Las leyes Voisin mejoran la ganadería en todo el mundo

Por: 
CONtexto Ganadero
25 de Septiembre 2014
compartir
leyes de Voisin ganadería
Las 4 leyes son: reposo, ocupación, rendimientos máximos y rendimientos regulares. Foto: Engormix.
Prestando especial atención a 4 aspectos fundamentales aplicables en cualquier país, clima, pastura y explotación, el productor bovino podrá mejorar su pastoreo, productividad, economía y rentabilidad.
 
Las leyes de Voisin son un sistema de pastoreo intensivo basado en el seguimiento de 4 pasos propuestos por su creador e inspirador, el fisiólogo André Voisin, en 1963, y perfeccionados con el paso del tiempo gracias a la intervención de profesionales en el sector.
 
De acuerdo con Carlos Fernández Ridano, ingeniero agropecuario de la Pontificia Universidad Católica Argentina, este sistema maximiza la producción de carne y leche mediante un aprovechamiento racional y sostenible de las pasturas. (Lea: Pastoreo rotacional, clave para optimizar la actividad ganadera)
 
El sistema de Voisin es la más avanzada y eficiente técnica de manejo de los pastos, basada en armonizar los principios de la fisiología vegetal, con las necesidades cualitativas de los animales y con el mejoramiento creciente del suelo, por medio de los procesos bióticos y bajo la intervención del hombre”, acotó Fernández Ridano.
 
Pero, ¿cuáles son estas leyes?
 
Michael Rúa Franco, presidente de la Asociación Colombiana de Ganaderos Ecológicos, Bioganaderos, le explicó a CONtexto Ganadero que este sistema se basa en reposo, ocupación, rendimientos máximos y rendimientos regulares.
 
Estas leyes aplican sobre la fisiología y desarrollo de las plantas en general, especialmente en las pasturas. Como su nombre lo indica, son leyes porque siempre se van a cumplir, independientemente de si el ganadero conoce o no el acontecimiento, siempre darán el resultado esperado”, acotó Rúa Franco.
 
¿En qué consiste cada una de las leyes?
 
El portal ganadero Prosegán, explica que las 4 leyes fundamentales son aplicables en cualquier país, clima, pastura y explotación. Este es un pequeño resumen de este sistema, para que usted, amigo ganadero, lo comience a implementar en su predio. (Lea: ¿Cuáles son los principios que debo tener en cuenta al alimentar mi ganado?)
 
Primera ley
 
Para que un pasto sea productivo debe recibir un periodo de descanso entre dos pastoreos. Esto le permite almacenar reservas en sus raíces y desarrollarse rápidamente para producir la mayor cantidad de masa verde por unidad de superficie.
 
Este periodo de descanso depende de la fisiología misma de la planta, las condiciones medioambientales y las características del suelo. Es muy importante que este tiempo de descanso sea el adecuado, pues si los animales entran a pastoreo antes del tiempo correcto, se pone en peligro la vida del pasto. Pero si el tiempo de descanso ha sido demasiado largo, es muy probable que la calidad del forraje no sea óptima.
 
Segunda ley
 
Un pasto no debe ser cortado 2 veces por el animal en el mismo periodo de ocupación del potrero. Esto se logra mediante periodos cortos de pastoreo, en potreros pequeños y con ocupaciones de 2 a 4 días. Hablar de 'pequeño' o 'grande' es un valor relativo pues todo depende de la cantidad de animales que se trabajen en la finca. (Lea: Cultivos hidropónicos, alternativa de alimentación bovina en verano)
 
Tercera ley
 
Cuanto menos trabajo tenga un animal para cosechar a fondo un potrero, mayor será la cantidad de pasto cosechado. Se recomienda una altura de 60-80 centímetros, cuando se trata de pastos eréctiles, y de 15 a 25 centímetros, cuando se trata de gramíneas postradas, como el Pangola.
 
Cuarta ley
 
Para que un animal sostenga su producción no debe permanecer más de 48-72 horas en el mismo potrero, pues está demostrado que los bovinos presentan mayores producciones durante las primeras 24 horas de ocupación del potrero, decreciendo estas a medida que transcurre el tiempo. Esto se debe a que cada vez el animal cosecha menos forraje y de menor calidad. (Lea: Técnicas que mejoran la producción ganadera)
 
El temor latente entre los productores
 
En muchas ocasiones, los ganaderos sienten temor por comenzar a aplicar las leyes de Voisin en sus predios. Jorge Humberto García Hernández, subgerente de la empresa ganadera Belmonte y experto en el tema, le dijo a este diario que todo recae en el desconocimiento del tema.
 
El día que el ganadero colombiano se aprenda las leyes de André Voisin, la historia del sector bovino en el país cambiará. Los pasos son sencillos: conocer los pasos de este sistema y aplicarlos en sus predios. Comenzar de a pocos e ir conociendo cómo responde la finca. Ahí está la clave”, ultimó García Hernández.
 
Este sistema es económico, práctico y rentable. Aplicarlo solo depende de cada productor y conservarlo recae en el conocimiento que se vaya adquiriendo con el día a día. Como afirman los expertos, este sistema es de prueba, error y beneficios.