Los 5 mejores pastos para el ganado en el trópico bajo

Por: 
CONtexto ganadero
13 de Mayo 2015
compartir
pastos ganado
Las brachiarias crecen de forma favorable en el trópico bajo de Colombia. Foto: CONtexto ganadero.
La elección de las pasturas se hace de acuerdo a las condiciones climáticas de la zona para que crezca con todos los nutrientes requeridos por el hato bovino, de ello dependerá en gran parte la calidad de la producción de leche y carne.
 
El top 5 de las especies fue elegido por Mario Noreña, experto en pastos y forrajes y docente en el área de manejo de praderas en la Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín. Para él, la selección de las pasturas se hace tras conocer las características del suelo, entre ellas su grado de fertilidad y acidez.
 
Ante eso, Noreña eligió en primer lugar el angleton, pasto ideal para suelos con mediana y alta fertilidad; seguido de la pangola, la climacuna, estrella africana y guinea. Todos ellos tienen cabida en las zonas cálidas del país como alimento esencial para el ganado. (Lea: Pequeños ganadero sí pueden vender leche por encima de los $1.000)
 
El académico se refirió a los pastos que en el trópico bajo de Colombia tienen espacio pero se siembran cuando tras una evaluación del suelo se percibe acidez y alguna presencia de aluminio. En ese caso, manifestó, “escogería las brachiarias, en especial la decumbens, la humidicola y la brizantha”.
 
Leonardo De las Salas, coordinador en Córdoba de la Unidad Regional de Desarrollo Ganadero, URDG, del Fondo Nacional del Ganado, FNG, señaló que se encuentra una gran variedad de pasturas, pero puede asegurar que el “rey de los pastos” en el trópico bajo es el angleton.
 
Se pueden aprovechar muchas brachiarias y unas nativas, lo importante es conocer el tipo de suelo que se tiene”, recomendó el profesional del Fondo.
 
En ese sentido, el estudio de bromatología, la fertilización del suelo, la siembra de semillas y el consumo en el momento preciso del pasto, ayudarán a que el ganado ingiera un alimento de alta calidad.
 
Según José Carlos Marrugo, experto en pastos de Colinagro, los forrajes crecen fuertes si desde el suelo se han nutrido con fertilizantes que se escogen conociendo el ph de la tierra. (Lea: Oxigenar el suelo mejora la calidad del pasto que se da al ganado)
 
El diagnóstico añade contenido mineral y porcentaje de materia orgánica. “Para una correcta fertilización se hace un análisis del suelo. El diagnóstico se lee e interpreta para suplir los nutrientes que hacen falta y para no aportar los minerales que estén altos”, dijo el ingeniero agrónomo.
 
El docente de Medellín aseguró que todas las pasturas mencionadas se consiguen en el mercado. En la actualidad, han caído lluvias en algunas partes de la región Caribe del país, lo que motivará a los ganaderos a sembrar semillas de alguno de los pastos mencionados.