Una Colombia agropecuaria busca blindarse del fenómeno de El Niño

Por: 
CONtexto Ganadero
03 de Junio 2014
compartir
ganado sin comida
Los ganaderos necesitan guardar reservas de agua para la época crítica. Foto: CONtexto Ganadero.
Ante la anunciada ola de calor que golpeará las regiones Caribe, Pacífica y Andina del país, los productores comienzan a plantear estrategias para guarecer sus predios y animales.
 
En días pasados el director general del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, IGAC, Juan Antonio Nieto Escalante, advirtió que si los agricultores y campesinos colombianos no realizan adecuadas prácticas de manejo en las tierras, y esencialmente sobre las plantas cultivadas, los efectos del Fenómeno de El Niño, que estaría comenzado a finales de junio, podrían ser catastróficos sobre los suelos y generar consecuencias adversas.
 
Frente a esto, los diferentes departamentos colombianos ya han comenzado a plantear diferentes estrategias y han hecho un llamado de alerta para los productores agropecuarios en los municipios para hacerle frente a esta nueva ola de calor. (Lea: Fenómeno de El Niño no se vería afectado por cambio climático, según estudio)
 
Las Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible fueron las primeras entidades en emprender campañas de sensibilización frente al fenómeno natural,. Iniciaron con la realización de los ‘Talleres Informativos, Seguimiento, Efectos Climáticos y sus Impactos’, en asocio y con el liderazgo del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam.
 
Esta serie de talleres, realizados en Santa Marta, Cali, Manizales, Ibagué, Bucaramanga, Yopal, Bogotá y Medellín, en las sedes de las Corporaciones Autónomas Regionales, busca hacer un llamado para que alcaldes, gobernadores y la comunidad en general atiendan las recomendaciones de las autoridades competentes frente el uso del recurso hídrico, activen planes de prevención y consulten permanentemente la información meteorológica”, explicó Ramón Leal Leal, director ejecutivo de Asocars.
 
Las tres zonas que más se verían afectadas por este fenómeno, son las regiones Caribe, Pacífica y Andina. Una ola de calor podría afectar los cultivos y las explotaciones ganaderas pues, además de dejar sin lluvia los departamentos en esta parte del país, no ayudarían a la reactivación de ríos y quebradas que están secas desde octubre de 2013. (Lea: Ganaderos, prepárense para el fenómeno de El Niño)
 
Zona Andina pide estudiar los ciclos productivos
 
La región Andina, una de las zonas del país que más se podría ver afectada con este fenómeno, comenzó desde ya a realizar una planeación para que el agua no se agote y evitar así una posible escasez de productos pecuarios y agrícolas.
 
En Boyacá, uno de los departamentos andinos, anunciaron el llamado a los alcaldes de los 123 municipios, para que activen los planes de contingencia ante la ocurrencia del Fenómeno de El Niño. El anuncio lo hizo Alirio Rozo Millán, director del Consejo Departamental de Gestión de Riesgo, quien advirtió la problemática que acarrearía esta ola de calor. (Lea: Y llegó el Fenómeno de El Niño)
 
A los agricultores les aconsejamos abastecerse de forrajes y localizar el agua con la que van a abastecer a su ganado, lo mismo que mirar el ciclo productivo de los diferentes cultivos que se van a sembrar”, señaló Rozo Millán.
 
Zona Pacífica, centrada en las fuentes hídricas
 
En la zona Pacífica, la mayoría de los suelos de la región tienen una alta capacidad de retención de humedad por el tipo de arcilla presente y los altos contenidos de materia orgánica. Sin embargo, estos requieren mantener contenidos adecuados de agua para que no se endurezcan, y así no causen estrés hídrico a las plantas y rotura de las raíces por el agrietamiento.
 
Frente a esto, Luis Albeiro Villaquirán Burbano, director de la Corporación Autónoma Regional del Cauca, emitió una resolución con el fin de que adopten las medidas y acciones para la reducción del riesgo de desastres por el potencial desabastecimiento de agua, disminución de la cantidad y deterioro de la calidad en las fuentes hídricas superficiales generadas por el fenómeno de variabilidad climática que se registra.
 
Se prohibió la utilización de aguas superficiales para los siguientes usos: llenado de piscinas, lavado de vehículos. Asimismo, se les pide a los habitantes implementar formas de ahorro y cuidado del agua”, señala el documento. (Lea: Las impactantes consecuencias que deja el intenso verano y la sequía en Colombia)
 
Zona Caribe, a abastecerse de agua
 
El fenómeno de El Niño conllevará una disminución de las lluvias en la región Caribe, lo que afectará el caudal de las fuentes de agua, con lo cual se puede ver afectado el abastecimiento de este líquido y la falta de forrajes para las reses.
 
Los departamentos de La Guajira, Cesar, Atlántico y algunos sectores de Magdalena y Sucre tienen ese riesgo. Frente a esto, José Fernando Tirado Hernández, director de la Corporación de los Valles del Sinú y del San Jorge, asegura que frente al posible desabastecimiento del líquido vital, especialmente en las zonas rurales, hace falta una preparación. (Lea: Del elevado calor al intenso frío, Colombia afronta temperaturas extremas)
 
Estamos generando una alerta porque es necesario prepararse. Por eso, hacemos un llamado a las principales entidades rectoras y productivas de la región cordobesa, para aunar esfuerzos en pro de comunicar y preparar a los distintos líderes de asociaciones y agremiaciones en la temática del cambio climático y su impacto”, culminó Tirado Hernández.
 
De esta forma, se puede entrever que en las regiones en donde más afectaría negativamente el fenómeno de El Niño ya se empiezan a tomar medidas para que los cultivos y los predios ganaderos no vean en declive su productividad.