MásFinca, ejemplo de integración vertical de la cadena cárnica

Por: 
CONtexto ganadero
02 de Diciembre 2021
compartir
integración, Cadena cárnica, MásFinca, Orinoquía, Agrosavia, negocio, unidades de negocio, valor agregado, Ganadería, carnes, steakhouse, petmás, sostenibilidad, ambiental, social, económica, Angus, Brangus, brahman, fertilidad, ganancia de peso, resistencia, calidad de carne, precio de venta, rentabilidad, Genética, centros multiplicadores, levante, ceba, cuentas en participación, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
MásFinca Producción es un modelo de integración vertical de la cadena cárnica que ha mostrado buenos resultados. Foto: facebook.com/masfincaganaderia

La integración de los diferentes eslabones de la cadena cárnica en una sola empresa hace parte de una nueva tendencia que se empieza a observar en Colombia.

 

Un ejemplo de ello es MásFinca Producción S.A., una empresa antioqueña gerenciada por Sebastián Posada, quien en una charla durante el evento “La cadena de valor cárnica en la Orinoquia colombiana le habla al mundo”, organizado por Agrosavia presentó el modelo de dicho negocio.

 

La empresa trabaja basada en cuatro unidades de negocio que se integran de manera vertical buscando generar valor agregado y mejorar los procesos en cada eslabón de la cadena. Lo primero es la ganadería, otro negocio es carnes, el tercero es steakhouse y el cuarto se llama petmás.

 

El capital es 100 % colombiano y es una empresa familiar de la familia Restrepo del municipio de Jericó (Antioquia). (Lea: Cadena cárnica bovina con enorme potencial en mercados internacionales)

 

El  pilar fundamental de la compañía desde sus orígenes, hace más de 25 años, es la sostenibilidad tanto ambiental como social y económica.

 

En la parte ganadera trabajan con las razas angus, brangus y brahman porque responde a la ecuación: fertilidad + ganancia de peso + resistencia + calidad de carne + precio de venta = Rentabilidad.

 

Así mismo se generan cinco microprocesos como son: genética, centros multiplicadores, levante, ceba y cuentas en participación.

 

En la genética cuentan con hatos angus, brangus y brahman debidamente registrados ante las asociaciones y en el cual con un grupo de profesionales velan por producir animales que se adapten a las condiciones medioambientales, trayendo genética de Estados Unidos, Argentina, Escocia, Uruguay y el uso de toros propios.

 

Estos toros que producen en los centros de genética van a la cría que en la empresa llaman centros multiplicadores y que es el segundo pilar del negocio. Allí programan de manera exponencial, con tecnología como embriones e inseminación artificial, para multiplicar la genética que se produce en la empresa. (Lea: Así vienen trabajando los dos clústeres cárnicos articulados por MinAgricultura)

 

Los machos y hembras de descarte que se producen en los centros multiplicadores van a otro proceso muy importante en la compañía como es el levante para después finalizar estos novillos.

 

Como se generan excedentes de ganado esos animales van a otra unidad de negocio que son las cuentas en participación, comúnmente llamado ganados a utilidad. Al cliente se le entrega un producto con toda la trazabilidad.

 

En los hatos es muy importante el tema de conservación de las reservas naturales y actualmente cuentan con cerca de mil hectáreas en reservas naturales registradas ante el ICA y ante las corporaciones autónomas y adicionalmente se cuenta con 250 hectáreas en plantaciones introducidas y se comercializan bonos de carbono.

 

Los principales cruces que trabajan son el brahman por brahman para darle continuidad al hato base; el segundo es angus por brahman para tener un brangus; otro es el brahman por brangus y el brangus por brahman que da como resultado el brangus toba muy reclamado en la Orinoquía.

 

El brangus por vaca brahman es algo que se ha venido trabajando y que la empresa ha comercializado un número importante de reproductores para la Orinoquía por ser un animal que se adapta muy bien y que genera gran capacidad carnicera y precocidad.

 

Todo lo anterior no sería posible sin los pilares básicos de la administración como son planeación, organización, dirección y control, señaló. (Lea: Cadena cárnica del Meta piensa en el clúster y en un sello llanero)

 

En la parte de carnes se cuenta con un centro de distribución en Medellín avalado por el Invima por el decreto 1500 como planta acondicionadora y tres puntos de venta.

 

Las características de esta carnes son: sabor, calidad, terneza, jugosidad, marmoleo, maduración y consistencia. Es un producto natural, que cumple con todas las buenas prácticas ganaderas y con el sello de la Asociación Angus y Brangus como productores y comercializadores de esta raza. Además son miembros de la mesa de ganadería sostenible.

 

El otro negocio es steakhouse, un restaurante y tienda de carnes ubicado en Medellín y donde sólo se venden los productos de la ganadería de ellos. Es un restaurante con 15 años de trayectoria.

 

En la tienda se venden carnes brahman, angus y brangus certificadas, empacadas al vacío con adecuada maduración.

 

El último frente pero no menos importante es el petmás, siendo en la actualidad uno de los negocios más importantes del grupo que surgieron como necesidad de abastecimiento y de mejorar el precio de los insumos para las fincas pero con el tiempo la demanda creciente para pequeñas especies llevó a que se convirtieran en una tienda de mascotas.

 

Actualmente cuentan con seis donde además hay veterinarios y mesas de cirugía y con lo último en tecnología.