El alza en los precios de la leche y la carne, devastadora amenaza para el consumo

Por: 
CONtexto Ganadero
13 de Octubre 2013
compartir
precios altos de leche y carne afectan su consumo
En Colombia, los estratos 1 y 2 no acceden con facilidad a la carne y la leche. Foto: CONtexto Ganadero.
En Estados Unidos, México y Colombia la tendencia constante al alza de los precios de la leche y la carne vacuna impacta directamente al mercado, que ante esta circunstancia ha optado por disminuir su consumo.
 
El banco holandés Rabobank publicó un informe recientemente en el que ilustra el panorama de la industria de la carne de res. El estudio se enfoca en el sector ganadero global y hace una parada en México, país del que se analizó la oferta y la demanda, así como las previsiones de precios y consumo para el mercado en todo el mundo.
 
La división Rabobank Food & Agribusiness Research and Advisory del banco hizo público el estudio que arrojó como resultado que México ha disminuido su consumo per cápita de la carne de bovino. (Lea: Consumo per cápita de queso en Colombia es de 1.1 kilos)
 
Se estima que el consumo de carne de res baje a 15.3 kilogramos este año en México. Esta sería la cifra más baja en las últimas décadas, cifra que estaría incluso por debajo de los 15.9 kilos registrados en 2012, según aseguró Rabobank en su informe.
 
En Estados Unidos el llamado ‘cierre de Gobierno’ en este año ha ocasionado la baja del consumo de leche, debido a que la industria ha dejado de recibir el subsidio estatal para enfrentar sus costos y, al no tenerlo, el precio al consumidor sube.
 
Para el caso de Colombia, la tendencia es de igual forma al alza en el precio de la carne de bovino. Según explicó Óscar Cubillos, jefe de la Oficina de Planeación de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, el efecto se vive en 2013 y seguirá en 2014 porque habrá menos oferta del producto en el país, debido a que desde este año se está exportando a Venezuela en grandes proporciones.
 
“Muchos de los animales que se utilizan para el consumo en Colombia se van a Venezuela que está demandando carne. Se van a tener menos animales acá, habrá entonces menor oferta del producto y eso sube el precio de la carne; es un efecto por oferta y demanda”, dijo Cubillos, quien añadió que el consumo per cápita de carne en Colombia es de 20 kilogramos.
 
Mariano Restrepo, presidente de la Cámara Gremial de la Leche, señaló que el consumo per cápita del lácteo del país está entre los 125 y 130 litros por habitante.
 
La cifra no asciende, según Restrepo, porque en Colombia, la leche es un producto costoso al que acceden los niveles sociales más altos, mientras que la población de los estratos 1 y 2 no siempre la considera en su dieta alimentaria diaria.
 
“La leche se ha vuelto costosa. Una bolsa de leche puede estar entre los 1.900 y $2.100 y eso representa un gasto para el ciudadano de a pie. También está la competencia con otras bebidas como la gaseosa en la que la industria invierte mucha publicidad”, explicó el presidente de la Cámara Gremial de la Leche. (Lea: Fedegán lanza campaña para promover el consumo de carne y leche en el territorio nacional)
 
De esta forma, leche y carne tienden al alza en su precio afectando así a la población, toda vez que la primera opción es sacar de su lista de alimentos dos productos esenciales para su crecimiento y desarrollo.