Explotación bufalina es posible a 1.530 metros sobre el nivel del mar

Por: 
CONtexto Ganadero
04 de Febrero 2015
compartir
círculo de excelencia bufalino
La siguiente visita del círculo de excelencia tendrá lugar en San Alberto. Foto: Diego Ríos / Fedegán.
Durante la segunda reunión del círculo de excelencia bufalino conformado en Santander, los productores tuvieron la oportunidad de desmentir un mito que existe en torno a dicho sistema productivo: la altura.
 
Los círculos de excelencia, iniciativa liderada por la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán y el Fondo Nacional del Ganado, FNG; vienen siendo replicados en Santander por los productores bufalinos de la región, en donde 12 de empresarios de dicho sistema productivo buscan convertirse en el modelo a seguir por el resto de bufaleros del departamento. (Lea: Bufalistas tuvieron un buen año, pero esperan un mejor 2015)
 
Los productores bufalinos vinculados a la Cooperativa de Bufaleros de Colombia, Cobúfalos, tuvieron su segunda reunión de los círculos de excelencia, encuentro que tuvo lugar el pasado viernes, 30 de enero, en la finca El Antojo, propiedad de Carlos Alberto Orejarena, un bufalero que tiene su explotación ubicada en el municipio de Guapotá.
 
Orejarena, habló con CONtexto Ganadero y explicó lo que viene haciendo en su predio, calificado por él mismo como pequeño, en el que vienen obteniendo muy buenos resultados especialmente en materia de lechería, ya que su hato tiene un promedio de 6 litros, y cuenta con 2 búfalas que están en un nivel entre los 9,3 y los 9,6 litros. (Lea: Primer círculo de excelencia bufalino ya trabaja en Santander)
 
“Participaron 12 personas vinculadas a la explotación bufalina, quienes conocieron la historia de la finca, las razones por las que estoy trabajando con esta clase de animales. Hice una radiografía completa de mi explotación basado en el software ganadero y los resultados que he venido obteniendo gracias a la suplementación”, explicó el productor, quien destacó el formato del círculo de excelencia ante las sugerencias y opiniones nuevas que escucha de sus colegas.
 
En dicha visita, según explicó Diego Ríos Jaimes, profesional en Gestión de Proyectos Estratégicos de Fedegán, fue posible comprobar que los sistemas bufalinos pueden establecerse en la altura, ya que El Antojo queda a 1.530 metros sobre el nivel del mar, desmintiendo el mito de que este tipo de animales solo pueden estar en trópico. (Lea: 5 ventajas de criar búfalos en Colombia)
 
“Fue una reunión muy interesante porque el productor tiene una lechería funcionando en el predio. Lo otro que vimos fue la capacidad de adaptación que tienen los ejemplares, ya que no están sumergidos como usualmente se cree, sino en potreros, por lo que no necesitan del agua para sobrevivir”, expuso el profesional.
 
En tanto, Erika Gualdron, directora ejecutiva de Cobúfalos, destacó lo que se viene haciendo de la mano de los círculos de excelencia y confirmó que las visitas continuarán a partir del 20 de febrero en la Agropecuaria Bucaru, empresa ubicada en San Alberto. (Lea: Búfalos, una ventaja productiva para Colombia)
 
“Nosotros estamos muy contentos con lo que se viene haciendo de la mano de Fedegán, con el uso que se le está dando al software ganadero, tomando registros y aplicando varios conceptos que nos han enseñado, buscando ser mejores, más eficientes y rentables”, puntualizó la dirigente regional.