Disidencias de las Farc están destruyendo la Amazonía: Fiscalía

Por: 
CONtexto ganadero
01 de Diciembre 2021
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, deforestación amazonía, tala de la amazonia, quien deforesta la amazonia, disidencias de las farc amazonia, Fiscalía, fiscalia colombia
Los cabecillas de las disidencias de las Farc, con la deforestación, pretenden culminar el 'Corredor Marginal de la Selva Amazónica'. Foto: opendemocracy.net

De acuerdo con el ente acusador, alias ‘Gentil Duarte’, ‘Iván Mordisco’ y ‘John 40’ están siendo procesados por impulsar la construcción de una carretera en plena selva y promover la ganadería extensiva, los cultivos ilícitos, entre otras prácticas que afectan el medio ambiente.

 

Desde hace varias semanas el sector ganadero viene recibiendo sendas críticas por la situación que ocurre en la Amazonía colombiana, en donde hay una importante deforestación de la selva por cuenta de prácticas como la ganadería extensiva, que están llevando a que se amplíe la frontera agrícola. (Lea: La deforestación se concentra en la Amazonía)

 

Sin embargo, desde Fedegán y su presidente ejecutivo, José Félix Lafaurie, se ha insistido que esa situación no es liderada por productores, al contrario, es el narcotráfico y actores ilegales los dedicados a la deforestación y la tala de esta región del país.  

 

Incluso en un comunicado de prensa, el gremio indicó que desde hace más de una década viene liderando el programa Ganadería Colombiana Sostenible (GCS) con resultados como la intervención de 4100 fincas –totalizando 159.811 hectáreas– y 3,8 millones de árboles sembrados que han permitido triplicar la producción lechera en los hatos ganaderos y al mismo tiempo contribuir en la mitigación del cambio climático en Colombia.

 

Pese a las constantes acusaciones sobre los ganaderos, fue la Fiscalía General de la Nación la que presentó ante un juez de control de garantías de San José del Guaviare los argumentos para vincular formalmente a los máximos cabecillas de las disidencias de la Farc en el oriente del país, como presuntos responsables de auspiciar la destrucción de la Amazonía colombiana. (Lea: Posible deforestación en zonas de exclusión legal en la Amazonía colombiana)

 

Los procesados son: Miguel Botache Santilla, alias ‘Gentil Duarte’; Néstor Gregorio Vera, alias ‘Iván Mordisco’; y Géner García Molina, alias ‘John 40’.

 

Una fiscal de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos les imputó los delitos de: invasión de área de especial importancia ecológica, daño a los recursos naturales, conservación o financiamiento de plantaciones, y concierto para delinquir. Los procesados fueron declarados personas ausentes y en su contra se solicitará la imposición de medida de aseguramiento privativa de la libertad.

 

De acuerdo con el ente acusador, las verificaciones de campo y el extenso material de prueba dan cuenta de que, por instrucción de los jefes de las estructuras disidentes, hay una deforestación persistente y continua para culminar el denominado ‘Corredor Marginal de la Selva Amazónica’, una vía ilegal entre La Macarena (Meta) y San José del Guaviare (Guaviare). (Lea: “No son ganaderos, son colonos testaferros”: Lafaurie)

 

Adicionalmente, en distintas operaciones realizadas de manera articulada con las Fuerzas Militares y la Policía Nacional fueron detectados, por lo menos, seis predios en los que se encontraron semilleros y plantaciones de coca, laboratorios para el procesamiento de estupefacientes, cría de ganado, construcciones rústicas y acaparamiento de tierras.

 

Estas actividades ilícitas, identificadas desde 2016, han puesto en peligro los suelos, las fuentes hídricas y la vida silvestre en áreas de especial protección. De acuerdo con estudios técnicos, han devastado los ecosistemas y un importante conector ambiental entre los Parques Nacionales Naturales Tinigua, Chiribiquete y La Macarena.

 

Eso evidencia que la situación no está en cabeza de productores, sino actores armados que generan terror entre la población, por lo que el debate debe ser más amplio y no continuar señalando a los ganaderos que desde hace varios años están migrando a sistemas más eficientes, pero sostenibles. (Columna: ¿Quién tala la Amazonía?)