Bajo Cauca y Alto San Jorge tienen potencial para la ganadería

Por: 
CONtexto Ganadero
26 de Marzo 2015
compartir
Caucasia
Los potenciales de las regiones se discutieron en un encuentro del sector agropecuario. Foto: Yorjan Martínez / Fedegàn-FNG.
850 mil hectáreas disponibles para proyectos agrícolas y pecuarios, cercanía con los puertos, tierras fértiles, vías de acceso y un alto potencial para proteger la seguridad alimentaria son algunas de las bondades que tiene la región y que podrían ser aprovechadas de forma óptima.
 
En el marco del 'Encuentro regional para el financiamiento y el desarrollo de los sector agropecuarios”, convocado por la Asociación de Ganaderos y Agricultores del Bajo Cauca y Alto San Jorge, Asogauca y Mineros S.A, fueron discutidas las bondades que tiene la región con miras a volverse un eje del desarrollo agrícola y pecuario de la zona, aprovechando su entorno y las posibilidades que tiene de crecimiento. (Lea: Habrá progreso y desarrollo para 2 mil 700 habitantes de Caucasia)
 
Su cercanía con los puertos, el desarrollo vial que hay en los municipios que conforman la zona y en elevado número de hectáreas aptas para desarrollar proyectos de gran envergadura son algunas de las ventajas que tiene el Bajo Cauca antioqueño y Alto San Jorge. Sin embargo, es necesario el apoyo gubernamental para que las miradas del país se posen sobre las oportunidades que existen en los 2 departamentos.
 
Carlos Tamayo, ingeniero agrícola, asesor en convenios y agroindustria de Mineros S.A., en diálogo con CONtexto Ganadero explicó las potencialidades que tienen los 13 municipios que conforman la región, lo cual les permitiría ser parte del desarrollo agrícola y pecuario del país.  (Lea: Caucasia se prepara para ser la ‘Ciudad con futuro’)
 
Vías y conectividad
 
Para el experto, uno de los factores a tener en cuenta es el desarrollo vial y la cercanía que tiene la región con los puertos de Barranquilla, Cartagena y Santa Marta. Sumado a eso están las obras de infraestructura de 4G.
 
“No solo son las vías, también vale la pena tener en cuenta los ríos. Hay dos afluentes importantes como son el Cauca y el San Jorge, los cuales pueden ser utilizados para fomentar la transformación y el desarrollo de la agroindustria”, argumentó Tamayo. (Lea: En Antioquia le apuntan a diversificar la empresa ganadera)
 
Tierra y proyectos
 
110 mil habitantes viven en el Bajo Cauca antioqueño y en el Alto San Jorge cordobés. Entre los 13 municipios que conforman la región hay un millón 648 mil hectáreas. De esa cantidad de tierra, la mitad está destinada para bosques, humedales y la construcción de las ciudades, por lo que restan 850 mil hectáreas para explotarlas y adelantar diversos proyectos agrícolas y pecuarios.
 
“En la región se desarrolla una ganadería extensiva que debe dar el paso a un sistema intensivo para que haya más cabezas en menos terreno. Incluso, el suelo de esta zona es mucho más interesante que el de la Altillanura. Eso ha permitido que se desarrollen con éxito proyectos a favor de la piña, palma de aceite, cultivo de caucho, arroz, cacao, maíz, sorgo, en materia agrícola. Mientras que en la parte pecuaria hay mucho crecimiento de ovinos, caprinos, búfalos y porcinos”, precisó el funcionario de Mineros S.A. (Lea: Antioquia busca transformar suelos degradados en productivos)
 
Interés político
 
Finalmente, Carlos Tamayo pidió a los gobernadores de los 2 departamentos, alcaldes de los 13 municipios y senadores de Antioquia, voluntad poítica para que haya real interés en promover la región, ante las oportunidades que tiene de ser potencia agrícola y pecuaria.