¿Cuándo tomar la decisión de sacar o sacrificar un animal de la finca?

Por: 
CONtexto ganadero
23 de Octubre 2019
compartir
decisiones del negocio ganadero, descartar un animal, sacar un ejemplar del hato, eliminar un bovino de la finca, rentabilidad de la finca
Conozca algunas de las razones que se pueden considerar al momento de eliminar un ejemplar de la finca. Foto: abc.finkeros.com

Existen muchas razones por las cuales un ganadero puede tomar la decisión de eliminar una vaca o un toro de la finca. Factores como el temperamento, baja producción, mala fertilidad o lesión, son algunas de ellas.

 

El retiro o sacrificio de un animal del hato debe estar enfocado en preservar la rentabilidad y productividad del negocio ganadero o en mejorar el ganado base de la finca.

 

Estas son algunas de las razones que se pueden considerar al momento de eliminar un ejemplar:

 

Mal temperamento

 

Estudios han demostrado que los animales con mal temperamento o irritables tienen un baja rentabilidad, es decir, un promedio más bajo en ganancias diarias de peso y también la más alta incidencia en los cortes de carne oscura. Por el contrario, los más dóciles ofrecen resultados más favorables. (Lea: Una vaca con mal temperamento puede resultar en baja rentabilidad)

 

Estructura inadecuada del ganado

 

El tamaño del animal tanto en machos como en hembras, los aplomos, las patas, la conformación de las ubres de las vacas, la funcionalidad del aparato reproductor del macho, son algunas características que se deben analizar y considerar muy bien, pues de no ser las adecuadas pueden influir directamente en la productividad del ejemplar.

 

Falta de forraje

 

La falta de alimento es otra de las razones por las cuales el ganadero puede optar por disminuir la carga de sus predios, en algunos casos los productores sacan los animales de las fincas y lo llevan a otras zonas o en otros simplemente los venden.

 

Problemas de salud

 

Hay algunos casos de enfermedades que comprometen la vida del animal o la salud del resto del hato. Patologías que no se trataron a tiempo o que de por sí ya son mortales. Luego de un análisis juicioso y de un diagnostico de un profesional en la materia, se puede optar por el sacrificio del animal. (Lea: 14 enfermedades sin control oficial atacan al ganado en Colombia)

 

Inhabilidad reproductiva

 

Vacas con muchos días abiertos, que no se preñan con facilidad, con vaginas colapsadas, toros que no pasaron el examen de semen, o que tienen el pene roto, entre otros, son animales que se deben descartar del hato.

 

Lesiones

 

Animales con problemas de cojeras graves, fracturas o lesiones graves, que luego de una revisión por parte de un médico veterinario se llega a la conclusión que no se pueden curar o que resulta muy costoso el tratamiento, también son candidatos para ser eliminados o sacrificados. (Lea: ¿Qué se debe hacer cuando un bovino presenta una fractura?)