Abigeato y sacrificio ilegal, dolores de cabeza en Norte de Santander

Por: 
CONtexto Ganadero
28 de Septiembre 2016
compartir
Abigeato en Norte de Santander, sacrificio ilegal en Norte de Santander, carne en Norte de Santander, ganaderos de Norte de Santander preocupados, CONtexto ganadero
El robo de animales, el carneo y el sacrificio clandestino (en potreros) son actividades que tienen preocupados a los ganaderos de Norte de Santander. Foto: www.areacucuta.com.
Por cuenta de la improvisación en la implementación de normas tan importantes como el Decreto 1500, el cierre de plantas municipales está generando un aumento en el abigeato y en el sacrificio ilegal en algunos municipios de Norte de Santander.
 
El robo de animales, el carneo y el sacrificio clandestino (en potreros) son actividades que perjudican en gran medida la economía de los ganaderos y del gremio, por ello los miembros del sector piden más apoyo por parte de las autoridades.
 
Jesús Parada, miembro de la junta directiva del Comité de ganadero de Norte de Santander, Coganor, manifestó que hay una gran preocupación porque luego del cierre de algunos mataderos municipales que no cumplían con los requerimientos exigidos por el Invima, ha venido aumentado el sacrificio de bovinos de manera clandestina y el abigeato. (Lea: Sacrificio clandestino, enemigo acérrimo de la ganadería)
 
"El sacrifico legal en las plantas que continúan abiertas porque cumplen con las normas o llegaron a acuerdos con las entidad de control no ha reaccionado positivamente, como se esperaba, por el contrario aumentó el clandestino", aseveró.
 
Indicó que la falta de control en famas y tiendas que venden carne al menudeo propicia que se incrementen los casos de robos de animales.
 
Nubia Rodríguez Chacón, presidenta del comité de ganaderos de Durania, sostuvo que en estos momentos el matadero municipal no está funcionando, pues fue cerrado debido a que no cumplía con la normatividad sanitaria.
 
Asimismo comentó que una de las principales problemáticas de la región es la falta de seguridad, lo que facilita que se presente el abigeato y más específicamente el carneo. (Lea: Apatía social frente al sacrificio ilegal avala el delito y agrava el problema)
 
Detalló que los matarifes son los encargados del beneficio de los animales en los rastrojos, los traen al municipio y los venden así. Agregó que en la semana sacrifican aproximadamente 5 o 6 animales para el consumo local.
 
Rodríguez Chacón indicó que se podría decir que el cierre del matadero ha contribuido al aumento del sacrificio en potrero pues continúan vendiendo carne, pero no se sabe en qué lugar se faenan los animales.
 
"Con tal de vender, los matarifes hacen esa labor así sea en el patio de la casa. Sacrifican ganado flaco y enfermo y no hay control de ninguna entidad. Todo el mundo sigue en el mismo cuento", aseveró
 
Reinaldo Pabón, presidente del comité de ganaderos de Chinácota confesó que algunos expendedores van y sacrifican los animales en un punto que se conoce como El Diamante. Ratificó que también se está presentando mucho robo de ganado o carneo.
 
"Últimamente se han presentado entre 8 y 10 casos de carneo. Estamos muy preocupados por esta grave problemática y por eso nos vamos a reunir con la Policía y el Gaula para buscar medidas y soluciones", afirmó. (Lea: Barrancabermeja: abigeato y dificultades para cumplir Decreto 1500)
 
Precisó que el abigeato está afectando el bolsillo de cada ganadero, pues los ladrones matan indiscriminadamente solo por robar la carne a una hembra o un macho, a un animal de producción o uno de alta genética y dejan el resto del cuerpo.
 
El presidente del comité municipal mencionó que falta mucho control de las autoridades sobre todo en la madrugada, pues estos actos siempre los realizan a esta hora.