Tenga cuidado con la carne "fina e importada" que consume

Por: 
CONtexto Ganadero
27 de Enero 2014
compartir
carne de calidad
Denuncie ante la Superintendencia de Industria y Comercio publicidad engañosa por carne que ofrecen los restaurantes. Foto: CONtexto Ganadero.
CONtexto Ganadero ha recibido denuncias en las que varias personas aseguran haber sido engañados en restaurantes en los que se ofrecen cortes de carne finos e importados a un alto costo y se entrega al consumidor algo totalmente distinto.
 
La apertura de la importación de carne de bovino a Colombia ha dado lugar a que sean varias las personas que han sido engañadas cuando piden en un restaurante prestigioso un corte fino de carne importado y de cierta raza.
 
Una de las personas engañadas en un restaurante de la capital colombiana denunció ante CONtexto Ganadero que pidió un corte de carne fino importado angus y cuando llegó el plato a su mesa y dio el primer bocado comprobó que no era lo que había pedido. (Lea: Razas criollas sí producen carne de primera calidad, según estudio)
 
Cuando el cliente, conocedor de cortes de carne, reclamó al chef este no tenía claras las características de la proteína roja de la raza angus, como lo es la grasa intramuscular. 
 
"Se está importando mucha carne de Estados Unidos y los cortes no son siempre finos y eso deriva en un engaño al consumidor", señaló el afectado. 
 
Óscar Cubillos Pedraza, coordinador de la Oficina de Planeación de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, señaló que el país cada vez está más abierto a la importación de carne y “muchas personas creen que consumen productos de afuera, pero resulta que algunos restaurantes ofrecen cortes finos y los cobran como tal, pero realmente no lo son; eso es aprovecharse del consumidor”.
 
Cubillos manifestó que uno de los inconvenientes radica en que el consumidor no está educado en el reconocimiento de la calidad y procedencia de la carne y “cuando ve la carta pide el producto importado”, y así continúa el engaño. 
 
Aclaró que los restaurantes y demás lugares que engañan al ofrecer, aparentemente productos cárnicos finos e importados “pueden ser sancionados por publicidad engañosa y los casos se pueden denunciar en la Superintendencia de Industria y Comercio”.
 
No toda la carne importada es de alta calidad
 
Pero, ¿cómo puede un cliente diferenciar entre un corte fino, de primera o segunda, y reconocer además si es importado?
 
Ignacio Amador, subgerente de Cadenas Productivas de Fedegán y el Fondo Nacional del Ganado, FNG, señaló que ahora que el país hace frente a los Tratados de Libre Comercio e ingresa carne de otros países, es importante que el consumidor empiece a reconocer los cortes, porque “es fácil poner en expendios rótulos de carne de exportación o importación pero no siempre ese producto se asocia con que sea de alta calidad”. (Lea: Hurtan caballos y luego venden sur partes como carne de res)
 
La razón, explicó Amador, se debe a que nadie duda que la carne de Argentina, por ejemplo, sea fina, pero en ese país también está la clasificación de un producto de bueno, regular y de mala calidad y por eso se requiere especificar las diferencias en las etiquetas.
 
La calidad de la carne también se relaciona con la raza bovina. “Hemos asociado calidad de carne con el factor racial. Unas tiene más grasa y terneza. Por eso hay que mirar, en el caso de la raza angus, que su carne tiene disposición de grasa”, señaló.
 
Sobre la calidad de la carne que se ofrece en restaurantes señaló que los encargados de la compra de carne y los chef deben asegurarse de la procedencia de la proteína roja para dar “garantía al consumidor”.
 
Ante eso, afirmó que hay preocupación porque no todos los restaurantes tienen buena materia prima y por eso “no pueden hacer maravillas con la carne”. (Lea: Precio de la carne colombiana tiende al alza en 2014 por demanda en Venezuela)
 
También se tiene preocupación por el afán de vender y eso hace que en las cartas se ofrezca carne importada y si no se tiene la diferenciación de calidad por categorías se engaña al consumidor que va con la expectativa de encontrar especificaciones por raza y corte y no las encuentra y si halla un precio alto por una carne que no tiene madurez y terneza”, explica Amador.
 
Ante las denuncias hechas, Amandor recomendó al consumidor a educarse en razas, cortes y calidad de la carne; también a que sea exigente con los restaurantes, porque “si no seguirá pasando y los sitios seguirán cobrando más, lo que no es correcto. Queremos que se aprende a comer carne”, recalcó el subgerente de Cadenas Productivas de Fedegán-FNG.