Cómo reducir el intervalo entre partos y aumentar la tasa de natalidad

Por: 
CONtexto ganadero
10 de Enero 2019
compartir
Cómo reducir el intervalo entre partos, aumento de tasa de natalidad, eje cafetero, división de potreros, finca de cría, unión de lotes de producción, periodo de ocupación de dos días, periodo de descanso entre 40 y 50 días, producción sin fertilización, disminución de intervalo entre partos,  aumento de tasa de natalidad, CONtexto ganadero, noticias de ganadería colombiana.
“Tanto el mejor desempeño reproductivo, como el aumento del peso al destete significó un aumento en los ingresos del hato”, dijo Felipe Aristizabal. Foto: abc.com.py
Consultor del eje cafetero dividió potreros en una finca de cría y juntó, de manera simultánea, lotes de producción para que los animales tuvieran periodos de ocupación de dos días máximo y periodos de descanso entre 40 y 50 días sin fertilización. Esto le permitió disminuir el intervalo entre partos y aumentar la tasa de natalidad.
 
Un ejercicio de mejoramiento productivo que realicé en el eje cafetero me permitió la reducción de los días abiertos y de manera simultánea aumentar el índice de natalidad de 77,7 a 85,8 por ciento.
 
Así lo manifestó Felipe Aristizabal, médico veterinario, zootecnista, MSc, especialista en producción de leche y consultor agropecuario, quien explicó que “fue un trabajo realizado en un hato de cría de 110 vacas adultas en un área de 50 hectáreas”. (Lea: Cómo lograr mayor producción de crías y de leche)
 
Es una unidad productiva ganadera cuya ubicación geográfica se encuentra a 1.100 metros sobre el nivel del mar.
 
Dicho predio tiene pasto estrella Brachiaria Spp y Brachipara y al iniciar el trabajo se fertilizaba cuatro veces al año con urea.
 
Las estrategias
 
Según Aristizabal, “lo único que hice fue dividir potreros y juntar lotes de producción para que tuvieran periodos de ocupación de dos días máximo y periodos de descanso entre 40 y 50 días sin fertilización”.
 
Esto permitió aumentar la oferta forrajera para los animales e igualmente mejoró el consumo de materia seca.
 
El manejo del hato incluía cuatro palpaciones al año. Desde el mes de diciembre se aumentó la frecuencia de chequeos reproductivos a cada 45 días y la implementación de estrategias con hormonas reproductivas según diagnóstico ginecológico.
 
“Los días abiertos del hato o el intervalo concepción en los últimos años eran de 185 días y se redujo a 140 días en promedio”. (Lea: El período de espera voluntario)
 
Igual sucedió con el intervalo entre partos promedio pues este disminuyó de 470 a 425 días.
 
De acuerdo con el MVZ, “dicha estrategia permitió, asimismo, incrementar la tasa de natalidad de 77,7 a 85,8 por ciento”.
 
Al mismo tiempo, la mejor oferta forrajera permitió un aumento del peso al destete de las crías pasando de una media de 174 kilos en años anteriores a un promedio de 185,3 kilos.
 
“Tanto el mejor desempeño reproductivo, como el aumento del peso al destete significó un aumento en los ingresos del hato”, dijo Aristizabal. (Lea: Conozca la importancia del equilibrio entre la fertilidad y la productividad)