¿Por qué se presentan inundaciones en el bajo Cauca?

Por: 
Periódico UNAL.
23 de Septiembre 2021
compartir
 Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, río Cauca, rio cauca en sucre, La Mojana, rio cauca la mojana, inundaciones rio cauca, inundaciones la mojana, por que se presentan inundaciones en la mojana, por que se desborda el rio cauca, emergencia la mojana, la mojana 2021
Las altas precipitaciones inciden sobre los ríos aumentando notablemente los niveles, caudales y cargas de sedimentos en suspensión provocando desbordes, crecientes, e inundaciones. Foto: Luis Acosta / AFP.

La noche del pasado 27 de agosto, empezó una gran inundación por cuenta de la ruptura de un dique en la margen izquierda del río Cauca, en el sector de Cara de Gato, jurisdicción del municipio de San Jacinto del Cauca, Bolívar.

 

Cerca de 3.000 familias de los municipios de San Jacinto del Cauca y Guaranda, Bolívar y Ayapel, Córdoba han sido afectadas por sus aguas. ¿Cuáles fueron esas condiciones naturales y antrópicas –por mano del hombre– que intervinieron en estas inundaciones? (Lea: La tragedia de la Mojana continúa agudizándose)

 

Entre los factores o condiciones naturales que intervinieron en las inundaciones en el bajo Cauca se resaltan:

 

Contexto hidrográfico. Los grandes ríos en sus cuencas bajas como en esta zona del río Cauca, presentan extensas llanuras con condiciones propicias a inundaciones naturales. El lecho mayor del río (canal por donde el río se puede mover o cubrir por sus aguas), las llanuras de inundación y las cubetas de las ciénagas son zonas naturales de amortiguación del río en periodos de aguas altas.

 

Condición geológica. Los lechos (cauce activo y lecho mayor) de los ríos de llanura como el Cauca, se componen de materiales litológicos como arenas y limos de baja resistencia a la erosión. En inmediaciones de llanuras de inundación y ciénagas los cauces se desarrollan naturalmente sobre sus márgenes diques (diques aluviales) que le permiten preservar su cauce sin desbordes. Estas estructuras son de composición predominante arcillosa y de unos pocos metros de ancho.

 

Condición geomorfológica. Una condición geomorfológica de cauces fluviales en zonas de llanura se presenta cuando el lecho río (cauce activo y lecho mayor) río se presenta más elevado o a mayor altura que una o sus dos márgenes. El río Cauca presenta una condición geomorfológica particular entre el sector de Nuevo Mundo de la vereda Colorado del municipio de Nechí y San Jacinto del Cauca, Bolívar. Aquí el lecho activo del río está a una altura mayor 39-31 msnm que sus márgenes y laderas occidentales que vierten al río San Jorge y la Ciénaga de Ayapel a alturas de 20 a 18 msnm. Esta condición del cauce activo la hace altamente susceptible a formar rompederos (ruptura de diques aluviales) con grandes chorros de agua hacia estas partes más bajas. (Columna: Columna de Opinión: SOS por La Mojana)

 

Condición morfodinámica. Los ríos en llanuras bajas, por su bajo gradiente presentan movimientos dentro del lecho mayor por migración frontal o lateral de cauce en forma de meandros (curvas que describe el curso medio-bajo de un río). El cauce puede cambiar en un periodo de tiempo determinado de su margen derecha a la izquierda produciendo procesos de erosión o sedimentación diferenciales. En el sector de Cara de Gato se puede observar que el río Cauca migró desde 1985 su margen derecha a bordear su margen izquierda con una tendencia de cierre de su meandro que también se mueve frontalmente hacia el noreste.

 

Condición erosiva. Los ríos de llanura se mueven en su lecho mayor en su equilibrio hidrológico y sedimentológico formando diferentes patrones o configuraciones rectilíneas o meandricas o sinuosas. Cuando el cauce activo incide sobre el borde del lecho mayor del río ejerce una mayor fuerza de los procesos erosivos en los diques o márgenes como ocurre en los sectores de Mundo Nuevo, Santa Anita, Pedro Ignacio, Cara de Gato y San Jacinto del Cauca.

 

Condición climática.Algunos factores hidroclimáticos detonantes de crecientes de los cauces en zonas de llanuras se asocian con fenómenos de variabilidad climática como La Niña, el cual, por efectos del enfriamiento de las aguas del Pacífico central, origina en la zona continental un alto incremento de las lluvias. Estas altas precipitaciones inciden sobre los ríos aumentando notablemente los niveles, caudales y cargas de sedimentos en suspensión provocando desbordes, crecientes, e inundaciones. (Lea: Lafaurie pide al presidente Duque declarar situación de desastre nacional en La Mojana)

 

Los efectos de estos fenómenos fueron altamente incidentes a finales de 2010 y principios de 2011, en 2017 y recientemente en 2021. Entre 1976 y 2021, el río Cauca entre Caucasia y su desembocadura al río Magdalena –en inmediaciones de la población de Pinillos– presenta cerca de 50 puntos con registros de inundaciones por desbordes y rompederos fuera de su lecho mayor. Gran parte de estos eventos ocurrieron durante el fenómeno de variabilidad climática La Niña, ocurrido en 2010 y principios de 2011.

