Derrames de crudo generan fuerte impacto en la ganadería

Por: 
CONtexto Ganadero
14 de Febrero 2014
compartir
Derrame de crudo en Huila
En lo corrido del año han ocurrido 5 accidentes en Huila. Foto: Tomada de La Nación de Neiva.
Los constantes derramamientos de crudo que han ocurrido en las vías Mocoa-Neiva y Florencia-Neiva, vienen generando graves afectaciones a cuencas hídricas, flora y fauna del departamento del Huila, pero ¿cómo afecta este problema a la ganadería?
 
El derramamiento de crudo como consecuencia de un accidente de tránsito es una situación que puede ocurrir y de la que los conductores no están exentos. Estas situaciones son peligrosas cuando el petróleo cae sobre afluentes, afectando los ecosistemas, pero lo es aún más cuando la situación se vuelve repetitiva.
 
En el departamento del Huila, específicamente en la las vías Mocoa-Neiva y Florencia-Neiva, ya se han presentado 5 casos que han perjudicado las cuencas hídricas y la fauna y flora de la zona.  (Lea: Los desarrolladores de software le apuestan a las petroleras y el agro)
 
Una investigación realizada por Elizabeth Bravo, coordinadora de la ONG Acción Ecológica, asegura que son varios los perjuicios que tiene sobre la actividad ganadera la caída de petróleo, llegando incluso en varios casos a provocar la muerte de los ejemplares bovinos.
 
“En el caso del ganado vacuno se ha visto que se produce un elevado número de abortos en las vacas que estaban preñadas y si la exposición a las aguas contaminadas es muy alta, pueden morir”, señaló la investigadora en su trabajo. (Lea: Energías renovables impulsarán el "empleo verde”, afirma estudio)
 
Por su parte, Jorge García Tamayo, profesional en Gestión Productiva y Salud Animal de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, afirmó que las zonas de pastoreo y la movilidad también se han visto afectadas por el derrame de crudo.
 
“Las fuentes de agua que se usan para el ganado y el consumo humano al entrar en contacto con el petróleo, deben ser sometidas a un proceso de limpieza antes de poder volver a ser consumidas. El daño en las pasturas es muy grave, tienen que pasar muchos años para que vuelvan a producir la cantidad de nutrientes necesarios. Por último la movilidad se ha vuelto caótica, los recorridos que se hacían en una hora y media desde Garzón hasta Florencia, ahora tardan casi tres horas”, explicó el profesional de Fedegán. (Lea: Se registran protestas contra empresas petroleras en varias regiones del país)
 
¿Qué se viene haciendo para prevenir los derrames de petróleo?
 
Para evitar que estos casos se sigan presentando se han adelantado varias reuniones entre la Gobernación, los Ministerios de Minas y Transporte, la Policía de Tránsito, con el fin de establecer un plan piloto que permita identificar una solución real al tema, ya que actualmente por estas carreteras se movilizan 400 carrotanques y la probabilidad de que los casos se repitan es alta.
 
“La primera medida es restringir la circulación de estos vehículos los fines de semana entre las 9:00 am y las 8:00 pm, para ver cómo favorecemos el tráfico los fines de semana, principalmente para fortalecer el turismo y mejorar la movilidad de la región”, expresó Nicolás Estupiñán, Viceministro de Transporte.  (Lea: Mirada panorámica a la economía de Colombia con Amylkar Acosta)
 
Sin embargo, para el gobernador del Huila, Carlos Mauricio Iriarte, la solución debe ser de fondo, por lo que propondrá la construcción de la doble calzada desde Girardot (Cundinamarca) hasta Mocoa (Putumayo), y la edificación del oleoducto, que permitiría que estos hidrocarburos vayan por esta estructura y no obstaculice el tráfico ni le reste competitividad a las vías del departamento.
 
“Mientras se toma esa decisión, la Policía de Carreteras anunció la instalación de 4 puntos de control a lo largo y ancho de la carretera principal que atraviesa el Huila. De igual forma, se va a trabajar en el tema de señalización de los puntos críticos como curvas, en los cuales hay que adelantar una obra civil para ampliar el paso o facilitar la movilidad”, remató el mandatario de los huilenses. (Lea: Trinidad está sin agua por explotaciones petroleras)