Las pérdidas económicas que deja la Aftosa en el Magdalena medio

Por: 
Diego Castrillón Franco
14 de Julio 2017
compartir
asproleya, comité de ganaderos de la dorada, sugaberrío, subastas ganaderas, subasta de puerto berrío, subasta de cimitarra, aftosa, brote de aftosa, fiebre aftosa en Colombia, brote de aftosa en cundinamarca, yacopí cundinamarca, fiebre aftosa en cundinamarca, ICA, ica colombia, CONtexto ganadero, ganadería colombia, Ministerio de Agricultura
La cuarentena en Yacopí seria de 2 meses, mientras que en los otros municipios de 30 días. Durante ese tiempo no pueden entrar o salir animales entre dichas poblaciones. Foto: CONtexto ganadero.
El brote de la enfermedad que se presentó en Yacopí no solo dejó al descubierto los errores que se han cometido en materia de vacunación, sino otras falencias como la ausencia de una oficina del ICA en el municipio más grande de Cundinamarca o hasta la mala programación del ciclo contra el virus.
 
Sin embargo, la cuarentena que empezó a regir el pasado lunes 10 de julio no solo tiene en aprietos económicos a los productores de dicha población cundinamarquesa, sino que 12 municipios más, entre ellos grandes productores de ganado como Puerto Berrío, La Dorada o Cimitarra están paralizados. (Lea: ¿Qué sigue para Yacopí tras el brote de Aftosa?)
 
Ante la medida adoptada por el Instituto Colombiano Agropecuario, las pérdidas no se han hecho esperar, y aunque al unísono todos los consultados por CONtexto ganadero responden que son incalculables, son muchos los que se están viendo afectados por la aftosa.
 
Ganaderos, comerciantes, carniceros, lecheros, las subastas y los transportadores, esa es la cadena víctimas que deja la enfermedad que desde 2009 no hacía presencia en el país.
 
Tomás Guarín, vicepresidente de la Asociación de productores lecheros de Yacopí, Asproleya, ha estado al tanto de la situación desde que se confirmó la presencia de Aftosa en el municipio. Argumentó que son muchos los afectados por cuenta del brote, ya que la mayor parte de la población se dedica a la producción pecuaria, por lo que la enfermedad está generando una crisis económica y social. (Lea: “Ganado con aftosa en Yacopí era de los Llanos”, dice un productor)
 
Al consultarle por las pérdidas que viene ocasionando el virus, aseveró que los ganaderos yacopicenses comercializaban semanalmente en la feria que se organizaba todos los viernes entre 300 y 400 reses. Aunque el kilo por animal estaba en promedio en $4.200, dijo que muchas transacciones se hacían ‘al ojo’, o vendían la arroba entre $100 mil y $110 mil.
 
El inconveniente no para ahí, los carniceros de poblaciones aledañas (Útica, La Palma, Caparrapí o Topaipí) compraban sus animales en Yacopí para posteriormente faenarlos. Mientras que los lunes salían rumbo a Zipaquirá 3 o 4 camiones llenos de bovinos para ser sacrificados en esa zona de la sabana de cundiboyacense.
 
“Es mejor no hacer cálculos porque esos números alarman más, pero no crea que la crisis social que se avecina por cuenta de los problemas económicos va a ser leve. Ya casi no se consigue carne, o si la traen sería de Pacho, lo que podría ser un riesgo, pero ya hay un aumento del kilo que estaba en $6.000 y puede llegar hasta los $7.500. Mientras que el pollo y otros cárnicos también están al alza porque la gente aprovecha y quiere hacer su agosto”, lamentó. (Lea: Mal manejo de la vacunación sería la causa de Aftosa en Yacopí)
 
Guarín agradeció al ministro de Agricultura los alivios ofrecidos en cuanto a deudas y obligaciones con los bancos mientras la cuarentena, pues de lo contrario el panorama sería peor.
 
Pablo Londoño, presidente de la junta directiva del Comité de Ganaderos de La Dorada, también dijo que las pérdidas serían incalculables, especialmente para actividades como las subastas que se mueven en el municipio y en Puerto Salgar.
 
Aseveró que en promedio entre los 2 municipios movían unos 900 bovinos semanales, a eso se le deben sumar los cerca de 250 animales diarios que llegaban a la planta de Friogán en La Dorada que también se está viendo afectada por el brote de Aftosa. (Lea: Urgente: Confirmado nuevo brote de Aftosa en Colombia)
 
“Ellos están pagando los platos rotos de la cuarentena, así como los transportadores de ganado. No hay animales para movilizar y de esa actividad también dependen muchas personas. Son muchos actores involucrados, aunque los ganaderos son los principales afectados, la cadena es más amplia”, expuso.
 
Omaira Guisao, gerente de Sugaberrío prefirió no referirse a las cifras, pues la idea no es generar pánico entre los ganaderos, sino tratar de dar un parte de tranquilidad a pesar de la compleja situación que ha desencadenado el brote de fiebre aftosa en la zona.
 
Precisamente por cuenta de la enfermedad, la entidad dejará de recibir unos 7.000 animales durante la cuarentena en las 2 subastas que operan tanto en Puerto Berrío como en Cimitarra. (Lea: En 3 meses, ICA espera levantar suspensión por brote de aftosa)
 
Los animales llegan usualmente de esos 2 municipios y otros aledaños como Puerto Parra, Barrancabermeja o San Alberto. Pero ante la medida de la autoridad sanitaria esa fue la proyección que hicimos”, reveló.
 

Aunque las pérdidas son incalculables, los colombianos pueden hacerse una idea inicial del golpe que generara en la economía del país el brote de aftosa, porque no solo son los ganaderos los afectados sino que hay otra serie de actividades asociadas a los animales que también sienten el efecto del virus.