Inseguridad y contrabando continúan afectando a ganaderos del Cesar

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Marzo 2018
compartir
Inseguridad en el Cesar, abigeato, carceo todos los días, contrabando de Venezuela, reuniones de seguridad, delegaron oficial que nunca ha llegado, Contexto Ganadero, noticias de ganadería colombiana.
“Hace menos de un mes se robaron 55 reses y no pasa nada”, dijo David Hernández Gómez. Foto: CONtexto ganadero.
La inseguridad en los municipios de Codazzi, San Diego, Becerril y La Paz, continúa en el departamento. El abigeato, carneo y contrabando, tienen resentida a la ganadería local.
 
“La petición que el Comité de Ganaderos de Codazzi enviara hace casi dos meses al comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Alberto José Mejía, para solicitar su intervención ante el problema de inseguridad que amenaza a esta región del Departamento del Cesar, recibió respuesta y designó a un oficial que nunca se ha presentado en la región”, así lo manifestó el presidente del gremio, David Hernández Gómez, quien a la vez, denunció que los problemas de delincuencia continúan en los municipios de Codazzi, San Diego, Becerril y La Paz. (Lea: Angustioso llamado hacen ganaderos y agricultores del Cesar a las fuerzas militares)
 
“Hace menos de un mes, los delincuentes ingresaron a una finca, amarraron a la gente y se llevaron 55 animales”, informó.
 
Además los ganaderos están siendo víctimas del carneo todos los días, es decir, que sacrifican reses en la finca y las despresan en el mismo predio.
 
“Ni siquiera con las reuniones de seguridad que tenemos con las autoridades regionales de manera permanente, ni los operativos, estos delitos disminuyen”, agregó. (Lea: El abigeato sigue golpeando a los ganaderos en el arranque del año)
 
Manifestó que los delincuentes están dejando en la ruina a los ganaderos. “Hay productores que han manifestado su decisión de abandonar la actividad obligados por la situación generalizada de inseguridad”, añadió.
 
Contrabando
 
Hernández Gómez, denunció que el contrabando de ganado procedente de Venezuela, es otro problema de gran escala que interviene de manera negativa en la economía del sector.
 
“Los intermediarios dedicados a la comercialización de ganado adquieren novillos de 400 kilos a $300 mil y los venden en $2 milones 800 mil”, explicó. (Lea: Preocupación en Codazzi por aumento de entrada de ganado venezolano)
 
Esa intervención en el mercado con reses que ingresan por la serranía de Perijá desde el vecino país, es otro desangre para la ganadería de la región.