Minagricultura minimiza gravedad de brote de aftosa en Arauca

Por: 
CONtexto ganadero
24 de Junio 2017
compartir
fiebre aftosa, fiebre aftosa en colombia, brote de aftosa en arauca, brote de aftosa en tame, tame arauca, tame colombia, fiebre aftosa en colombia, josé félix lafaurie, ganadería, ganadería colombia, contexto ganadero
El dirigente lamentó la actitud del ministro de Agricultura frente al brote registrado en Arauca. Foto: CONtexto ganadero.
Fedegán advierte que se perderá el estatus sanitario y 8 años de continuidad sin brotes de Aftosa.
 
“El Ministro de Agricultura no puede salir con que un brote de fiebre aftosa ‘es mal muchos’, porque también le ha pasado a Uruguay, Brasil o Argentina, como afirmó ante los medios, para tratar de justificar y minimizar la gravedad del presentado en Tame, Arauca. Bien dice el dicho que eso ‘es consuelo de tontos”. Así se expresó el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie Rivera, frente al anuncio oficial por parte del ICA, de presencia de esta enfermedad detectada en la zona fronteriza con Venezuela. (Lea: Como “lamentable” calificó Lafaurie brote de aftosa en Arauca)
 
“La cosa es mucho más grave de lo que el ministro pretende mostrarle al país –precisó el dirigente gremial–. Se pierde la continuidad de 8 años consecutivos sin presentación de un brote en el territorio nacional; se pierde el camino ganado para la certificación de país libre de aftosa sin vacunación, que es la meta final del este proceso; se cierra la puerta a las exportaciones ganaderas y a los demorados procesos de admisibilidad sanitaria ante Estados Unidos y la Unión Europea principalmente”, agregó.
 
A su juicio, se pone en riesgo el capital social del Fondo Nacional del Ganado, hoy administrado bajo un nombre espurio –Cuenta Nacional de Carne y Leche–, en total desacato de la Ley 89 de 1993, por una entidad fiduciaria sin conocimiento, experiencia ni compromiso alguno.
 
Para el dirigente la condición de ‘país libre de aftosa con vacunación’ es un inmenso capital social de la ganadería colombiana, construido con el aporte de los ganaderos que contribuyen con la Cuota de Fomento, un porcentaje de la cual tiene destinación específica para la erradicación de la fiebre aftosa, desde que se expidió la Ley 395 de 1997. (Lea: Lafaurie alerta por incertidumbre del estatus sanitario colombiano)
 
Pésima celebración de los 20 años del Programa de Erradicación de la Fiebre Aftosa, el que por cuenta de un manejo irresponsable se pongan en riesgo 2 décadas de trabajo y de aportes que ya pueden alcanzar $700 mil millones”, lamentó.
 
El presidente de Fedegán recordó que a mediados de 2016, en la reunión de la COHEFA (Comisión Hemisférica de Fiebre Aftosa) en Paraguay, advirtió el riesgo de lo que hoy está sucediendo, por el desmantelamiento del equipo técnico de altas calidades que estuvo al frente de la operación del programa durante 18 años en la administración del Fondo Nacional del Ganado por parte de Fedegán.
 
Era mi obligación dejar esa constancia, precisamente porque fuimos obligados por el Gobierno a dejar ese gran patrimonio ganadero en manos inciertas”, aseveró y agregó “que entonces fui tratado de mezquino, irresponsable y traidor”. (Lea: La verdad sobre las cuentas de la vacuna en Fedegán)
 
Para Lafaurie Rivera, el ministro Iragorri no puede salir a dar explicaciones ligeras e irresponsables, como la de que ‘no se descarta que el virus provenga de Venezuela’. El brote se presentó, precisamente, en la ‘Zona de Alta Vigilancia’ –ZAV–, calificada y aceptada con esta condición por las autoridades sanitarias internacionales (OIE), precisamente por el riesgo de la condición sanitaria venezolana.
 
También era vital importancia mantener un control extremo y permanente, pero es evidente que se ha debilitado la red nacional de control sanitario construida y sostenida con esfuerzo durante 20 años.
 

Es el resultado del manejo politiquero que reemplazó al eminentemente equipo técnico que tuvo a su cargo el manejo operativo del Programa Nacional de Erradicación durante la administración de Fedegán, un programa que contaba con certificación internacional ISO de Calidad. ¿En qué andamos ahora? Nosotros seguiremos en lo que nos corresponde: convocar a los ganaderos a no bajar la guardia el esfuerzo sanitario, y denunciar también lo que sea necesario en defensa de los ganaderos colombianos. El ministro tendrá que responder y rendir cuentas por este descalabro”, concluyó el presidente de Fedegán. Lea: “Ojalá vehemencia de Iragorri fuera igual con problemas del sector”: Lafaurie)