecnologías. (Lea: ¿Por qué deberíamos hacer nuestra propia selección genómica en ganadería?)

 

Esto es precisamente lo que pretende el proyecto financiado con fondos europeos GenTORE (Genomic management Tools to Optimise Resilience and Efficiency, que traduce a Herramientas de gestión genómica para optimizar la resiliencia y la eficiencia). 

 

«Los ganaderos suelen tener muchas preguntas sobre sus animales, y las respuestas dependen sobre todo de sus capacidades innatas (su genotipo) y de su estado actual o fenotipo», explica Nicolas Friggens, investigador del Inrae y coordinador del proyecto GenTORE.

 

El Inrae es el Instituto Nacional de Investigaciones para la Agricultura, la Alimentación y el Medio Ambiente de Francia, y el proyecto GenTORE está enmarcado en Horizonte 2020 (H2020), el mayor programa de investigación e innovación en la Unión Europea con un presupuesto de casi € 80 000 millones para el periodo 2014-2020.

 

Con la llegada de la genómica y de las tecnologías automatizadas de control en las explotaciones podría cambiar por completo esta situación. «Podría proporcionar información muy precisa para orientar las decisiones más cruciales de los ganaderos», declara Friggens.

 

Basándose directamente en estos avances, GenTORE ofrece un conjunto de herramientas que mejoran la gestión del ganado de principio a fin. Estas herramientas permiten la selección de varias razas para mejorar la resistencia y la eficiencia del ganado (R+E), la caracterización de diversos entornos de las explotaciones, el fenotipado a gran escala de la R+E utilizando tecnologías «in situ», y la gestión en la explotación de las decisiones de cría y sacrificio.

 

Los agricultores pueden incluso utilizar GenTORE para predecir las consecuencias de los cambios en la cría y la gestión sobre la resistencia general de la explotación. (Lea: Nuevas técnicas sobre modificación genética pueden eximir reglas de la UE)

 

 

Análisis detallado de la gestión del ganado

 

Gracias a GenTORE, los ganaderos pueden clasificar sus vacas en función de su valor lechero. Con esta información, pueden decidir cuáles de sus vacas deben criarse con semen lechero y cuáles con razas de carne que aumenten el valor de los terneros para la producción de carne.

 

Sin embargo, el abanico de posibilidades es más amplio: «Con esta información genómica sobre sus vacas, los ganaderos podrán seleccionar los sementales que den la combinación de genes más favorable. El equipo de GenTORE ya ha desarrollado este tipo de herramientas, que están utilizando las empresas de cría y los ganaderos».

 

Para llegar a este nivel de precisión, el consorcio GenTORE tuvo que recopilar una base de datos única de más de un millón de genotipos y combinar los genotipos con los fenotipos de R+E. (Lea: ‘En palabras claras, ¿para qué me sirve la genómica en mi finca?’)

 

Esta fue quizás la parte más difícil del proyecto. «En algunas situaciones, normalmente en los sistemas de producción extensiva de carne de vacuno, los datos disponibles eran muy limitados. Tuvimos que realizar ensayos específicos de GenTORE», indicó Friggens.

 

Y añadió: «También queríamos ver si era factible el seguimiento a distancia de los animales. Como no disponíamos de información, realizamos nuestros propios estudios utilizando drones, lo que demuestra que este tipo de tecnología tiene potencial, pero aún no está lista para su despliegue».

 

No obstante, otras herramientas sí lo están. Además de la herramienta de clasificación, el equipo de GenTORE ha logrado desarrollar una cartografía a escala europea que combina información geofísica, meteorológica y de tipo de explotación que proporciona información clave sobre el contexto productivo local.

 

También ha ideado métodos mejores para el fenotipado de la R+E utilizando tecnologías in situ que miden el rendimiento de los animales (producción de leche, peso corporal, etc.) y otros datos, como la actividad y la temperatura. Por último, crearon nuevos métodos para mejorar la evaluación genómica de los animales cruzados.

 

«Esperamos que nuestro trabajo permita crear nuevas generaciones de vacas mejor adaptadas a sus entornos de producción locales. Unos animales mejor adaptados significan un mayor bienestar, una mayor longevidad y una eficiencia sostenible para los sistemas de producción ganadera».

 

Las herramientas de gestión en la explotación también permitirán a los ganaderos adaptar sus estrategias de cría para producir el número de animales adecuado a sus necesidades, lo que supone menos animales de sustitución, una buena noticia para la huella medioambiental de la producción ganadera.

 

«Por último, los modelos de predicción a largo plazo desarrollados en GenTORE permitirán a los asesores ganaderos y a los propios ganaderos anticiparse mejor a los efectos del cambio climático en sus regiones y adaptarse a ellos», concluyó Friggens.

 

Con información de este enlace