Método evalúa relación entre clima y producción lechera

Por: 
Agencia de Noticias UN
06 de Diciembre 2019
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, leche, producción leche, método leche, universidad nacional, agencia de noticias UN, estrés, estrés en vacas, efectos del estrés en el ganado
El estrés calórico afecta la producción láctea. Foto: laverdadonline.com.

Mediante implantes intravaginales adaptados a un termómetro datalogger (usado habitualmente para otros fines) se hizo monitoreo remoto a la temperatura corporal de vacas lecheras para determinar si presentan estrés calórico.

 

Este método establece la alteración del bienestar de estos animales por las condiciones meteorológicas, lo cual genera respuestas fisiológicas y de comportamiento que afectan la producción de leche. (Blog: Estrés calórico en bovinos)

 

La técnica usada para medir la temperatura corporal de las vacas en relación con factores meteorológicos es innovadora. “En el país no se había utilizado un método de medición remoto que no altere los datos por intervención humana, pues normalmente se le pone un termómetro a la vaca y se sostiene un rato”.

 

Así lo expone Esteban Gil Restrepo, médico veterinario y estudiante de la maestría en Ciencias Agrarias de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional sede Medellín, quien desarrolló la metodología.

 

La técnica es poco invasiva, de bajo riesgo y de adecuada adaptación a la anatomía de las vacas, que pueden estar libres durante las mediciones, pues está programada para tomar datos de forma periódica. (Reportaje: ABC para minimizar el impacto del estrés calórico)

 

La prueba se hizo durante cinco meses con 26 vacas raza Holstein y nueve BON (Blanco orejinegro) en la Estación Agraria Paysandú, ubicada en Santa Elena, corregimiento de Medellín.

 

Condiciones favorables

 

La investigación en la que se usaron los implantes intravaginales permitió identificar que no hubo correlación entre las condiciones metereológicas y la producción de leche. Además, se encontró que los animales estudiados estaban en un rango adecuado de termoneutralidad, es decir, que están confortables con el clima y que las condiciones son favorables para ellos.

 

También se halló que la temperatura corporal de la raza Holstein es más alta que la de BON. La de la primera es de 38,6°C y la de la segunda, 37,8°C. Esta tiene una tasa metabólica menor por no ser tan productiva, por lo tanto tiene menor vulnerabilidad al estrés calórico. El resultado tiene que ver con mecanismos de disipación del calor como el pelaje corto y blanco, el cual absorbe menos radiación solar. (Lea: Efectos del estrés calórico en el metabolismo de los bovinos)

 

La relación entre radiación solar y consumo de pasto fue solo del 10 %, aumentó cuando el flujo de energía solar llegó los 1.000 watts por metro cuadrado. En ese contexto, cada vaca pasó de tomar 80 litros de agua, en promedio, hasta 120 litros cada día.

 

Según el informe de la investigación, la variación en el consumo de agua se explica en un 24 % por la radiación solar, que puede estar relacionada con un aumento de la perspiración insensible, que es la evaporación del agua a través de la piel independiente al sudor. Esto afecta el balance hídrico del animal y estimula el consumo de agua, lo cual implica un comportamiento de termorregulación (capacidad para regular de la temperatura corporal).

 

El investigador Gil Restrepo comenta que estos resultados son útiles para identificar deficiencias en la producción, puesto que el animal puede sufrir una desviación de los nutrientes consumidos diariamente hacia procesos adaptativos, de manera que se perdería energía para la producción de leche, reproducción y crecimiento. (Lea: Cómo evitar que el estrés calórico afecte a sus animales)

 

Precisamente, en el estudio se usaron cuatro índices de estrés térmico, modelos matemáticos que permiten evaluar el grado de energía que pierde el animal o si se adapta al ambiente. Sin embargo, estos no se ajustan bien a las condiciones del trópico, por lo que se necesitan crear unos más específicos, que es la proyección del estudiante de Maestría.

 

En la investigación también participaron, los estudiantes de Zootecnia de la U.N. Sede Medellín, David Ríos, Paola Correa, Karen Yepes Adelina Vélez y Natalia Rincón.

 

Fuente: Agencia de Noticias UN.