Plantas forrajeras optimizan la nutrición del ganado en Colombia

Por: 
CONtexto Ganadero
15 de Marzo 2013
compartir
Botón de oro y hierba de guinea, opciones para nutritiva alimentación en bovinos.
Con estas plantas, los productores bovinos encuentran una eficiente y alternativa fuente de alimento para sus reses. Foto: CONtexto Ganadero.
Una investigación realizada por la Universidad Nacional determinó que el uso de hierba de guinea y el botón de oro en hatos ganaderos, hace más eficiente y rentable el uso del alimento de las reses y ayuda a una mejor productividad del sector en el país.
 
Se trata de la hierba de guinea y el botón de oro, dos especies que varios científicos de esta institución universitaria estudian en cuanto a las altas fuentes nutritivas que le ofrecen a los bovinos en Colombia. La primera, que puede alcanzar 3 metros de altura, es una planta nutritiva y bastante apetecida por los productores del país, pues puede llegar a mantener dos reses por hectárea.
 
La segunda, denominada científicamente como Tithonia diversifolia, puede llegar a medir hasta cinco metros y es conocida por sus grandes flores amarillas que destruyen los parásitos intestinales del ganado. Además, por sus hojas simples y alternas, es un excelente alimento para las reses. (Forraje y pastoreo, conceptos ligados a una mejor producción ganadera). 
 
Adalberto Triana Ruíz, un estudioso de estas dos plantas, asegura que “con este proyecto queremos evaluar el rendimiento de las dos especies por medio de cuatro tratamientos. Asimismo, estamos verificando sus contenidos ricos en proteína, materia seca, grasas y fibra, lo que podría transformarse en una alternativa factible de alimentación”.
 
Plantas con un doble propósito
De acuerdo con Sanin Ortiz Grisales, director del proyecto y docente del claustro universitario, con esta investigación se genera un beneficio para dos frentes: la ecología y los productores vacunos. “Por un lado, los arbustos ayudan a diversificar silvestremente los hatos y se generan varios captadores de carbono. Por el lado bovino, estas plantas ayudarán a los ganaderos a aumentar su oferta de alimento para sus reses y por ende su productividad”, agrega Ortiz Grisales. (Nariño aplica novedosos procesos para siembra de forrajes). 
 
En el país, estas dos plantas crecen en diferentes tipo de suelo: desde el nivel del mar, hasta .500 metros de elevación y en sitios con precipitaciones que fluctúan entre 800 y 5.000 mm. Zoraida Calle, investigadora de la Fundación Centro para la Investigación en Sistemas Sostenibles de Producción Agropecuaria, Cipav, en el área de Restauración Ecológica y Agroecología, concluye que “adicionalmente, estas plantas, en especial el botón de oro, tienen múltiples aplicaciones en la restauración ecológica de áreas degradadas debido a la facilidad con que cubre los suelos erosionados y forma densos mantos de raíces en terrenos inestables. Las franjas de botón de oro, en alta densidad, son muy útiles también para la prevención y control de las separaciones masales”.