¿Por qué Colombia no ha podido ingresar ovinos de Canadá?

Por: 
CONtexto ganadero
18 de Julio 2016
compartir
Producción ovina caprina en Colombia, Canadá, méxico, Scrapie, Enfermedad ovina, Tratado de Libre Comercio con Canadá, Cannexion Corporation, The Conference Board of Canada, proyecto ovinocaprino, comercio entre Colombia y Canada, Trazabilidad, importación de genética ovina en Colombia, productores ovinocaprinos colombianos, productores ovinocaprinos canadienses, Instituto Colombiano Agropecuario ICA, Ministro de Agricultura Aurelio Iragorri Valencia, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
México podrá importar animales de Canadá, pero Colombia aún no ha podido lograr un acuerdo. Foto: www.todoelcampo.com.uy
Mientras que México logró aprobar un protocolo para el ingreso de animales y genética ovina del país del norte, Colombia aún no logra avanzar en este tema. Personas cercanas al proceso cuestionaron la labor del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA.
 
Luego de trabajar en un acuerdo entre las autoridades sanitarias de ambos países, México acordó un protocolo para que Canadá exporte animales en pie y material genético, evitando la propagación de la enfermedad scrapie o tembladera, una encefalopatía espongiforme que afecta a los ovinos, similar a la enfermedad de las vacas locas en bovinos.
 
“Esta enfermedad no es económicamente representativa en Canadá, pues no va más allá del 0.003 %. (…) El gran avance es que México le permite el envío de animales. En Colombia también se han adelantado conversaciones, también con Perú y Bolivia, donde el Comité Técnico Andino hace recomendaciones para importar estos ovinos”, explicó Juan Pablo Higuera, director de Cannexion Corporation.
 
El director de Cannexion Corporation explicó el acuerdo alcanzado entre México y Canadá.
Desde hace 7 años, la empresa Cannexion Corporation ha trabajado con las autoridades de ambos países para traer animales, semen y embriones ovinos de Canadá.  (Lea: Colombia puede competir para exportar carne ovina a Canadá)
 
“Desde el año 2009, hemos viajado a Colombia con el ánimo de promover la genética ovina canadiense en el territorio colombiano. (…) Los viajes no solo pretenden impulsar el país sino también ayudarlo para que el comercio entre Canadá y Colombia se agilice”, añadió.
 
En 2014, gracias al apoyo del Gobierno canadiense, se dio inicio al proyecto “Fortalecimiento de la Industria de Pequeños Rumiantes para el Comercio y Desarrollo Rural en Colombia, con énfasis en Aspectos Sanitarios”, o más resumido como proyecto ovinocaprino.
 
Según Higuera, en los 2 años que ha durado el proyecto han tenido dificultades en el proceso por los pocos avances del ICA en materia de trazabilidad y de certificación para permitir el ingreso de animales en pie y genética. (Informe: Sector ovino-caprino, un gremio que pisa fuerte en Colombia)
 
En noviembre del año pasado, varios representantes del Ministerio de Agricultura y del sector ovino en Colombia visitaron Canadá y tuvieron oportunidad de conocer las fincas que hacen parte de un programa voluntario como hatos libres del scrapie, así como aquellos animales que han sido genotipificados como resistentes a la enfermedad.
 
El agravante es que mientras que México está importando ovinos de Canadá de manera legal, estos animales serán triangulados por Ecuador y llegarán al país con un costo 3 o 4 veces más alto. En últimas, llegará la genética de Canadá pero mucho más cara para el productor colombiano”, añadió Higuera.
 
Este episodio recuerda a la revelación de la emisora La FM y que fue publicada por CONtexto ganadero, donde el ministro de Agricultura, Aurelio Irragori Valencia, habla sobre el contrabando de corderos. (Lea: Iragorri admite contrabando y asegura que nadie del ICA habla inglés)
 
Cuando alguien le pregunta cómo hizo para ingresar 4 corderos a pesar de que no hay protocolos para su ingreso, Iragorri afirmó: “no pues Luis Fernando los había traído de contrabando lógico, porque cómo no se puede, entonces todo el mundo los trae de México, les dan la vuelta por Ecuador, entran por hormigueo… Aquí podemos hacerles cuarentena, etc., toca entonces así sin cuarentena, sin nada”.
 
En esta misma reunión, que se llevó a cabo en septiembre de 2014, alguien mencionó que sería bueno que se permitiera el ingreso de ovejas desde Canadá y él dice “eso sí lo puedo hacer en estos 3 meses”. Luego de 2 años, esta situación aún no se ha dado.
 
En otro aparte, el ministro habló sobre la dificultad de llegar a acuerdos con otros países en materia de autorización para exportar carne porque ningún funcionario del ICA habla inglés. Para Higuera, esto también podría ser una dificultad, pues reconoció que los términos técnicos pueden ser difíciles de entender.
 
Lo importante sería que el ICA evidenciara esta realidad que ha pasado con México. Para evitar la especulación, Colombia debería salir al paso y hacer lo mismo, esto es, aceptar los animales genotipificados”, señaló.  
 
Alejandro José Camargo Plazas, presidente de la Asociación Nacional de Caprinocultores y Ovinocultores de Colombia, ANCO, tampoco comprendió por qué las autoridades colombianas no han aceptado la propuesta de Canadá, que ha sido avalada en otras regiones como Estados Unidos y la Unión Europea.
 
Lo que nos han explicado es que la valoración de resistencia genética (al scrapie) no ha sido aceptada por la Organización Internacional de Epizootías, y que por tanto Colombia tiene el derecho a no aceptarla”, precisó. (Lea: Aumenta comercialización de ovinos y caprinos en Colombia)
 
Camargo aseguró que la evidencia científica apunta a que hay una correlación entre los genes de resistencia y la ausencia de la enfermedad, así como tampoco hay efectos adversos. De hecho se mostró extrañado porque el subgerente de Protección Fronteriza del ICA, José Rafael Sanmiguel, argumentó que hay otros estudios que señalan lo contrario.
 
Por su parte, Henry Polanía, presidente de la Asociación de Criadores de Ganado Ovino, Asoovinos, declaró que este proceso se ha demorado porque se deben conciliar aspectos técnicos. Por lo pronto, está expectante de que este proyecto culmine con éxito.
 
Queremos que se agilice el tema porque estamos muy interesados en la genética canadiense. A México le tocó hacer el curso que estamos haciendo nosotros para llegar a un entendimiento real del protocolo”, afirmó.