No solo de pasto vive el ganado, tenga en cuenta otras opciones

Por: 
CONtexto Ganadero
04 de Marzo 2015
compartir
alimentación para el ganado
Otras opciones importantes son el maíz, sorgo dulce, millo, pastos de corte o caña forrajera. Foto: Corpoica.
No solo de pasto vive el ganado, razón por la que los productores se deben preparar para enfrentar los periodos de sequía y para ello deben contar con otro tipo de alimentación siempre disponible en sus predios. Les contamos cuáles son.
 
Estudios realizados por investigadores del Centro de Investigación Nataima de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, en el Tolima, recomiendan tener planes de contingencia que ayuden a mitigar las dificultades generadas por la falta de alimento para el ganado bovino en épocas secas. (Entrevista: El ensilaje es la nueva tecnología a implementar en la ganadería)
 
Estos investigadores recomiendan a los ganaderos establecer en los periodos de lluvias, cultivos que sirvan como alternativa de alimentación para los periodos secos, entre ellos pueden ser: maíz, sorgo dulce, millo, pastos de corte o caña forrajera. Estos materiales además se pueden mezclar con especies forrajeras y leguminosas nativas de la región, entre ellas: guásimo, matarratón, leucaena, gomo, moringa, samán y botón de oro. Mediante alternativas de conservación como ensilaje, henificación y henolajes, pueden ser almacenadas para enfrentar luego la falta de forrajes en temporadas secas.
 

Adicionalmente, está la opción de los sistemas silvopastoriles que tienen proyección a largo plazo, pero con enfoque en el uso de sistemas de producción sostenibles. Los silvopastoriles tienen como metodología asociar árboles, arbustos, gramíneas y leguminosas en potreros. En este sistema, los árboles y arbustos proporcionan bienestar al ganado disminuyendo el estrés calórico de los animales optimizando los procesos metabólicos, mejorando así la producción animal. También disminuye la generación de metano, mejoran las condiciones biológicas del suelo, y por ende, la calidad de las pasturas. (Lea: Silo y henolaje de kikuyo, complemento ideal para el ganado)

 
“Estas alternativas son prácticas y económicas, siempre y cuando se desarrollen con materiales vegetales producidos en la misma finca del productor”, explicó Dagoberto Criollo, investigador del C.I. Nataima de Corpoica.
 
Antecedentes en la región
 
La falta de pasto en épocas de intenso verano, es uno de los problemas que enfrenta la ganadería extensiva en algunas regiones del país. En los departamentos de Tolima y Huila es un fenómeno histórico. Desde finales de 2006 incluso hasta comienzos de 2008 se vivió en esta región una sequía muy fuerte.
 
En la zona comprendida entre el norte del Huila y el sur del Tolima murieron más de 11 mil cabezas de ganado, siendo esta una constante crítica cada vez que se intensifican los periodos secos. Los municipios más afectados son: Natagaima y Coyaima en el Tolima, Villavieja, Colombia y Aipe en el Huila, entre otros que están cerca al desierto de la Tatacoa. (Lea: Pasto Maralfalfa cae bien a la ganadería de ceba)
 
Son muchos los pequeños productores que perdieron hasta el 100 % de sus animales, algunos con menos de 10 cabezas de ganado que constituían su único patrimonio y fuente de ingresos. Con estas alternativas el ganadero puede seguir siendo productivo en medio de la sequía.