Empresarios extranjeros se fueron a comprar ganado en pie a Brasil

Por: 
CONtexto ganadero
24 de Septiembre 2018
compartir
Dejan de comprar en Colombia, empresarios que exportaban ganado en pie, ahora comprar en Brasil, devaluación del real, ventajas cambiarias, mejor valor, problemas de comercialización, reducción de precios, CONtexto Ganadero, noticias de ganadería colombiana.
“Hace 4 meses los empresarios extranjeros no compran en Colombia ganado entre los 250 kilogramos y 500 kg de peso”, dijo Alejandro Peláez. Foto: Valor Soja
Empresarios que venían a Colombia y compraban entre 6.000 y 9.000 bovinos mensuales para llevarlo a sus países, cambiaron la ruta y ahora paran sus barcos en Brasil. La razón, el precio del real se encuentra en descenso y prefirieron aprovechar ese momento para lograr una mayor rentabilidad en su negocio.
 
Los empresarios que compran ganado en pie para exportarlos a Egipto, Jordania, Líbano, Siria y Turquía, dejaron de comercializar en Colombia y se fueron para Brasil a aprovechar las ventajas de la devaluación de la moneda del país carioca debido a que este hecho macroeconómico les proporciona un mejor valor por cabeza.  (Lea: 36 mil novillos ha exportado Colombia a Medio Oriente en 2016)
 
Así lo reveló Andrés Jaramillo, presidente del Comité Departamental de Ganaderos de Caldas, quién a la vez dijo que, “esta situación ha generado un problema de comercialización de ganado macho en todo el territorio colombiano”.
 
Este acontecer está sobreaguando el mercado nacional del ganado y asimismo el de los subproductos cárnicos.
 
Según el dirigente, “los empresarios se fueron para aprovechar las oportunidades de negocios que habilita la pérdida de valor de una moneda en un país”.
 
No obstante, en el mercado colombiano ha ocasionado una reducción en el precio del ganado en todo el territorio nacional. En Caldas se ha mermado en $100 el kilo y en la Costa Atlántica en $200”.
 
Los más afectados
 
A su vez, José Gustavo de Silvestrini, Director Ejecutivo de Asoganorte indicó que, “es lamentable que las exportaciones no se puedan hacer porque no tenemos una tasa de cambio competitiva y debido a eso los compradores internacionales se van para donde les ofrecen un mejor precio en este caso al Brasil”.
 
Los ganaderos más afectados con esta situación son los de la Costa que son los proveedores naturales en este tipo de exportaciones.
 
Nos queda como experiencia seguir trabajando. Más que ganado en pie debemos vender producto transformado que es el que tiene valor a nivel internacional.
 
Es necesario buscar mercados en los que tengamos un mejor precio por nuestros productos. En los mercados a donde se exporta ganado en pie, no son los que más pagan por nuestros productos.
 
Nos van a exigir una serie de condiciones sanitarias en las que debemos trabajar de la mano del gobierno nacional para poder cumplirlas.
 
Hace 4 meses
 
Por su parte, Alejandro Peláez, directivo de Cencogan, empresa dedicada a la comercialización de ganado en el municipio de Buenavista en Córdoba, sostuvo que, “esa situación se presenta hace 4 meses y dejaron de comprar entre 6.000 y 9.000 reses mensuales”.
 
Usualmente compraban a los ganaderos colombianos bovinos entre 250 kilogramos y 500 kg de peso, es decir, adquirían novillos e igualmente semovientes para sacrificio. Antes de partir los empresarios compraban ganado a $4.450 el kilo”.  (Lea: Lo bueno y malo de exportar animales en pie en Colombia)
 
“Dicha coyuntura de mercado ha ocasionado la reducción del precio la cual ha sido de $300 el kilo a lo largo y ancho del país”.
 
Al referirse al tema, Jesús Emilio Herrera presidente de la Asociación de Empresarios Agropecuarios del sur del Cesar y Bolívar, comentó con preocupación que, “debido a la mala situación económica de Brasil vieron oportunidades de mayor beneficio en materia cambiaria y por lo tanto, no han vuelto a cargar sus barcos en Colombia”.
 
Es una situación difícil para los productores dedicados a la cría y ceba porque el ganado que dejó de salir se encuentra represado y al sacarlos a las subastas se genera una mayor demanda cuyo efecto es la perdida de precio. (Lea: Colombia exporta 6.700 novillos a Jordania por USD3 millones)
 
“Otro problema es que algunas ganaderías le cogieron el pulso a la demanda de los empresarios extranjeros y ajustaron sus esquemas productivos para tener inventario disponible en los momentos que pasaban a sus fincas a comprar, pero ahora se encuentran en problemas para su comercialización”, puntualizó el dirigente.