Los 10 mandamientos del ganadero ecológico

Por: 
CONtexto Ganadero
01 de Abril 2015
compartir
Ganadería ecológica
Apuntarle a una producción amigable con el ambiente permitirá obtener leche y carne más saludables. Foto: Fedegán.
La producción amigable con el medio ambiente dejó de ser una moda o tendencia y se convirtió en un propósito permanente que le apuesta a un sistema libre de tóxicos, químicos y hormonas. Es así como los ganaderos ecológicos creen en el uso de minerales y la medicina homeopática.
 
Lograr producir carne o leche de alta calidad sin que en ella haya rastros de químicos, hormonas o productos de esa índole, es un propósito al que le vienen apostando un nutrido grupo de empresarios pecuarios colombianos. Ese objetivo no solo les permitirá llegar a mercados internacionales, sino que le entregarán a la nación productos más sanos e interesantes para el consumidor. (Lea: Los 10 'mandamientos' del ganadero del siglo XXI)
 
Para hacer parte de ese selecto grupo, es necesario implementar una serie de modificaciones al interior del hato, con el fin de que en un lapso de 6 meses se noten los cambios implementados y sea posible apostarle a la certificación biológico, trámite un poco más extenso, pero que al final permitirá enviar productos a naciones europeas.
 
Primer mandamiento: cambiarás el 'chip' y creerás en la ganadería ecológica
 
Diego Arciniegas Díaz, administrador de empresas agropecuarias de la Universidad de La Salle y miembro de la Asociación Colombiana de Ganaderos Ecológicos, Bioganaderos, sostuvo que para lograr ingresar en la onda de producción ‘verde’, es necesario creer y dejar a un lado los miedos.
 
“No es fácil apostarle a un nuevo sistema, pero será exitoso si desde el dueño de la empresa hasta el administrador están convencidos. Claro está, es necesario que ese cambio vaya acompañado de un asistente técnico que sepa el camino a seguir y lo que se debe implementar. Es decir, romper el miedo y apostarle a algo que tiene el éxito asegurado”, argumentó Arciniegas Díaz. (Lea: Los 3 ejes para desarrollar una ganadería ecológica eficiente)
 
Segundo mandamiento: Serás buen agricultor
 
Fabio Aristizábal Ochoa, ingeniero electrónico, especializado en energía solar y socio de la empresa Asorgánicos, aseguró que todo aquel que desee apostarle a la ganadería ecológica debe tener siempre presente el ser un buen agricultor, por lo que recomendó adelantar una serie de cambios a la hora de concebir la producción pecuaria con el fin de obtener un producto limpio e inocuo.
 
Aristizábal Ochoa sostuvo que es importante tener un pasto que tenga proteína verde por encima del 7 %, ya que si es menor el ganado no tendrá la oportunidad de convertir ese alimento en carne o leche. Además aseguró que la rotación de las pasturas debe hacerse de forma inteligente, es decir, si es menor a 30 días, va a requerir más suplementos, pero si es superior a los 40 días son necesarias más vacas.
 
“Nosotros olvidamos lo importante que son los minerales, olvidamos dar sales que realmente los tengan y en su lugar suministramos unas que lo único que provocan son diarreas en los animales. Por eso es importante apostarle a un manejo integral a nivel de nutrición. Eso nos va a brindar un ganado más sano, con un sistema defensivo óptimo, mejor nutrido. Así tendremos unos bovinos que producen más carne, leche y mucho más fértiles”, argumentó el ingeniero. (Lea: Con la alopatía se controlan parásitos en el ganado ecológico)
 
Tercer mandamiento: Cosecharás agua
 
Rolando Barahona, docente de la Universidad Nacional, sede Medellín, experto en zootécnica, nutrición de rumiantes y PhD en agricultura, expuso que Colombia era un país reconocido por su gran cantidad de agua, pero ahora pasó de ser el cuarto a nivel mundial con mayor reserva hídrica en el mundo a estar en un séptimo u octavo lugar, por lo cual es necesario aprovechar las aguas lluvias, almacenar el líquido en jagüeyes y así preservar de forma óptima el recurso hídrico. (Lea:Sistemas silvopastoriles, de vital importancia en hatos ganaderos)
 
Cuarto mandamiento: reducirás el uso de fertilizantes
 
El reemplazo de los fertilizantes de síntesis química derivados del petróleo (urea y otros) o de minas como el fósforo y el potasio, por abonos orgánicos, permite la disminución de los costos de producción porque resulta más económico producirlos en la finca que comprarlos.
 
Quinto mandamiento: Usarás medicamentos antihomotóxicos
 
Hugo Leiva Kossatikoff, médico veterinario de la Universidad de La Salle, especialista en sanidad animal con énfasis en salud pública de la Universidad UDCA, quien cuenta con amplia experiencia en medicinas alternativas y actualmente hace parte del Laboratorio Homeopático Animal, como director científico, hizo énfasis en la importancia de uno usar hormonas o químicos para tratar las enfermedades de los bovinos. (Lea: Alternativas medicinales para mejorar la producción de su ganado)
 
Aseguró que es necesario mejorar la alimentación que se les suministra a los bovinos de cara a que se brinden productos de mejor calidad, con el fin último de que los humanos se alimenten mucho mejor y de forma más sana.
 
