Sequía y enfermedades están afectando a la ganadería del Urabá Grande

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Mayo 2019
compartir
Clima seco, Sequía, reportes, importancia, gracias, lograr, comercializar, afectaciones, ganado, Ganadería, ganaderos, insumos, precios, bajos precios, influye, márgenes, rentabilidad, cambio climático elevados, filo, centavo, no retribuye, desarrollo, pequeños ganaderos, enfermedades, bovinos, hatos, vacas, CONtexto ganadero, ganaderos colombia, noticias ganaderas colombia
La sequía y enfermedades en el hato ocasionan grandes pérdidas productivas en en el sector ganadero. Foto: Milenio - elsemaforoycontravia.com

La extensa sequía en la región y las enfermedades en el hato son los grandes problemas que atraviesan y por lo que solicitan ayuda para mitigar los efectos negativos que llevan a pérdidas al sector.
 

Según Leandro Herrera Pérez, miembro de la Asociación de Ganaderos Urabá Grande (Aganar), hay un reporte de clima seco muy fuerte en la región que afecta a los ganados. Sin embargo, se logra comercializar los ganados flacos en estos tiempos gracias a las Subastas Ganaderas de Urabá Grande, Suganar S.A.. (Lea: Casco urbano de Sabanalarga presenta fuertes lluvias mientras el sector rural la espera)

 

Lo que si se han afectado son los precios del ganado de carne y de leche, porque están muy por debajo de los precios de los insumos, lo que sin duda influye en los márgenes de rentabilidad que deberían ser más elevados, aseguró Herrera.
 

Los ganaderos estamos trabajando en el filo de la navaja, economías de centavo prácticamente”, agregó.
 

“Yo también tengo ganadería en la Costa Atlántica, específicamente en el César y la preocupación es muy alta. Estamos con 5 o 6 grados centígrados por encima de lo normal y necesariamente se necesita regresar al silvopastoreo, a los bosques, a los rastrojos, y no volver al tema de la ganadería paisajista de solo pasto”, aseveró Herrera. (Lea: Grave sequía tiene en jaque a los productores en varias regiones del país)
 

Herrera enfatizó, en que las enfermedades que están afectando el hato –como lo son los hemoparásitos, cojeras–, cada vez se vuelven más graves.

 

También las enfermedades reproductivas, que son silenciosas, que nadie las nota, pero en los registros de porcentaje de natalidad e intervalo entrepartos es donde se ven muchos abortos no detectados y esto obedece a enfermedades reproductivas IBR y otras, aseveró Herrera.
 

Todo esto, combinado, sin duda alguna afecta la producción y a los productores de una manera crítica.
 

Es necesario tomar control sobre todas estas fallas que se están presentando en la ganadería o sin duda alguna, no va a ser viable seguir trabajando en esto, puntualizó Herrera. (Lea: Urabá antioqueño tendrá montaje de 5 sistemas silvopastoriles)