La recría, estrategia para tener ganado para sacrificio en menor tiempo

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Marzo 2015
compartir
recría ganado
Una vez termina el destete animal comienza el perido de recría. Foto: http://www.agrovalor.com.ar/.
La recría es una de las etapas de vida de los bovinos y es considerada de difícil denominación. Ante eso, conozca de qué se trata y sus beneficios en la línea de producción de carne.
 
Óscar Ferrari, ingeniero agrónomo y director de Difusión Ganadera, compartió en la web un artículo enfocado a la recría en ganado vacuno en el que señaló que entre la cría y su terminación “existe una etapa en la vida de los vacunos de difícil determinación que se denomina: recría”.
 
Ambas etapas de la vida, explicó, se diferencian por el cambio de peso, metabolismo, tipo y proporción de tejidos desarrollados.Con base en eso, aclaró que la recría comienza en el destete pero no se tiene certeza del momento exacto de su finalización. (Lea: Destete tradicional, precoz e hiper precoz, un asunto de cuidado)
 
“Los criterios esgrimidos pueden ser la edad del animal, una fecha preestablecida o cuando llegan a un peso vivo determinado a partir del cual están en condiciones de ser sometidos a una dieta de terminación", indicó Ferrari en el documento.
 
Para determinar con más claridad el tiempo de duración de la recría en predios donde se hacen la reposición de vientres con la misma producción, señaló el experto, esta va del periodo de destete de terneras al inicio de su actividad sexual, cuando inicia la pubertad.
 
El ingeniero agrónomo concretó que la importancia de la recría se justifica en la posibilidad de enviar bovinos más jóvenes a las plantas de beneficio y con una ganacia de peso ideal para sacrificio, lo que aumentará la producción en hatos de ceba y las ganancias económicas.
 
Para ello dio un ejemplo sobre la ganancia de peso en predios de Argentina: “El peso tradicional de los destetes en el país era de 160 – 180 kg a los 6 meses de edad promedio y recién ahí se iniciaba una etapa de recría en pastoreo directo para alcanzar los 300 kg aproximados”. (Lea: Mejorar nutrición prenatal de vacas ayuda a producir más carne)
 
Relación destete y recría
 
De igual forma, un artículo de Valor Carne publicado en www.pregonagropecuario.com reveló que la eficiencia en el negocio depende de los procesos de recría y engorde empleados en el hato.
 
Una manera de tener resultados claros sobre la relación destete y recría, destaca la publicación de Valor Carne, fue evaluar “un rodeo de cría con parámetros representativos del país (Argentina). En tal sentido, las vacas alimentadas con pasto tienen un destete del 65 %, lográndose terneros de 160 kg, lo que significa que para producir un ternero hay que mantener 1,54 vacas. Luego, el proceso de recría-engorde se realizó bajo dos planteos productivos”.
 
Uno de los planteamientos consistió eh hacer recría y terminación (ceba) con 450 kilogramos de peso del animal que mostró como resultado que el 50 % de los terneros obtenidos son machos y recriados a pasto. Con esto tuvieron una ganancia diaria de 0,5 kilogramos hasta los 300 kilogramos.
 
Posteriormente, ilustró el documento, “se terminan (engordaron) a corral con 450 kg. En tanto, un 40 % de las hembras (20% del total de terneros) que no se destinan a reposición son recriadas a pasto hasta los 220 kg y luego encerradas a corral hasta la terminación con 320 kg”.
 
Por su parte, “el 60% de las hembras restantes (30% del total de terneros) se recría a pasto para reposición del rodeo con una ganancia de 0,5 kg/día hasta inicio de la gestación”, incluyó el artículo.
 
El segundo planteamiento se enfocó en no hacer recría y obtener animales de 320 kilogramos de peso, para lo cual las hembras de descarte y los machos, en lugar de ser recriados después del destete, son engordados a corral desde los 160 hasta los 320 kilos. (Lea: Los factores a valorar para conservar terneros rentables para la ceba)
 
Como conclusión del experimento anterior, se dedujo que la producción de carne por cada res destetada es más elevada cuando se considera la recría antes del engorde.
 
En Colombia a la recría se le llama levante
 
Humberto Guáqueta Munar, médico veterinario, experto en manejo y asistencia técnica en ganaderías de carne y leche y miembro del grupo de investigación en Reproducción Animal y Salud de Hato de la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia de la Universidad Nacional de Colombia, señaló que el término de recría se usa en México, Estados Unidos y otros estados, mientras que en nuestro país se conoce como levante.
 
"Acá en Colombia hablamos de crianza de animales, levante y ceba", mencionó el también docente de La Nacional.
 
Guáqueta dijo que independiente del término, lo más importante es entender que las plantas de beneficio en Colombia buscan cada vez sacrificar animales más jóvenes con pesos ideales para tener cantidades satisfacrorias en kilos de carne. (Lea: Edad para hacer destetes efectivos varía según la producción)
 
Mencionó que en el país predomina el ganado cebú que se desteta a los 8 o 9 meses, luego inicia el levante, etapa de transición que demanda 6 meses durante los cuales los animales se adaptan al medio y se finaliza con el engorde.
 
Hace algunos años en Colombia se enviaban a frigoríficos animales de 3 y hasta 4 años de 450 kilos. En la actualidad, con el uso de estrategias de buen manejo del hato, genética, nutrición y salud animal, se pueden ver bovinos de 18 o 20 meses con el mismo peso en sacrificio.