“Esta alternativa de medicina no produce efectos secundarios, no afecta a los animales jóvenes o adultos e incluso no produce resistencia. La razón es sencilla, queremos estimular las defensas de los animales de cara al medio en el que se desenvuelven y los parásitos que están en el ambiente”, argumentó el experto.
 
Sexto mandamiento: Confiarás en la alopatía y los preparados
 
Wilson Ladino, experto en la materia, señala que esta ciencia busca sacarle el mayor provecho a los mecanismos de defensa que tienen las hierbas, frutas y hortalizas, ya que las sustancias químicas que salen de ahí, dependiendo de la forma en la que se extraigan, ayudan a combatir las plagas, insectos y demás situaciones que se presenten dentro del hato. (Lea: Cambiar el 'chip' hacia la ganadería ecológica, mensaje del congreso)
 
“Insectos como el nuche, la garrapata, las moscas, hormigas y hasta parásitos pueden ser combatidos y repelidos con productos como ají, albahaca, yerbabuena, tabaco, ajo, cebolla, caléndula o hinojo”, dijo Ladino.
 
Séptimo mandamiento: Nutrirás mejor las pasturas
 
Felipe Montejo Chirivi, ingeniero agrónomo de la Universidad Nacional y administrador de empresas agropecuarias del Sena, con énfasis en  nutrición vegetal, explicó la importancia de que los pastos cuenten con un generoso contenido de nutrientes, los cuales son asimilados por los bovinos y transformados en carne y leche.
 
El experto argumentó las necesidades que tienen las pasturas en materia de minerales como son oxígeno, carbono e hidrógeno, además de otros nutrimentos necesarios que pueden mejorar la calidad de los forrajes, los que sumados a los abonos orgánicos, compost o restos de cosecha, son una combinación ideal para el pasto. (Lea: Producción de leche de la mano de la ganadería ecológica)
 
“Una adecuada nutrición de los suelos, brindará una adecuada calidad de los alimentos. Por ejemplo, el nitrógeno es un elemento esencial para el crecimiento de las plantas. El fósforo induce a la formación de raíces, e incluso brinda energía a las células, por lo que debe usarse en casos de deficiencia. El potasio le da calidad a las pasturas, las vuelve resistentes a las plagas y enfermedades. Mientras que el calcio ayuda a la prevención de plagas y enfermedades”, explicó Montejo Chiviri.
 
Octavo mandamiento: Alejarás las hormonas de tu predio
 
Las hormonas tienen restricción de uso porque se ha comprobado que causan efectos negativos en la salud animal y los productos bovinos que son de consumo humano.
 
De igual forma, toda comida hecha con químicos o productos con modificación genética quedan fuera de la lista de la dieta animal. Según Michael Rúa Franco, presidente de la Asociación Colombiana de Ganaderos Ecológicos, Bioganaderos, en el mercado se encuentra una oferta amplia de alimentos orgánicos para el ganado. (Lea: Produzca su propio compost a bajo costo)
 
Noveno mandamiento: creerás en las razas criollas
 
Hugo Leiva Kossatikoff, rechazó el interés de los ganaderos del país de introducir razas que provienen de los Alpes europeos en las regiones tropicales, porque pueden resultar con estrés calórico y se perjudica su producción y salud.
 
Leiva recomendó apostarle al ganado criollo ante la adaptabilidad y las bondades que tiene en zonas en las que escasean recursos como el agua.
 
Décimo mandamiento: Buscarás certificar predios
 
En el proceso de certificación se respetan los tiempos de desintoxicación de suelos y animales de acuerdo a la resolución 0187 de 2006. Por ejemplo, los pastos y forrajes necesitan entre 1 y 2 años para demostrar que están libre de contaminantes, desde cuando se presume que el hato ya ha comenzado a comer pasturas sin químicos. (Lea: 18 recetas amigables con la ganadería y el medio ambiente)
 
Posteriormente, se cuenta un tiempo para la certificación de las reses. Para el ganado bovino de leche se exigen 6 meses, para el hato de carne de res, 1 año; el sector porcino, 3 meses; y el avícola, 2. “Esos tiempos son obligatorios”, anotó el líder del gremio que agrupa a los ganaderos ecológicos en Colombia.
 

Durante este periodo el ganadero cumple con cada una de las pautas mencionadas, lo que va ligado al uso de agua sin contaminantes y maquinaria de forma eficiente en los predios. Una vez cumplidos los requisitos, el productor se dirige a un organismo de certificación avalado por el Ministerio de Agricultura que audita el predio mediante visitas en las que se verifica el cumplimiento de la norma.