¿Para qué puede usar el árbol indio desnudo o resbalamono?

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Marzo 2022
compartir
arbol bursera simaruba ganaderia
El árbol indio desnudo o resbalamico, que tiene nombres aún más curiosos, puede ser de gran aporte para las ganaderías. Foto: colombia.inaturalist.org

Con estos y otros nombres, así se conoce en Colombia al árbol Bursera simaruba, que sirve como cerca viva, barrera rompevientos, sombra y forraje. Pero también es maderable, combustible (como leña y carbón) y hasta tiene usos medicinales.

 

También llamado indio encuero, palo mulato o cholo pelado, como describió la Universidad del Norte de Colombia, esta planta pertenece a la familia de las Burceraceaes, la misma del incienso y la mirra. En nuestro país es nativa pero también ha sido cultivada.

 

Es un “árbol resinoso, caducifolio de 5 a 20 m de altura”, aunque puede llegar a los 30 m, su tronco es fuerte, de color rojizo y aspecto brillante. Sus hojas son compuestas. (Lea: Las propiedades del árbol guáimaro o ramón para su uso en ganadería)

 

Según investigadores de la Universidad Autónoma de Yucatán, estas hojas tienen alrededor de 12,8 % de proteína cruda. Señalaron que el árbol es originario de América tropical, desde el sur de México hasta el norte de Sudamérica, incluyendo las islas del Caribe y Florida.

 

Tiene buena capacidad para competir con malezas, es de rápido crecimiento y establecimiento, es muy utilizada por su fácil reproducción y prendimiento por estacas. No requiere de cuidados especiales y se mantiene por tiempos muy largos satisfactoriamente.

 

Por su parte, la Universidad del Norte señaló que en el Caribe colombiano la infusión de la corteza se toma para bajar de peso, en tanto que la infusión de flores y frutos sirve para aliviar dolores musculares, la fiebre y la amigdalitis, como analgésico y purgante.

 

“La decocción de la corteza se emplea para tratar afecciones de la piel, de los riñones (con leche y panela), enfermedades venéreas, diarrea, anemia, diabetes, ente otras”, añadió, en tanto que la resina se usa para cicatrizar heridas. En total tiene más de 47 usos medicinales.

 

Fue usado por culturas ancestrales como la maya y azteca. En cuanto a la ganadería, “se emplea como cerca viva, cortina de rompevientos y para dar sombra y refugio al ganado”. (Informe: Ganaderos que han sembrado SSPi han triplicado su producción lechera)

 

El proyecto Ganadería Colombiana Sostenible (GCS) lo incluye para usar como barreras vivas, junto con la leucaena, el matarratón, el eucalipto, el tilo, las acacias (japonesa, mangium, negra), entre otros. También se conoce como caratero o resbalamico.

 

En este manual, el proyecto destacó que el árbol crece entre los 200 y 1200 m s. n. m., por lo cual es una buena alternativa para una buena parte de las ganaderías de nuestro país. (Lea: Construya corrales vivos, son mejores para los animales y el ambiente)

 

Finalmente, una investigación realizada en el norte de Veracruz (México) evaluó distintas especies como alimento para el ganado, entre ellas la Bursera simaruba, que allí se conoce como chaca. La fracción consumida por los animales fueron hojas y flores.

 

El estudio reportó el siguiente valor nutritivo: proteína cruda 7.91 %; materia seca 31.99 %; energía digestible 3.97 %; energía metabolizable 3.25 %, y fibra cruda 17.46 %.