Sanmartinero, alternativa para mejorar la competitividad de la ganadería de la Orinoquia

Por: 
CONtexto ganadero
11 de Junio 2021
compartir
sanmartinero, cebú, adaptación, vigor híbrido, características productivas, Razas criollas, producción de carne, producción de leche, bondades, fertilidad, piedemonte, altillanura, Orinoquía, Agrosavia, Centro de Investigación, La Libertad, Carimagua, bancos de germoplasma, variabilidad genética, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Las razas criollas como el sanmartinero tiene gran potencial en la Orinoquía y por eso se trabaja en su preservación y desarrollo. Foto: Javier Rodríguez - Cumaral - Predio el Jecho

A través de propuestas de fomento muchos ganaderos han reconocido las bondades y atributos de las razas bovinas criollas para la producción de carne y leche en el país.

 

Una de estas razas es el sanmartinero la cual se destaca por su fertilidad y adaptación a las condiciones del piedemonte y altillanura orinoquense, señaló el investigador de Agrosavia La Libertad, Héctor Guillermo Onofre.

 

Los programas de conservación de las razas criollas iniciaron con el establecimiento de núcleos para su conservación y para este fin se han suscrito diversos convenios desde 1994 entre el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y Agrosavia (antes Corpoica), con la participación del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

 

La unificación de esfuerzos ha permitido la conformación de bancos de germoplasma animal. En el año 2019 se reportaron 583 animales puro sanmartinero en el banco de germoplasma de Agrosavia La Libertad. (Lea: Fertilidad, característica destacada del criollo Sanmartinero)

 

El objetivo es la conservación de la variabilidad genética de la raza que son genes de importancia económica, muchos de ellos de resistencia a enfermedades y la diversidad que tienen para las condiciones ambientales.

 

Este banco de germoplasma está representado en este grupo de animales y tiene una natalidad que en los últimos años está sobre el 80 % lo cual es uno de los principales indicadores que permite que sea introducida a los sistemas de producción.

 

En el año 2005 se dio inicio a un plan de fomento de razas criollas que permitió incrementar la población de animales en manos de los productores y demostrar el potencial productivo de estas razas. Para este fin se aprovecharon los animales excedentes en los bancos de germoplasma. Los núcleos puros se entregaron en participación a ganaderos para propiciar su conservación in situ y mantener la diversidad genética apoyados en el monitoreo de parámetros productivos.

 

El núcleo de mejoramiento genético de bovino sanmartinero actualmente se desarrolla y evalúa en el centro de investigación Carimagua de Agrosavia en Puerto Gaitán, Meta. En el año 2015 se conformaron dichos núcleos como parte de la estrategia nacional para incrementar la capacidad productiva de la raza.

 

En principio se seleccionaron 74 vientres de fenotipo y genotipo que estaban en manos de los productores y del banco de germoplasma de La Libertad para establecer el primer núcleo como fuente de selección de animales manejados en monta directa e inseminación artificial. (Lea: Determinan gran potencial del BON y Sanmartinero en la reproducción)

 

En la actualidad el núcleo de mejoramiento genético de la raza sanmartinero de Carimagua cuenta con 280 animales de los cuales 221 son hembras y 59 machos menores de 2 años.

 

Adicionalmente se conserva semen criopreservado de toros élite con un banco de ADN de la población referenciada para consolidar un sistema de información productiva y genotípica de cada uno de los animales.

 

Se proyecta llegar a tener 300 vientres en perfecto estado reproductivo en Carimagua y así impulsar al centro de investigación como una unidad de producción de crías con un alto valor genético.  Esto ha permitido garantizar y tener los animales para que en un futuro sean aprovechados en los sistemas de producción

 

Mediante el monitoreo de núcleos de conservación y de selección se desarrolla la evaluación genética de la raza para cuantificar su potencial genético y productivo, adicionalmente se integran herramientas genómicas a la evaluación genética para incrementar la confiabilidad de los valores genéticos. (Lea: Pruebas de desempeño de toretes Sanmartinero para mejoramiento genético de la raza)

 

Continuamente se registran los principales parámetros de su importancia económica como el peso al nacer, al destete y a los 16 meses de edad con sus respectivas ganancias de peso entre periodos, así como parámetros reproductivos como edad al primer parto e intervalo entre partos.

 

Las pruebas de desempeño animal se realizan como una estrategia para la mejora genética de la raza criolla sanmartinero producto de la cooperación técnico científica entre Agrosavia y Asocriollanos.

 

El cruzamiento entre el ganado sanmartinero y el cebú, dada su habilidad combinatoria y sus bondades de adaptación permite el aprovechamiento del vigor híbrido obteniendo progenies con mejores características productivas.