 

Inundaciones en el bajo Cauca asociadas al fenómeno La Niña

 

Cuando se presentó este fenómeno a finales de 2010 y principios de 2011, se registraron 5 rompederos, tres de ellos en 2011 sobre la margen izquierda del río Cauca en jurisdicción del municipio de Nechí denominados por su localización geográfica como Nuevo Mundo, Santa Anita y Pedro Ignacio.

 

El flujo de agua de los rompederos de Nuevo Mundo y Santa Anita se unen a 11 km desde Nuevo Mundo y 4 km desde Santa Anita para formar un único flujo que recorre 60 km. Esta inundación llegó hasta la cubeta de la Ciénaga de Ayapel en el municipio del mismo nombre en  Córdoba. Estos flujos cubrieron una superficie total de 278,7 km2, como se observa en la figura 3. (Lea: Ganaderos piden compensaciones por terrenos que el río Cauca se llevó)

 

Esto indica la recurrencia de rompederos e inundaciones en el sector Nechí – San Jacinto del Cauca asociados al fenómeno de La Niña en sectores con condiciones geológicas y geomorfológicas altamente susceptibles. Así lo explica la figura 3.

El caso del rompedero de Cara de Gato-San Jacinto

 

El evento La Niña de 2020 a 2021 ha sido categorizado por organismos meteorológicos mundiales y nacionales como el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), como de intensidad leve a moderada, produciendo crecientes en los ríos e inundaciones en varios sectores de la región de la Mojana por los ríos Magdalena y Cauca. El principal evento es el de Cara de Gato, San Jacinto del Cauca.

 

Las condiciones explicadas aplican en su totalidad para el evento de rompedero e inundaciones presentado en Cara de Gato-San Jacinto del Cauca el 27 de agosto del 2021. (Lea: 350 mil animales están en riesgo por situación actual del Río Cauca)

 

El río Cauca en este sector de Cara de Gato es más alto (31 msnm), que sus laderas y llanuras de la margen izquierda llegando a unos 25 msnm en la cubeta de la Ciénaga de Ayapel, lo cual propició el flujo de agua y las inundaciones en estas zonas bajas.

 

Los registros de cauces multitemporales en el sector de Cara de Gato y otros meandros indican una alta dinámica fluvial en este sector, con la migración del cauce activo de la margen derecha del lecho mayor hacia su margen izquierda. Igualmente, entre 1985 y 2021 ocurrió la formación de un meandro que se cierra en el sector del rompedero y presenta una migración frontal hacia el noreste en su proceso de cierre presionando las orillas de esta margen. Está dinámica natural y la presencia de la vía en su costado norte ha impedido la movilidad de este meandro ocasionando el rompedero e inundaciones. Así lo explica la figura 4.

El rompedero denominado Cara de Gato, presenta una ruptura en una longitud de unos 500 m; formó dos flujos o chorros de agua en dirección noroeste alcanzando una longitud de unos 31 km por el sector sur, inundando principalmente las llanuras de Ayapel, Córdoba y el corredor norte alcanzaba a la fecha del 2 de septiembre una longitud de 33 km afectando parte de los municipios de Majagual y San Benito de Abal. Al 29 de agosto la inundación había afectado una superficie de unos 112,151 km2 y al 2 de septiembre ya cubría una superficie de 320,114 km2. Así lo explica la figura 5. (Lea: Gobierno se compromete financieramente para solucionar las inundaciones de La Mojana)

El Gobierno nacional anunció la inversión de más de 1 billón de pesos para el control de las inundaciones en la zona de la Mojana –con la construcción de un dique longitudinal de unos 57 km por la margen izquierda del río Cauca y 5 compuertas– por lo cual es importante tener en cuenta para estas obras un buen conocimiento del comportamiento natural de las zonas fluviales a intervenir y los sistemas de amortiguación y conexión con las llanuras y ciénagas para no afectar el equilibrio de su sistema fluvial y lacustre de la zona. Igualmente es importante corregir los trazos de la vía que existen al interior del lecho mayor del río Cauca que impiden la movilidad del río.

 

Fuente: Germán Vargas Cuervo. Profesor del Departamento de Geografía de la Universidad Nacional.