Poder político sataniza el derecho a la defensa de los ganaderos en el Magdalena

Por: 
CONtexto ganadero
20 de Septiembre 2022
compartir
Plantón de ganaderos en Plato (Magdalena)
Ganaderos de Plato y otros municipios del Magdalena realizaron un plantón, acompañados de las autoridades para evitar la invasión de un predio en la región. Foto: Cortesía

Mientras las invasiones continúan, los ganaderos al parecer no tienen derecho a la defensa porque los critican y califican de paramilitares, pese a que o usar las armas ni la fuerza.

 

El sábado anterior se realizó un plantón de ganaderos en Plato (Magdalena) acompañados por la fuerza pública y la Personería, donde las únicas armas fueron las de la Policía y el Ejército que nunca se utilizaron porque al final los invasores no aparecieron.

 

Según Sebastián Botero se tergiversa lo que se quiere hacer. El plantón nació luego de un consejo de seguridad con el alcalde y algunos representantes de la fuerza pública (Ejército y Policía) después que los ganaderos manifestaron que debían hacer presencia el sábado porque ese día iban a invadir la finca del señor Rafael Jaraba.

 

Esto se supo porque el trabajador de un ganadero le pidió permiso para asistir el sábado que le iban a entregar unas tierras en la trocha de Los Chivos, que era la tierra de Jaraba.

 

Este productor y sus hermanos heredaron de su padre 230 hectáreas de tierra en Plato (Magdalena), donde hoy tienen siembra de palma, maíz, ajonjolí y, además, cría de ganado. (Lea: Contraofensiva ante la invasión de tierras articulan Policía Nacional y ganaderos)

 

A este trabajador le habían cobrado, previamente, $60 mil y le argumentaban que con eso tenía derecho a reclamar diez hectáreas que además dijeron que era un terreno baldío, cuando en realidad esas tierras tienen posesión, tradición, hipotecas.

 

Por esa razón más de 400 ganaderos de diez municipios distintos se unieron e hicieron presencia para expresar su respaldo al ganadero que iban a invadir.

 

Como este fue un hecho público, nada se hizo por debajo de la mesa ni de manera ilegal, entonces seguramente los invasores sabiendo que lo de ellos sí era ilegal, decidieron no hacer presencia, indicó.

 

A pesar de ello la preocupación entre los ganaderos es inminente y crece cada vez más porque además el poder político se ha pronunciado de una manera totalmente contrario a lo que se esperaría porque han satanizado el hecho de querer defender la propiedad privada y como si se estuvieran montando grupos paramilitares cuando no es cierto y solo se quiere llevar un mensaje completamente pacífico.

 

Lo que se pretende es que si se da una invasión ellos lo van a denunciar ante la Policía y la Fiscalía para que las autoridades cumplan con su deber. (Lea: Amenaza de invasión a fincas ganaderas en Plato)

 

“Nos preocupa que el gobernador del Magdalena, en vez de defender la propiedad privada y a los ganaderos que generan empleo y aportan a la seguridad alimentaria, nos está dando la espalda y satanizando”, afirmó.

 

No obstante, manifestó que hay que seguir luchando con la misma fe y esperanza.