Trashumancia obligada de los ganaderos en Ayapel

Por: 
CONtexto Ganadero
10 de Mayo 2013
compartir
Trashumancia ganadera
Productores bovinos de Ayapel ven en la trashumancia la salida para que sus reses no mueran. Foto: Archivo.
Los productores bovinos del municipio cordobés, alertados por el aumento del caudal del río Cauca, han comenzado a buscar tierras altas para llevar allí a sus reses. La Alcaldía comenzar a estudiar cómo mitigar el impacto climático.
 
Las lluvias que han comenzado a caer en los últimos días en el municipio de Ayapel, en Córdoba, han generado zozobra en la población ganadera, pues ya se vislumbra una inundación a gran escala. El concejal Abel Regino, comunicó que los niveles del río Cauca están creciendo aceleradamente y el agua se está metiendo por las zonas que todavía están sin cerrar.
 
El agua tiene parcialmente inundados varios caseríos, como es el caso de Seheve, Sincelejito, Alfonso López, Cecilia, Caño Prieto, Opales y Nariño, todo ellos situados en las tierras bajas del municipio de Ayapel”, agregó Regino.
 
El pasado jueves 9 de mayo, los ganaderos comenzaron a realizar la trashumancia: vacas, animales de finca y enseres personales fueron llevados a las zonas altas del municipio, con el objetivo de ponerlos a salvo de los que podría venir. (Ganaderos de Atlántico recurren a trashumancia para alimentar reses). 
 
Por su parte, el mayor Raúl Antonio Gómez Patiño director seccional de la Defensa Civil en Córdoba, aseguró que los voluntarios de la entidad en el municipio no tenían información sobre estos desbordamientos, pero que el fenómeno que azota al municipio por esta época es devastador para los forrajes y los hatos en general.
 
"Esas comunidades, como están alejadas del casco urbano del municipio de Ayapel, tienen un difícil acceso. En varias ocasiones, los voluntarios no tienen medios para llegar y verificar las informaciones. Es por ello que le pedimos a las Alcaldías municipales que pongan su grano de arena y aporten el combustible o los transportes de los voluntarios que atienden este tipo de emergencias", añadió el mayor Gómez Patiño.
 
Elkin Arango Jaramillo, profesional en Gestión Productiva y Salud Animal de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, informó que aparte de la lluvia, el otro problema que aqueja a los ganaderos de esta región, es la falta de una bodega que ayude a mitigar el impacto que deja esta época crítica en los hatos. (Trashumancia ganadera, una alternativa para enfrentar el verano y la sequía). 
 
Antes, los productores bovinos contaban con una bodega en Caucaia, pero ya no existe. Ahora, desafortunadamente no tenemos cómo suplir las necesidades. La preocupación es grande, pues de las 64mil cabezas de ganado que tenía la zona baja de Ayapel en 2010, ya no quedan sino 10 mil, aproximadamente. El resto se ha comenzado a ir para buscar mejores climas”, concluyó Arango Jaramillo.
 
Desde la Alcaldía del municipio se informó que se comenzarán a verificar los casos para que las autoridades competentes se dirijan hasta los lugares críticos y se estudie la forma de mejorar las condiciones.