Metano, gas de ciclo corto al que más le atribuyen efectos en el calentamiento global

Por: 
CONtexto ganadero
01 de Febrero 2021
compartir
ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero, ganadería colombiana sostenible, ganadería sostenible, NAMA Facility, llamado NAMA Facility, propuesta NAMA Facility, Emisiones de Gases Efecto Invernadero, Emisiones de gases, reducción de bases, emisiones de carbono
De acuerdo al experto, el metano es el gas con el ciclo más corto. Foto: tendenzias.com - Fedegán

Los gases de efecto invernadero tienen un ciclo de vida en la atmósfera, razón por la que algunos sectores están enfocando su trabajo en la reducción de su producción. Conozca la razón por la que los expertos consideran que se está satanizando algunas actividades sin conocer los efectos de los gases.

 

En la reciente charla organizada por Fedegán, Jacobo Arango, científico del CIAT, explica que existen tres tipos de gases efectos invernadero que son los causantes del cambio climático que está viviendo el mundo. Estos son conocidos por la población mundial, pero no debidamente explorados para saber las implicaciones que tienen en algunas actividades económicas. (Lea: Las emisiones de gases efecto invernadero en los sistemas agrícolas)

 

“Hay tres principales gases, el primero es el CO2 que viene principalmente cuando se hacen talas de bosques, el metano que proviene de la fermentación entérica y el óxido nitroso que viene del suelo, procesos de fertilización o deposición de heces u orina”, describe Arango.

 

Para el profesional, es importante saber que se ha creado una fuente para poder compararlos que es el IPCC, este es el poder de calentamiento que tiene cada uno de esos gases, pues la composición química y la fuerza radioactiva no son iguales en estos.

 

“La fuerza radioactiva es la capacidad que tienen cada uno de estos gases de atrapar calor, por lo que cuando este entra a la atmósfera debería salir en una tasa determinada, pero cada uno tiene una capacidad diferente de atrapar ese calor y por eso se genera el calentamiento global o el efecto invernadero”, explica Arango.

 

La unidad universal es la del CO2 que se enumera como 1, por lo cual se empieza a ver que el metano tiene una fuerza radioactiva con un potencial de calentamiento global de 28 veces el que tiene el CO2. Por su lado, el óxido nitroso tiene una capacidad mucho más grande que es 265 veces.

 

“Por ejemplo, una molécula de metano en la atmósfera equivale a tener 28 moléculas de CO2, entonces que digamos que para la ganadería esto es una ‘mala noticia’ por el proceso de fermentación entérica. Pero eso es solo una parte de la historia porque la otra es la cantidad de tiempo que permanecen estos gases en la atmósfera”, asegura Arango. (Lea: Ganadería y gases de efecto invernadero: ¿reducir o compensar?)

 

Al ser sustancias químicas, están sujetas a transformarse en otros gases, por lo que el CO2 permanece en la atmósfera por más de 1.000 años, el óxido nitroso alrededor de unos 120 años y el metano es un gas de vida corta comparado con los otros dos porque solo está en la atmósfera alrededor de unos 12 años.

 

Entonces si hoy una vaca emite una molécula de metano está en la atmósfera por 12 años y luego desaparece, siendo muy clave entender la diferencia de estas emisiones cuando están asociadas a la ganadería a cuando se relacionan a otros procesos como el transporte o energías fósiles”, menciona el profesional.

 

Para este experto es importante saber que el metano es el principal gas de efecto invernadero pero es clave resaltar que es de vida corta y se deriva del CO2, que fundamentalmente hace parte del carbono biogénico. (Lea: Gases de efecto invernadero ¿la culpa es de la vaca?)

 

En palabras de Arango, “mientras la vaca está emitiendo metano, también hay pasturas en un sistema silvopastoril que por la fotosíntesis están capturando ese metano, por lo que si se tiene un hato estable se es capaz de mantener esa cantidad de carbono como gas de efecto invernadero en un ciclo, de tal forma que no se ponga más carbono en la atmósfera diferentes a si se extrae petróleo del suelo”, afirma.

 

Finalmente, el experto concluye que es fundamental tener en cuenta que no son lo mismo “las emisiones que vienen de otros sectores como el transporte y la generación de energía a los que están asociados a la ganadería, ya que con este último es posible mantener un balance y un ciclo”, concluye.