Mídasele a las pruebas de desempeño de raza BON de Agrosavia

Por: 
CONtexto ganadero
04 de Junio 2020
compartir
Blanco Orejinegro, bon, Agrosavia, pruebas de desempeño, genotipo, Producción, núcleos de conservación, mejoramiento genético, banco de germoplasma, individuos superiores, ganancia de peso, canal bovina, proceso de selección, suplementación, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Agrosavia tiene todavía abiertas las inscripciones para la XI prueba de desempeño del ganado BON donde se escogen los mejores animales de la raza para avanzar en mejoramiento genético. Foto: Fedegán

El próximo 15 de junio se cierran las inscripciones para participar en la XI Prueba de Desempeño para toros Blanco Orejinegro – BON a realizarse por parte de Agrosavia en el Centro de Investigación El Nus, ubicado en el municipio de San Roque, al Nordeste antioqueño.

 

El registro de los animales en esta actividad no tiene costo y de cumplir con los parámetros establecidos, los bovinos harán parte de las diferentes fases que incluyen estas pruebas que iniciarán el 1 de agosto de 2020 y culminarán el 14 de abril de 2021.

 

Desde el 2009 Agrosavia promueve estas pruebas en bovinos de la raza BON, permitiendo identificar genotípica y productivamente 40 toros élite, animales de excelente potencial que hoy son utilizados para mejorar genéticamente los parámetros productivos en las ganaderías, asegurándole así a sus propietarios, crías de mayor calidad y con mejor desempeño. (Lea: Pruebas de desempeño en pastoreo mejoran la ganadería nacional)

 

Según Edison Julián Ramírez Toro, investigador máster del Centro de Investigación El Nus, desde el año 1940, la Corporación creó los núcleos de conservación, entre los que está el de la raza BON que se encuentra custodiado en este centro.

 

Sin embargo, no se dedica solo al tema de conservación sino que se trabaja en temas de fomento y mejoramiento genético de la raza para incrementar sus características productivas, lo cual es importante para producción pecuaria del país.

 

En el tema de conservación Agrosavia tiene el banco de germoplasma, en donde custodia una gran cantidad de genes de esta raza que ha venido adquiriendo a través de todo ese proceso de adaptación que lleva desde que llegó a América.

 

En los procesos de mejoramiento genético desarrolla, desde el año 2010, lo que se conoce como las pruebas de desempeño que es una metodología que permite a partir de una serie de mediciones, identificar unos individuos superiores para algunas características de interés productivo como ganancia de peso, o de canal como área del ojo del lomo. (Lea: Estos son los beneficios de la pruebas de desempeño)

 

En estos momentos Agrosavia convoca a los ganaderos de la raza Blanco Orejinegro del país para que inscriban sus animales con miras a participar en la XI prueba de desempeño, que es un evento importante para la raza porque son once años seguidos haciendo selección e identificación de reproductores machos, los cuales posteriormente van a ser distribuidos entre los ganaderos que participan y los criadores de BON a partir de material seminal.

 

Esta es una buena opción para que cada ganadero sepa cómo está haciendo su proceso de selección y cómo se encuentra frente a otros criadores del país y entre todos trabajar en pro del crecimiento productivo de esta raza.

 

Para poder participar en las pruebas lo primero es que debe ser un animal macho blanco orejinegro puro, que cumpla con todas las características morfológicas de la raza, que no tengan defectos de ningún tipo, que no tengan problemas sanitarios, que tengan entre 19 y 20 meses, entre otros aspectos. (Lea: Prueba Nacional de Desempeño en Pastoreo, una prueba de peso)

 

A partir de ahí se comienza a hacer un filtro dependiendo el número de ejemplares que se inscriban y es así como se puede llegar a aceptar hasta 3 animales por ganadería.

 

El proceso

 

Después que el productor inscribe su animal y cumple los requisitos, es contactado por Agrosavia  para hacer las respectivas pruebas sanitarias porque se debe garantizar que esté libre de las enfermedades de control oficial y posteriormente se organiza el transporte hasta el Centro de Investigación donde se va a desarrollar la prueba.

 

La idea es que todos los animales lleguen la misma semana, luego se le hace un tratamiento contra parásitos y viene el periodo de adaptación que dura 28 días para que se ajusten a las condiciones medioambientales por lo que vienen de diferentes partes. (Lea: Agrosavia pone en venta 8 hembras BON)

 

Después viene el pastoreo, donde los animales son alimentados con pasto, sal y agua y allí se realizan tres pesajes: al inicio de la fase, a los 28 días, y al finalizar la fase.

 

Luego viene la fase de suplementación masiva, donde se le da un kilo de concentrado durante 56 días e igual se pesa a los 28 días y al finalizar la fase.

 

Posteriormente se pasa a la fase de suplementación grupal, donde se les da 1,5 kilos de concentrado a los animales y se restringe a cuatro animales el ingreso a los comederos.

 

Luego hay una fase de suplementación individual, que es muy importante en el desarrollo de la prueba ya que permite identificar cuáles animales comen suplemento y cuáles necesitan más para ganar la misma cantidad de peso. (Lea: Agrosavia El Nus ofrece ganado BON)

 

En ese transcurso se le hace los pesajes a los animales, mediciones ultrasonido para calidad de carne y se le miden algunas variables morfométricas que van a permitir, al final de la prueba, clasificar los individuos, no solo por las ganancias de peso sino por otras características que son de interés dentro del sistema de producción.

 

Al finalizar esta prueba, se realizará la genotipificación con plataformas de alta densidad de los cuatro primeros toros clasificados como élite, quienes serán registrados ante Asocriollo y entrarán a ser parte de un programa de conservación de material seminal, el cual será compartido con sus propietarios y puesto a disposición para cualquier otra ganadería, a través del Laboratorio de Reproducción Animal de Agrosavia.

 

“La oportunidad que un toro sea seleccionado como un individuo élite es un factor diferencial que genera un impacto muy positivo para cualquier ganadería, teniendo en cuenta que este animal se incluirá en el catálogo de toros que publica Agrosavia. También tendrá acceso a la genética de otros toros que quiera incluir en su ganadería, buscando mejorar su hato”, señaló Ramírez Toro.

 

El impacto de estas actividades se puede evidenciar en el incremento del uso de la raza BON en hatos comerciales, con excelentes resultados en precocidad, eficiencia reproductiva y utilización de nutrientes en condiciones de pastoreo principalmente.